23 de febrero de 2008

Reseña: Blade #1

Tu tienda de cómics en Ciudad Real

Título en España: Blade #1: Civil War
Título en EEUU: Blade vol.3 nº 1 & Blade vol.3 nº 2 & Blade vol.3 nº 3 & Blade vol.3 nº 4 & Blade vol.3 nº 5 & Blade vol.3 nº 6
Formato: Tomo cubiertas cartoné, color, 144 páginas
Precio: 9.25 €
Editorial: Panini Cómics

Reseña:

Uno de los personajes más conocidos por el público en general, poco acostumbrado a la lectura de cómics de superhéroes es Blade. Como en muchos casos, Marvel Comics vendió los derechos del personaje a una productora cinematográfica que ha llegado a sacar tres películas con Wesley Snipes como actor encargado de dar vida en la gran pantalla al cazadro de vampiros marvelita por excelencia. Curiosamente, las películas sí que cosecharon cierto éxito, lo que no se puede afirmar de los cómics. Las ventas no han acompañado a Blade en su andadura, pero eso no es óbice para que, en La Casa de las Ideas, probaran a sacar un nuevo volumen con las aventuras de Daywalker.

Para relanzar una colección como ésta, en Marvel nadie se quiso pillar las manos y buscaron un guionista que fuese capaz de darle el empujón definitivo que necesitaba la serie para llegar a cuantos más fans y lectores potenciales mejor. La tarea recayó en Marc Guggenheim, el guionista que hizo la miniserie de "Hyperion contra Nighthawk" y un escritor habitual en la serie regular de Lobezno. Un guionista venido del mundo de la televisión después de haber colaborado en series como CSI: Miami o Ley y Orden. Un historial nada desdeñable desde ningún punto de vista, pero una tarea que se presentaba bastante difícil de llevar a cabo vistos los antecedentes. Yo mismo, me compré el primer tomo de esta colección dudando que fuera a continuarla cuando saliera el siguiente, y empecé a leerlo con la expectación que me suscitaba el comprobar de qué eran capaces en Marvel con un Blade totalmente integrado en el mundo de los superhéroes.

La primera impresión que tuve cuando iba por el segundo capítulo es que Guggenheim estaba más preocupado por demostrar que Blade podía convivir en el Universo Marvel con el resto de héroes como Spiderman (el cual hace un cameo en el primer número USA del tomo) o villanos como el Doctor Muerte (que sale en el segundo). Sin embargo, esa idea se me quitó pronto de la cabeza cuando, a medida que avanzaba la lectura, iba disfrutando más y más del volumen que tenía en mis manos. El principio es un poco flojo y los dibujos no ayudan nada, Howard Chaykin no firma una de sus mejores obras, precisamente, pero la historia va de menos a más y termina muchísimo mejor que empieza. De acabar con un helitransporte plagado de vampiros, Blade pasa a enfrentarse a un demonio que toma posesión de cuerpos inocentes para hacer sus fechorías en plena Navidad. En la variedad está el gusto, que diría el refrán. Bueno, pues la variedad de las historias que envuelven las aventuras de Blade (que, en definitiva, acaban siempre con el protagonista enfrentándose a los chupasangre de turno), hacen que enganche mucho más de lo que, a priori, podría parecernos.

Uno de los puntos fuertes de este cómic (y de la colección si sigue en este tono) es que Guggenheim va alternando los sucesos del presente con una serie de flashbacks del pasado de Eric Brooks (el nombre civil de Blade). Además, está hecho de tal forma que ambas siguen una línea argumental coherente y se combinan a las mil maravillas. Una sirve de complemento a la otra, por lo que no da la impresión de que se vayan pisando la una a la otra. De hecho, en cada número se puede leer un relato unitario, sin necesidad de haber leído nada anterior ni estar pendiente de qué pudiera pasar más adelante, pero los pequeños detalles, así como los pasos lógicos que va dando el protagonista a lo largo del cómic nos hacen notar la existencia de una trama principal que subyace debajo de todo lo demás.

El título de este primer volumen de la nueva colección del cazador de vampiros es: "Civil War". Debo reconocer que me parece muy inadecuado, y que en Panini sólo lo han usado como un reclamo para compradores completistas. Es cierto que Blade tiene su propio cruce con la gran saga-crossover que es Civil War, además de con Lobezno, pero eso sólo es en un capítulo y poco o nada aporta a la perspectiva general de la serie. Es interesante, una excusa más para buscar el enfrentamiento de uno de los personajes franquicia de Marvel -Logan- con el protagonista de la serie de turno, e incluso está al nivel del resto de historias del tomo, pero nada fuera de los normal.

Por último, el dibujante Howard Chaykin que, como ya he comentado más arriba, a pesar de ser un artista reconocido por el público y la crítica, no es que haga su mejor papel en esta serie. No sé si será que en las viñetas hay muestras de que se haya apresurado demasiado o que haya tenido problemas con el personaje y el guión, pero parece que siempre elige la expresión facial o el ángulo menos adecuado para lo que quiere mostrar. En algunos momenos parece que la acción da saltos, además de que su estilo nunca me ha llegado a convencer. A mi parecer, uno de los grandes puntos en contra de este cómic, el dibujo.

En definitiva, ha sido una grata sorpresa el haber leído un cómic de Blade del que esperaba poco y me ha dado más de lo que hubiera pensado. No es nada innovador, eso es cierto, pero sí que guarda cierto nivel en el guión que se agradece últimamente.

7/10

Reseñas relacionadas:
MAX: Punisher #6
Wetworks #1
Marvel Zombies
El Caballero Luna #1
X-Statix presenta Chica Muerta

2 comentarios:

Yota dijo...

Menos mal que por fin leo alguna reseña positiva de este tomo, a mi lo cierto es que me gustó bastante.

Miguel N4 dijo...

A mí me extraña igual que a ti. Este cómic no me parece, ni de lejos, tan malo como lo han pintado en otros blogs. Incluso si tuviera un dibujo mucho más vistoso, más nota le habría puesto...

Related Posts with Thumbnails