8 de marzo de 2008

Reseña: Los Nuevos Thunderbolts #5

Tu tienda de cómics en Ciudad Real

Título en España: Los Nuevos Thunderbolts #5: Sed de poder
Título en EEUU: Thunderbolts nº 106 & Thunderbolts nº 107 & Thunderbolts nº 108 & Thunderbolts nº 109
Formato: Tomo tapa rústica, color, 96 páginas
Precio: 7.75 €
Editorial: Panini Cómics

Reseña:

Final de la etapa de Fabian Nicieza a la cabeza de esta nueva encarnación de los Thunderbolts antes de que Warren Ellis recoja el testigo para darle un rumbo completamente diferente a la filosofía del grupo de villanos reformados. Debido a ello, en este quinto volumen se recopilan los cuatro últimos números USA que cerraron todas las líneas argumentales que Nicieza empezara años atrás.

Recuerdo el momento en el que el primer tomo de "Los Nuevos Thunderbolts" salió a la venta aquí en España. La verdad es que, tras leerlo, me sorprendió debido a su frescura y a la innovación de contenido. Parecía que Nicieza había sido capaz de dar con la tecla adecuada y yo creía que el escritor sería capaz de colocar su colección como uno de los referentes dentro de todos los cómics Marvel. Meses más tarde llegó el segundo en el cual se siguió una línea continuista pero que no evitó el declive de la serie, un bajón de nivel que experimentó su mayor ejemplo con el tercer tomo. Crossovers de distinta índole (Dinastía de M, Civil War...) provocaban que la serie tuviera que girar y variar debido a los distintos argumentos que aparecían. Sin embargo, Nicieza demostró, ya en el cuarto número que, aunque se había dedicado durante muchos números a dar pasos en falso y constantes rodeos, tenía una idea bien marcada de hacia dónde quería llevar la serie. Fue incluyendo al Escuadrón Supremo, al Barón Zemo y al Gran Maestro en las aventuras del grupo, variando también la formación de éste logrando una amalgama de personalidades, aunque haciendo especial énfasis en los indiscutibles Pájaro Cantor, Mach IV y Hombre Radiactivo. Es cierto que no pudo mantener el ritmo con el que empezó con todo lo que prometía, pero no dejó caer la serie y se agarró al último clavo ardiendo que le surgió.

Así pues llegamos a este quinto volumen en el cual se nota que Nicieza consigue que ningún evento editorial interfiera en su guión. En plena Civil War se desata el verdadero y encarnizado enfrentamiento entre Helmut Zemo y el Gran Maestro con los Thunderbolts de por medio. A pesar de que todos los héroes estaban divididos en dos bandos luchando en su guerra particular y a pesar de que un ejército de supervillanos pagados por el gobierno de Estados Unidos pulula por el Universo Marvel, Nicieza es capaz de encajar toda su historia dentro de la continuidad. Un mérito que hay que reconocerle, pues muchos escritores actuales bien se hubieran saltado muchos detalles a la torera.

Pero para mí hay un factor decisivo que me ha hecho considerar este final como uno de los mejores números de toda la colección. Desde que Joe Quesada se convirtiera en editor jefe de Marvel, las historias del estilo de Guanteletes Cósmicos y Gemas del Infinito parecían completamente olvidadas por los guionistas de la plantilla de la editorial. El público parecía preferir el Spiderman de JMS, los X-Men de Morrison y el Daredevil de Bendis... Así que no había sitio para que grandes seres cercanos a la divinidad pusieran en peligro el planeta. Hasta una Secret War mucho más reciente poco tuvo que ver con las largamente recordadas Secret Wars originales. Pero este final incluye a un Zemo endiosado de poder, capaz de doblegar la realidad casi a su voluntad, rodeado de un grupo de héroes que fueran villanos en su día y que, en mayor o menor medida, han ido siendo desarrollados por el autor que ha concebido esta historia. Este final incluye al Gran Maestro enfrentando al Escuadrón Supremo con los Thunderbolts. Y este final tiene unas dosis épicas dignas de muchas historias galácticas más clásicas de la Marvel. Sólo por la nostalgia que me ha producido leer un cómic así (de los que no abundan últimamente por esta editorial), ya me ha merecido la pena aguantar la serie completa a pesar de sus altibajos.

Otro factor a tener en cuenta y que sólo he comentado de pasada es que esta nueva etapa de los T-Bolts (que comenzó como un nuevo volumen pero que pronto abandonó su nueva numeración para recuperar la anterior cuando estaba cercana al número 100 uniendo los números actuales con los antiguos), se puede entender como un todo. No sólo porque Tom Grummett ha sido el dibujante de la práctica totalidad de los números USA que la componen, sino también porque Fabian Nicieza ha sabido llevar por el camino que le ha parecido correcto una historia que tenía unos puntos que cumplir y muchos capítulos libre entre esos puntos en los cuales colar relatos propios o cruces preestablecidos por las altas esferas. Así pues, dentro de un tiempo me releeré esto y espero que mejore. Porque, cuando un escritor logra realizar un "todo" de este estilo, siempre hace posible que sea mejor en segunda o tercera lectura que en la primera.

De Tom Grummett ya no puedo añadir nada más. Un dibujante digno y espectacular que ha tenido la suerte de contar coloristas que han sabido entender su dibujo de la forma adecuada para que luzca tan bien como lo hace en las páginas del cómic. Un narrador que ha sabido adaptarse al tempo de la historia. Con tantas dosis de rayos y fuerza galáctica como tenía este quinto tomo, este artista no ha parecido bajar un ápice su nivel.

Por último, quizá la nota final pueda parece engañosa. Este cómic no es tan bueno como lo puntúan pero debéis perdonarme que, en esta ocasión, se me vaya un pelín la mano: el factor nostalgia y el ilusionante final (sabiendo lo que nos deparó en forma de serie regular en grapa) han sido decisivos.

8/10

Reseñas relacionadas:
Los Nuevos Thunderbolts #4
Los Nuevos Thunderbolts #3
Hulk #11 Planeta Hulk #3
Marvel Zombies
Nextwave #1

2 comentarios:

Yota dijo...

Para mi este cómic tiene uno de los diálogos más bonitos y emotivos que he leído en años.

Cuando Melissa y Abe se están despidiendo y ella le dice a él "Gracias por ayudarme a madurar" a lo que él contesta "No, gracias a ti por obligarme a madurar"

No se, creo que tiene mucha garra.

Miguel N4 dijo...

Y desde luego, a mí me da más que han ido a cargarse todo lo que había hecho Nicieza en tantos meses en el peor momento, porque era cuando estaba funcionando de verdad.

Aunque claro, visto por lo que nos lo cambiaron, cuesta decidir cuál es mejor.

Related Posts with Thumbnails