20 de marzo de 2008

ReseñaTV: Veronica Mars (1ª temporada)

Creador: Rob Thomas
Cadena de TV USA: The CW
Recomendada por: Joss Whedon
Número de Episodios: 22
Duración: 40 minutos aprox.

Reseña:

En primer lugar, debeo comentar un par de aspectos que han dado lugar a que, al final, me decidiera a ver esta serie de una vez por todas. El primero fue que, sorprendentemente y, a pesar de ser una serie claramente para adolescentes, el fandom la tenía en un alto estima, por lo que me hicieron dudar de si los capítulos esporádicos que había visto cuando la echaban en abierto por televisión me habían pasado desapercibidos debido a mi poca paciencia a la hora de aguantar anuncios. El segundo, que tras leer la sinopsis de la serie, me parecía lo suficientemente interesante como para darle una pequeña oportunidad. Ahora que ya he visto completa la primera temporada, creo que puedo escribir sobre ello.

En primer lugar, salta a la vista que, como ya he comentado, la serie de Veronica Mars está hecha para un público determinado, aunque la han disfrazado tan bien que la trama me hace plantearme si la madurez de los guiones es algo más de lo que puedes percibir al principio. Sin embargo, todas las grandes ideas, que dan lugar a grandes episodios, son más tarde agua de borrajas porque es mejor tirar por una línea argumental que incluya algún lío de la protagonista con alguno de sus compañeros de clase. El planteamiento inicial es que, Keith Mars, el padre de Veronica, era el sheriff de Neptune pero se encontró con el asesinato de la mejor amiga de su hija, Lilly Kane, y se empeñó en investigarlo sin aceptar las pruebas que demostraban que el hombre juzgado por el asesinato de la chica no era el culpable. Ahora Keith Mars es un investigador privado y sigue, en secreto, con la investigación que comenzara tiempo atrás. Por supuesto, Veronica tiene unas dotes detectivesticas brillantes, por lo que trabaja ayudando a su padre e investigando, también por su cuenta, el asesinato de su amiga.

El argumento es bueno, Veronica compagina su trabajo con su padre con las repetidas ayudas a algunos de sus compañeros de instituto -donde es repudiada- que dan lugar a la solución de casos en un capítulo. A veces me hace pensar que los capítulos de relleno con la chica intentando descubrir quién robó la mascota del instituto son mejores que los que dedican a avanzar en el tema principal de esta primera temporada. Porque, si hay algo que me parece genial es que en el último capítulo cierren todas las líneas argumentales (o casi todas), pero no deja una sensación desesperante de esperar a ver qué ocurrirá en el futuro. De hecho, la serie finalizó su emisión en la tercera temporada, así que no parece que se estire demasiado el chicle (la verdad, no hay mucho más de lo que estirar). Como apoyos a la investigación del asesinato de Lilly tenemos el misterio de la extraña noche donde Veronica fue drogada y violada; el abandono de la madre de ésta y su paradero actual; y los innumerables pretendientes que le saldrán al paso. Para ser una chica poco popular en el instituto la verdad es que goza de bastante éxito con los chicos. De hecho, los guionistas se toman su libertad a la hora de mostrar el trato del resto de personajes secundarios con la presencia de la protagonista. A veces parece que los actores deben sobreactuar en demasía para dar un poco de credibilidad cuando a la situación.

Uno de los puntos en contra es que, cuando la cosa va tomando interés, algo ocurre para que se pare la evolución de la serie por unos derroteros que no han sido progrmados previamente, lo que da una incesante sensación al espectador de no esperar nunca lo inesperado. Justo lo contrario que una serie de detectives debería ofrecer. El asunto de la madre de Veronica se lleva horrorosamente, con ciertas incoherencias para dar carpetazo al asunto en los últimos episodios. La resolución del asesino sí que es buena, pero el capítulo final es más que decepcionante. Había mil formas de dar a conocerlo y eligen la más obvia. Además, a medida que vas viendo la serie, te vas dando cuenta que no dan pistas, o estas son demasiado evidentes como para pasarlas por alto, por lo que, si Veronica descubre algo en algún momento, sabes que se volverá sobre sus pasos para explicar la razón por la cual han decidido incluirlo en la historia.

El plantel de actores tiene luces y sombras. Kristen Bell hace un trabajo muy bueno sin llegar a excepcional. El truco de coger a una veinteañera y mostrarla como una chica adolescente de 17 años lo hacen muy a menudo. La actriz, vestida de la guisa que suele llevar una chica de la edad de su personaje se desenvuelve muy bien, pero en ocasiones, y con los fallos del guión que ya he dicho (que algunos personajes no la tratan de una forma muy verosímil), hace que chirríe mucho verla haciendo ese tipo de cosas a pesar de estar tan crecidita. Quizá una de las razones por las cuales no desentone tanto como podríamos creer es que el resto de chicos en el instituto también son veinteañeros caracterizados. Mención especial merece Enrico Colantoni, el actor que da vida al padre de Veronica y que me ha parecido el mejor de todo el reparto, de largo.

Yo no recomendaría esta serie si tenéis algo mejor que ver. Es entretenida pero no es tanto como dicen, al menos la primera temporada. Habré de ver la segunda para seguir juzgando.

6/10

Veronica Mars en Cabronos Extraños:
Kristen Bell participó en una Encuesta Extraña...
...y la ganó.
Related Posts with Thumbnails