27 de enero de 2009

Reseña: Thunderbolts - Zemo

Tu tienda de cómics en Ciudad Real

Título en España: Thunderbolts Zemo: Nacido Mejor
Título en EEUU: Thunderbolts presents Zemo: Born Better nº1 & Thunderbolts presents Zemo: Born Better nº2 & Thunderbolts presents Zemo: Born Better nº3 & Thunderbolts presents Zemo: Born Better nº4
Formato: Tomo tapas rústicas, color, 96 páginas
Precio: 7.75 €
Editorial: Panini Cómics

Reseña:

Una de las consecuencias que nos dejó el desenlace de "Civil War" fue el cambio de estatus de una de las colecciones que, hasta ahora, habían permanecido en la segunda línea de las series Marvel: "Thunderbolts". El equipo creativo en ese momento, Fabian Nicieza en los guiones y Tom Grummett a los lápices, dejó su lugar para que el equipo de villanos buscando comportarse como héroes tuviera a Warren Ellis y Mike Deodato Jr. como autores de ese momento en adelante. Sin embargo, hubo un tema pendiente que no fue resuelto en la serie regular y fue si Helmut Zemo moría en realidad o no. En Marvel le dieron la oportunidad a Nicieza y Grummett de volver a trabajar juntos en esta miniserie de cuatro números que tenemos publicada en nuestro país de la mano de Panini para que atara el último fleco que le quedaba en su historia con los Thunderbolts.

Lo ciertos es que no se podía esperar otra cosa por parte de Nicieza a la hora de afrontar la desaparición y supuesta muerte de Zemo que el que lo hubiera mandado al pasado debido al increíble poder de las Gemas que el villano alemán poseía. Los viajes a través del tiempo y de la realidad por parte del Barón Zemo y de todos aquellos que hayan conseguido, en la historia del Universo Marvel, poderes cósmicos de una forma u otra, son algo común, pero lo que no lo es tanto es que dichos viajes fueran condicionado por la sangre del propio pesonaje, que se verá las caras con cada uno de los doce antepasados que tuvieran antes que él el título de Barón Zemo. Así pues, Nicieza establece el concepto de "legado" como uno de las cosas más importantes a tener en cuenta a la hora de echar un vistazo a la historia de alguien como Helmut Zemo, algo que me ha gustado mucho, no sólo por la idea sino por la forma de llevarla a cabo. Por supuesto, muchos podrán deducir a estas alturas que la presencia de héroes Marvel contemporáneos los hay bien pocos, y sólo veremos un pequeño cameo del primer Union Jack allá por el tercer capítulo cuando Zemo llea a encontrarse con su abuelo Herman Zemo (o de Mr. Fantástico nada más empezar a leer el cómic).

La historia, aunque protagonizada por el propio Zemo, avanza por dos líneas paralelas, pues veremos cómo se las va arreglando un desfigurado Helmut en el pasado más lejano de su legado (donde fue considerado, en un principio, un leproso), pero también seguiremos los pasos de Wendell Volker, un europeo licenciado en Historia que está desarrollando su tesis doctoral basándose en Zemo, su linaje, su pasado y su legado. Poco a poco, iremos conociendo a Wendell, a medida que vamos avanzando en la lectura página tras página y un capítulo tras otro comprenderemos cuáles son las motivaciones de un historiador para creer firmemente que Zemo no murió sino que ha sido desplazado en el tiempo (como así ha sido realmente). Y, también, poco a poco iremos viendo evolucionar a un Zemo que se reinventa a sí mismo a medida que va conociendo cómo y cuánto ha tenido que ver la historia de su familia y los hechos de sus antepasados hasta llegar a su situación actual. El encuentro con su padre (sin saber que era realmente su hijo) es uno de los mejores momentos que yo haya leído en casi cualquier cómic del año -pasado-.

En cuanto al trabajo de Tom Grummett, el artista sigue en la línea que ya pudimos ver en cada uno de los cinco tomos previos a éste que recopilan la etapa completa del dibujante junto a Nicieza en "Los Nuevos Thunderbolts". En realidad, el verdadero caballo de batalla deberá haber sido la documentación y el intento de mantener la continuidad de los hechos respetando la apariencia de los personajes y los atuendos que estos llevaban en cada época (una y otra vez recordado por Zemo cada vez que éste viajaba en el tiempo y su ropa quedaba desubicada completamente). Pero Grummett lima muchas de sus carencias en una miniserie en la que no abundan las batallas a toda velocidad ni el derroche de poderes, sino que todo se desarrolla con mucha más calma, dando oportunidad al dibujante a centrarse mucho más en el detalle de los personajes, sus expresiones, gestos y en los fondos. Todos sabemos que tom Grummett no es un primera línea del cómic americano actual, pero éste es uno de los trabajos más notables que he visto de él.

Sobre la edición de Panini me gustaría apuntar un par de cosas. La primera -y buena- es que el precio está bien ajustado frente a lo que muchos puedan pensar, pues si comparamos el precio de las cuatro grapas (una por cada número USA) que tiene este tomo, nos sale casi parejo con el precio que ha costado el libro (7.75 €), ojalá hubiera esta misma coherencia de precios en tomos mucho más caros y "lujosos" de la editorial. La segunda -no tan buena- es que ofrecen un extra al final del cómic que es el resumen de todos los Zemo que han tenido el título de barones, en cada una de las 13 generaciones que éste se ha pasado de padres a hijos. Sin embargo, el fondo y la fuente (desconozco si fue igual en la edición de Estados Unidos) me parecen completamente inadecuados, llegándome incluso a costar leer lo que ponía en algunos párrafos.

En definitva, un digno epílogo para la etapa de Nicieza y Grummett en "Los Nuevos Thunderbolts" y una muy buena vuelta de tuerca a un villano Marvel con tanto que hacer y decir dentro del Universo Marvel. Se lo recomiendo especialmente a todos aquellos que sigan al personaje y a los fans de los Thunderbolts. Al resto sólo puedo decirles que a mí me ha parecido una lectura de lo más amena, aunque un poco previsible en algunos casos, pero que bien se ha ganado llegar a la nota de notable que podéis ver más abajo.

7/10
(Chanante)

Reseñas relacionadas:
Los Nuevos Thunderbolts #5
Wisdom: Los Rudimentos de la Sabiduría
Ares: Dios de la Guerra
El Encapuchado: El Origen
Los Campeones #1

2 comentarios:

Jan dijo...

¡Oh! Más gente que usa la palabra cabronos. Os voy a amar.

Miguel N4 dijo...

>>>Os voy a amar.

Bueno, Jan, pues nos dejamos amar, qué quieres que te diga. De todas formas, las normas de la Redacción Extraña indican que, al que más tienes que querer es a Sánchez.

Related Posts with Thumbnails