9 de agosto de 2008

Reseña: Un hombre llamado Kev

Tu tienda de cómics en Ciudad Real

Título en España: Un hombre llamado Kev
Título en EEUU: A men called Kev nº 1 & A men called Kev nº 2 & A men called Kev nº 3 & A men called Kev nº 4 & A men called Kev nº 5
Formato: Comic Book 112 páginas
Precio: 12.50 €
Editorial: Norma Editorial

Reseña:

A raíz de la adquisición de los derechos de publicación del Universo WildStorm en nuestro país por parte de Norma Editorial, son muchos los nuevos personajes y series que he llegado a conocer. Uno de los personajes que más me sorprendió y enganchó fue Kevin Hawkins, más conocido por la abreviatura de su nombre, Kev, un ex-agente del MI5 británico creado por Garth Ennis y que, tradicionalmente, compartía cabecera en sus miniseries con el grupo de superhéroes The Authority. Como todo, la historia de Kev debía tener un final, y en este tercer tomo se recoge su cuarta miniserie, y primera protagonizada por él en solitario, en la que Ennis vuelve a tomar el mando de la acción y nos ofrece la última aventura de Kev.

En primer lugar, el hecho que más llama la atención es la ausencia de The Authority o Midnighter en el título. Generalmente, los personajes del grupo han servido como un apoyo esencial para las bromas de Ennis acentuando los malos modales y la forma de pensar tan criticable que tiene Kev. Ahora se encuentra en solitario, y pocos amigos permanecen vivos después de que formaran parte de uno de los escuadrones más mortíferos y efectivos de las fuerzas especiales del ejército británico. De hecho, el primer número de esta serie arranca con la presentación de los hechos: Kev recibe la amenaza de salir del país por un nuevo jefe que ha sustituido a la anterior y éste decide marcharse, aconsejado por su amigo Bob, para volver a reunirse con Danny Redburn (para el que no lo recuerde aquel dueño del tigre que se comía a las personas).

Sin embargo, no todo será tan fácil. Parece que alguien quiere acabar con todos los que acompañaron a Kev y conocían cierta información de una de sus misiones en Iraq, así que la mala suerte que persigue a Kevin Hawkins volverá a la palestra y volveremos a verle en acción haciendo lo mejor que sabe: matar militares mucho peor entrenados que él. Y esta vez lo hace acompañado de un antiguo amigo y de su tigre devorador de hombres. Como podéis ver, todo concuerda con los guiones habituales de Garth Ennis, su particular visión de los personajes oscuros y del antihéroe, creaciones que suelen conectar con el lector rápidamente debido a que son poseedores de una personalidad atractiva y completamente rompedora con la realidad.

El tono de este volumen sigue, más o menos, en la misma línea que los dos anteriores, aunque un poco más atenuado. Si del primero al segundo se notaba que habían descendido de forma más que evidente las alusiones políticas y las críticas abiertas que lanzaban Kev y sus amigos una y otra vez, el paso del segundo al tercero ocurre lo mismo, y más acentuado. La homofobia que caracteriza a Kev en el anterior volumen (y que le lleva a numerosas y ridículas situaciones en la misión que comparte con Midnighter) queda casi olvidada en "Un hombre llamado Kev". Parece que lo políticamente incorrecto ha sido casi eliminado, quedando sólo los resquicios en forma de guiños al lector veterano, pero que alguien que esté leyendo este cómic sin haber sido puesto en antecedentes no llegará a comprender. A mí el Kev de las primeras miniseries me encantó, pero este es una versión mucho más anestesiada, y se le puede achacar a la madurez del personaje o a que sacer un cómic tan brutal como los anteriores no le traía demasiada cuenta a DC Comics (propietaria el sello WildStorm) en un país como Estados Unidos.

La estructura en la que se basa la historia me ha gustado bastante. El primer capítulo hace las veces de introductorio, y el tercero supone un extenso flashback una vez que Kev ha descubierto porqué van a por él y se encarga de contárselo a Danny y a su socia (que comparten un lucrativo negocio en EEUU). Como habréis adivinado, se trata de una de esas historias que tanto le gustan al Ennis de los últimos tiempos contar, un relato bélico en la que un puñado de militares tienen que llevar a cabo una misión casi suicida en el desierto de Oriente Medio cumpliendo órdenes que no comprenden del todo. No se nos puede olvidar que éste es el Ennis que también escribe la serie de Marvel, MAX Punisher, cargada también de un transfondo militar importante.

Como dibujante, repite con respecto al tomo anterior el autor zaragozano Carlos Ezquerra firmando uno geniales cinco números USA. Realmente se nota que este artista sabe leer perfectamente la intención que tiene Ennis en sus guiones y no escatima en ningún momento en plasmar toda la violencia que se le exige a un hombre bien entrenado en el arte de matar como es Kev. Además, y posiblemente en contra a lo que piensa mucha gente, a mí las ediciones WildStorm de Norma sí que me gustan (aunque son caras comparadas con algunos tomos en formato prestigio similares de la competencia como Panini o Planeta).

En definitiva, un final propio de un autor como Ennis y un personaje como Kev. Me hubiera gustado leer unos diálogos mucho más cargados de agresividad en todos los personajes, pero aún así la lectura se me ha hecho corta, lo que significa que la he disfrutado mucho.

7/10

Reseñas relacionadas:
The Authority: El magnífico Kevin
Midnighter #2
Gen 13 #2
MAX: Punisher #7
Grifter/Midnighter
Related Posts with Thumbnails