3 de agosto de 2008

Los 20 videojuegos que deberías jugar si eres lector de Cabronos Extraños [XVI]: Final Fantasy IX

Ahí sí que os he sorprendido a todos vosotros. Cuando muchos creíais que la entrega de toda la saga de Final Fantasy podría ser la séptima (que tiene un alto factor friki, ya lo sé, y que es adorada por todo el mundo, incluido yo), o la octava (esa que tiene el dudoso mérito de haberle robado a Sánchez tantas horas de hacer otras cosas por el bien de la humanidad hasta que fue capaz de pasárselo al 100%... dos veces), vamos nosotros y ponemos ¡el Final Fantasy IX!

No es la portada del juego, pero una parte de esta imagen sí que lo fue.
(de izquierda a derecha: Quina, Freija, Eiko, Garnet, Yitán, Steiner, Vivi y Gaulet)


Pero no es que lo hagamos por fastidiar. Más bien lo hacemos por reivindicar el último Final Fantasy que salió para la PSOne y que ha sido injustamente obviado y dejado de lado por todo el mundo desde que salió el primer Final Fantasy para PS2, el décimo, que era una bacalá infame, por cierto. Y es que el noveno de todos los Final Fantasy tenía todo lo bueno de una novela de fantasía más lo mejor de todo buen FF. Y, qué leches, podías usar cuatro personajes, lo cual hacía el juego muchísimo más largo y daba muchísimas más posibilidades. Se acabó eso de tener que elegir entre un mago blanco y un invocador, o entre un mago negro y un segundo guerrero que metiera buenos palos, o entre un ladrón que robe armas u objetos y ese mago azul que podía robar habilidades o magias. En el Final Fantasy IX lo tenías todo en un equipo de cuatro. Vale que en el Final Fantasy X podías sacar a todos con las sustituciones y así ganaban experiencia... ¡pero nos escudamos en que sólo Vivi ya tenía él solo más carisma que todos los del 10 juntos!

Además, pensad en un juego protagonizado por ¡Zidane! Que era como se llamaba en Japón nuestro Yitán, y al cual le tuvieron que cambiar el nombre porque se parecía demasiado a cierto mariscal del fútbol que visitó la camiseta merengue. Vamos, que yo veo a un tipo con ese nombre que dice que va a salvar el mundo de no sé qué raza de bichos raros que le han lavado el cerebro a la reina, y vaya si me lo creo. ¡Y le ayudo! Si hasta tenía una cola de mono igual que los saiyanos. De hecho, yo no me creo del todo la historia que cuentan sobre el pasado de Yitán, y estoy mucho más inclinado a pensar que era un superviviente más del planeta Vegeta que había sido enviado a ese mundo para conquistarlo. ¿Qué os creíais que era el "Trance" sino un estado anterior al del superguerrero? Claro que sí.

Vivi lanzando su poderoso Piro++, uno de los golpes más poderosos que se conoce en la historia de los videojuegos.

Y ante he hablado de Vivi (el mago negro que era poquita cosa a simple vista pero que luego lanzaba los rayacos más gordos), pero sólo hay que seguir repasando nombres de los personajes. Ahí estaba Adalbert Steiner, un hombretón con la barbilla cuadrada y más ancho que largo que se dedicaba a hacer de guardaespaldas de la princesa Garnet, la cual luego se cambiaba el nombre (por defecto era "Daga" porque la muchacha no era muy espabilada y se queda mirando un rato una daga y no se le ocurre nada más original), aunque le podías poner el nombre que quisieras en el famoso editor ya típico en todos los Final Fantasy.

Luego estaban "los otros cuatro" personajes que solamente servían para cubrir el catálogo de personajes posibles para tu equipo. A los que nos gustaba demasiado el Final Fantasy, nos llegaban con niveles demasiado inferiores como para poder aprovecharlos bien, y luego era un engorro tener que subirlos hasta el máximo -nivel 99-. Una niña con un cuerno en la cabeza llamada Eiko (y que servía para invocar); Freija, una dragoniana que iba con una lanza y que tenía habilidades que sólo podía hacer ella, además de pegar un salto y estamparle la lanza a los enemigos; y Amarant, que era un tipo raro que hablaba poco y que se te une el último, pero que luego resulta ser de los mejores personajes de apoyo que te puedas imaginar (lástima que, cuando aparece, tenga tanta diferencia con respecto de los protagonistas).

Mira qué gráficos más buenos... ¡Era el año 2000! Esto chanaba en esa época.

Me he dejado a parte a la cocinera, o cocinero, o mago o lo que sea... Quina. Resulta que esta señora gorda (o señor con la lengua fuera), porque no se tiene muy claro nunca qué es. Sí, es cierto que se casa con Vivi, pero él es un muñeco, tampoco es mucha ayuda para determianr su sexo. Resulta que el personaje vale para comerse a los bichos que te vas encontrando y que consiga magias nuevas. Su hobby era comerse ranas que encontraba por ahí en las charcas, la verdad es que no parece muy útil, pero en mi partida, Quina dejó fuera del combate contra el jefe final a la propia Daga porque las magias que lanzaba eran treinta veces más poderosas que las invocaciones de ella)

Vamos, un juegazo que merece la pena volver a disfrutar. ¡Hasta con chocobos y todo!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

cloudXXI:

Pues tienes toda la razón. A mi, después del VII es el que más me gusta. Y es que en cuanto empezaron a sacar protagonistas guaperas, la cagaron.

Anónimo dijo...

Pues a mi el X me parece muy bueno. Buena historia, buenos personajes, larga duración (como todos).. no sé quizás sea porque ha sido el único FF capaz de pasarme xD Así que mi valoración está objetivada por el echo anteriormente mencionado.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Es el mejor sin duda lo lo he llegado a pasar, tenia la play pirateada y por supuesto los juegos me los compraba piratas en una tienda de informatica, me compraba el cd a medida que iva pasando en juego y me quede en el tercer cd sin poder pasar al cuarto porque la tienda cerrara...

siempre me quedará nostalgia al ablar de ese juego.

bitch-wade dijo...

Miguel N4 (así pareces firmar), he entrado a través del SPAMMHG, ya sabes. No puedo más que felicitarte por tu buen gusto al coincidir conmigo en uno de los mejores juegos que han pasado por la Playstation, mucho mejor que esa cursilería para viejas chochas que era el VIII.

He dicho.

Miguel N4 dijo...

¡Hola, Wade, compañero PAMMHGero! La verdad es que el FFIX marcó un antes y un después en la vida "videojueguil" no sólo mía sino de mi compañero y amigo el Señor Sánchez.

Aunque no sé yo si llamar cursilería al VIII es muy apropiado XDDDD (bueno, sí, un poco).

Gente anónima:
El X es una bacalá calá infame de malo. Y nada de largo, que yo tengo el vicio de ponerme a pelear por ahí para ganar niveles y la historia no me impactó lo más mínimo.

¡La Play pirata siempre!

Related Posts with Thumbnails