22 de julio de 2008

ReseñaTV: Babylon 5 (4ª temporada)

Título de la Temporada: Ni rendición, ni retirada
Título Original en EEUU: No surrenderno, no retreat
Productor ejecutivo/Creador: Joe Michael Straczinski
Número de Episodios: 22
Duración: 43 minutos aprox.

Reseña:

Con el tiempo, Babylon 5 se ha convertido en una de mis series de televisión favoritas. Hasta esta cuarta temporada, había vibrado con las tres anteriores pensando que la línea a seguir sería más o menos la misma que en la tercera pues era difícil el creador de la serie, Joe Michael Straczinski, y guionista principal de ésta, fuera capaz de complicar más la trama. Pues me había equivocado. Según leo ahora, la serie estuvo a punto de terminar en esta cuarta temporada, por lo que no habría visto la luz la quinta y última, pero eso, lejos de suponer un obstáculo o hacer que decayera el nivel, sólo jugó a favor del equipo creativo consiguiendo que viera la luz una de las temporadas televisivas más geniales que yo sea capaz de recordar.

Estamos ante una serie de capítulos en los cuales, exceptuando el final, el cual se sale mucho de la norma habitual y en el que se pueden apreciar algunas pistas de lo que pudiera venir a continuación (boquiabierto me he quedado con esa última escena), no hay ningún episodio de relleno. Casi es impensable que ninguno de los 22 capítulos no avance en la historia principal, pero lo hace, y eso provoca que cada vez que el espectador se siente a ver el siguiente episodio, esté ante otro importante paso en la historia de Babylon 5, de sus tripulantes y del universo entero. Y eso que los inicios sin dubitativos, pues no está Sheridan presente (de hecho, no lo veremos hasta el segundo capítulo) después de su supuesta muerte en Z'ha'dum, en el cual se encontrará con un misterioso aliado cuya identidad descubriremos relativamente protono. Tampoco está Garibaldi, que salió a buscar a su comandante y fue capturado en el espacio por otra nave. Con este panorama, un pesimismo envuelve al resto de personajes, sobre todo a una Delenn que tiene sus altibajos a lo largo de esta segunda temporada (está claro que le tenían preparado un papel importantísimo cuyas intervenciones eran imprescindibles, pero en otras ocasiones parece que no saben qué hacer con ella pues la trama de los humanos cierra la temporada y ella queda al margen del asunto), y a Susan Ivanova, la cual creo que tiene unos capítulos sublimes.

Algo que se hace latente en cada episodio es lo increíblemente rápido que se van sucediendo los acontecimientos. Da la impresión de que Babylon 5 estaba planteada como una serie a largo plazo pero que sólo la genialidad de JMS ha sido capaz de condensarlo todo en esta temporada. No hay momento para despistarse pues las crisis se van sucediendo una detrás de otra y la guerra contra las Sombras es el claro ejemplo pues es un acontecimiento suficientemente importante y esperado por la gran mayoría como para ser el broche final de los veintitantos capítulos que tiene cualquier temporada de cualquier serie de televisión estadounidense. Sin embargo, finaliza justo a mitad de ésta y sólo hay un breve período de relajación en el cual los personajes se vuelven a posicionar cada uno donde le corresponde para jugar su papel de cara a los siguientes sucesos.

Quizá uno de los aspectos más flojos de toda la serie sea en los últimos episodios cuando los dos ejércitos se deben enfrentar cómo se van sucediendo los avances de unos y otros en la guerra. A los espectadores no se nos muestra cómo sufrieron los Narn en temporadas anteriores, y tampoco lo hace con ningún conflicto que esté ocurriendo en esta temporada, así que, hasta que los protagonistas no toman parte activa para solucionar los problemas a cada lado de la galaxia, no parece el momento adecuado para que los hechos pasen a la primera línea y sean realmente importantes. A pesar de ello, bien es cierto que en ningún momento se olvidan, por lo que las constantes alusiones a la situación en cada instante ayudan a no perder la perspectiva.

En cuanto al grupo de personajes fuertes dentro de la estación espacial, al abrire muchísimo más las líneas argumentales hacia el exterior, podremos ver de forma independiente tanto a G'Kar, como a Londo, Vir, los Vorlon y demás alienígenas. De hecho, esta cuarta temporada se desarrolla en multitud de escenarios distintos, por lo que pasaremos por volver a ver el mundo de los Centauri, el de los Minbari e incluso la Tierra o la colonia de Marte. Todos los personajes siguen avanzando en sus actuaciones y forma de pensar de una manera lógica y me gusta especialmente cómo progresa la relación existente entre Londo Molari y G'Kar, pues son dos de los personajes más carismáticos y con una personalidad mejor marcada de toda la serie, así que se agradece que se cuiden los papeles de ambos.

En definitiva, Babylon 5 es una de las mejores series que he visto jamás, pero esta cuarta temporada supera con mucho las anteriores, por lo que la considero "imprescindible" para todo buen fan de las series estadounidenses o de la ciencia ficción en general.

10/10

Babylon 5 en Cabronos Extraños:
Reseña de la segunda temporada
Reseña de la tercera temporada
Índice de reseñas de televisión por temporadas
Delenn es Rousseau
JMS fue uno de Los 187 de Cabronos Extraños
Related Posts with Thumbnails