29 de julio de 2008

Reseña: Fullmetal Alchemist vol.13

Tu tienda de cómics en Ciudad Real

Título en España: Fullmetal Alchemist volumen 13
Título en Japón: Fullmetal Alchemist volume 13
Formato: Tomo rústica con sobrecubiertas, blanco y negro, sentido de lectura oriental, 192 páginas
Precio: 7.00€
Editorial: Norma Editorial

Reseña:

Tal y como quedó la situación en el número anterior, todo hacía pensar que en este decimoterecero tendríamos una gran dosis de peleas y combates. En el volumen anterior bien que disfrutamos con algumos de los mejores combates que se han publicado hasta ahora en toda la colección, y la llegada de Envy al lugar donde estaban los hermanos Elric no hacía más que ahondar en la sensación de que disfrutaríamos de un enfrentamiento en el que se inmiscuye un personaje que ya tenía gana de ver en acción como es Envy.

Sin embargo, tras un gran momento para el recuerdo con la reacción de Edward ante la llegada de su nueva adversaria, el combate entre los homúnculos, Glutonny y Envy, y los hermanos Elric y su aliado real de Xing, Ling Yao, la historia toma un camino ligeramente distinto al que se podía prever. La autora, Hiromu Arakawa, continúa aprovechando la novedad de la magnitud del poder de Glutonny revelada en capítulos anteriores, y provoca que Ling y Ed se encuentren en la tesitura de pelear contra Envy, pesonaje el cual ha permanecido siempre colaborando del lado de los homúnculos pero que, exceptuando sus transformaciónes en otras personas o seres, no habíamos visto demostrando todo lo que es capaz de hacer. De hecho, algunos detalles de los que somos conscientes a medida que leemos este tomo con respecto a ella, pueden ser confirmados en cualquiera de los anteriores, demostrando, una vez más, que la historia de Fullmetal Alchemist es la de un manga bien cerrado en el que ningún cabo se deja sin atar.

Pero no sólo del grupo de los hermanos Elric trata el tomo. Roy Mustang ha cosechado últimamente un protagonismo que se ve culminado con muy malas noticias tanto para él como para su equipo, así como un terrible descubrimiento. Estaba claro que el tema de la conspiración en el ejército debía retomarse más tarde o más temprano desde que se volvió a hablar de la viuda de Hughes, y es en este preciso instante cuando Arakawa encuentra el momento adecuado. La forma en la que se salta hacia este tema desde el principal es más que curiosa, ofreciendo escenas de pocas páginas en las que se avanza muchísimo en la historia (incluso se intercala con la sietuación de un Alphonse que se mete en la boca del lobo casi sin querer), lo que beneficia, con mucho la sensación de desolación que Arakawa pretende conseguir con la otra historia, en la que se explota mucho más la vertiente espiritual del manga.

En definitiva, Fullmetal Alchemist se asienta ya en una estructura bien definida, con Ed como protagonista en los últimos tomos y Mustang ganándose la atención del lector y de la propia autora a medida que la historia se va haciendo mucho más compleja. La sensación de que estamos ante un manga muy complejo y maduro no desaparece, sino que se acrecenta, quedando, una vez más, los cómicos momentos relegados a un segundo o tercer plano o, incluso, a los extras.

9.5/10

Reseñas relacionadas:
Fullmetal Alchemist vol.12
Fullmetal Alchemist vol.11
Fullmetal Alchemist vol.10
One Piece #42
Bleach #16

2 comentarios:

Goku_Junior dijo...

cuanto más avanza este manga mas lejano veo su final.
Pero por mi que siga asi...

Miguel N4 dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Goku Junior.
El hecho de que cada vez se vaya complicando más la trama de Fullmetal Alchemist, pero sin alargarse más de la cuenta, cerrando algunas de las líneas ya abiertas con la muerte de algunos de los enemigos, es uno de los puntos fuertes de este manga.

Related Posts with Thumbnails