3 de junio de 2008

Reseña: Fullmetal Alchemist vol.11

Tu tienda de comics en Ciudad Real

Título en España: Fullmetal Alchemist volumen 11
Título en Japón: Fullmetal Alchemist volume 11
Formato: Tomo rústica con sobrecubiertas, blanco y negro, sentido de lectura oriental, 184 páginas
Precio: 7.00€
Editorial: Norma Editorial

Reseña:

Tras un décimo tomo espectacular en el que tuvieron cabida casi todas las grandes facetas de Arakawa que han hecho lucir el manga de Fullmetal Alchemist, afrontaba la lectura de este volumen número 11 con más ganas que nunca. Van Honenheim ya vaticinó que pronto ocurrían grandes cosas que darían un vuelco a la situación actual del país. Quizá se refiera a ciertos hechos que tienen lugar a lo largo de este tomo en el que volvemos a saber de un viejo (y misterioso) conocido que se ha ido dejando ver muy poco desde su enfrentamiento con los hermanos Elric. La idea de incluir a Scar en la trama de los homúnculos ha sido una de las mejores ideas que ha podido tener la autora a estas alturas.

Sin embargo, si en el anterior volumen disfrutamos de una gran tensión y acción en toda la primera parte, en esta ocasión queda relegada a un segundo plano (aunque todo queda preparado para un nuevo y trepidante combate en el que habrá más implicados de los que nos podamos imaginar a priori) dando prioridad al transfondo dramático en el que ha pasado a transcurrir el manga desde que Ed vio a su padre tras el breve regreso de éste a Riesenburg, el pueblo donde nacieron los hermanos Elric y donde están enterrados también los restos de su madre. Lo que no me dejará de fascinar nunca es la gran capacidad de Arakawa para mantener una historia tan compleja y con tantos personajes y acontecimientos sucediendo paralelos unos a otros, tan bien hilada. Tanto, que en ningún momento da la sensación de que un detalle se ha perdido por el camino y, en caso de parecérnoslo, casi puedo asegurar de que volveremos sobre ello. De ahí que, a pesar de no derrochar ese humor tan peculiar que se gasta la autora, sigamos leyendo cómo se van descubriendo cada uno de los secretos que envuelven la alquimia.

Lo cierto es que no me canso de alabar nunca esta serie pues siempre tiene algo con lo que sorprendernos y sabe darle al lector la emoción que necesita en cantidades tan medidas que siempre acabas con la sensación de querer mucho más. El hecho de que los capítulos sigan siendo tan extensos no quiere decir que se haya restado densidad, sino al contrario. Ahora se agradece que se tarde tanto en leerlos (comparando lo que se puede tardar con un capítulos de FMA y cualquier otro de los tomos de Bleach, sale ganando la primera, aunque ya sé que las dos tienen tomos distintos pero siguen siendo shonen al fin y al cabo). Sobre todo, podemos disfrutar mucho más de los combates y de los giros argumentales, pues no es lo mismo que tengan que ser condensados en una viñeta a que podamos disfrutarlos en una misma página con varios planos de la escena.

En serio, si no le habéis dado ya una oportundad a este manga, no sabéis bien lo que os estáis perdiendo. Mejorar una historia tan compleja número a número sin tener que recurrir a la repetición de un mismo esquema típico en otros shonen conocidos por el público en general es muy loable.

9/10

Reseñas relacionadas:
Fullmetal Alchemist vol.10
Fullmetal Alchemist vol.9
Fullmetal Alchemist vol.8
Bleach #16
One Piece #41
Related Posts with Thumbnails