15 de junio de 2007

Wiitis, la nueva enfermedad

Llevábamos mucho en el blog y aún no nos hemos metido nunca con la Wii de Nintendo, esa videoconsola que rompe con todas las buenas costumbres de los buenos jugadores: nos obliga a mover algo más que nuestros pulgares e índices. ¡Por Reorx!

A mí me sigue sin parecer divertido jugar a una videoconsola con el mando de la tele.

Era cuestión de tiempo que algún especialista (concretamente Julio Bonis, un tipo que se dedica a la informática biomédica, disciplina que consiste en curar a la gente que se golpea constantemente la cabeza contra los picos de los monitores planos o contra los que se les enreda el cable del ratón al cuello), descubriera o descubriese la enfermedad que causa el uso indiscriminado de la videoconsola de Nintendo. La Wii.

El doctor Bonis echando una partidilla antes de descubrir que sufría wiitis. Se le ve el plumero.

La Wiitis (nombre que le han dado a la enfermedad) es en realidad epicondilitis lateral y medial. Nosotros, los que no tenemos preparación para saber qué siginifican esas cosas, lo llamamos codo de tenista. A parte, tiene también multitud de efectos secundarios, como que pretendas pescar en el Azuer moviendo el brazo como si estuvieras majara, o dejarte bigote, vestirte de fontanero y decir cosas como "Maaariooo" o "There I go!". Vaya, que ya sea jugando al tenis, en la videoconsola o en la pista, te va doler el codo. Se me ocurren cosas mucho más divertidas para que te duela, pero eso, allá tú.

Así que ahí va nuestro mensaje para el Nintendero y para el Guitarrista Maroto: abandonad el malsano vicio de la Wii y regaládnosla a nosotros, que no nos importa tanta enfermedad chorra.

Fuente de la noticia.
Gracias por el chivatazo a Silvana.

2 comentarios:

The-TiMeWiZaRd dijo...

Hmmm, lo de nintendero no lo dirás por mi verdad?, como? que si? Ah bueno, creia que se lo habías dicho a otro, y eso no puede ser, si hijo si, solo los hombres machotes de pelo en pecho podemos jugar con la Wii, a los demás les entran enfermedades dignas del doctor House, ya te veo yo a ti tras jugar al juego de Harry Potter correteando por la calle con el mando en la mano intentando convertir a los perros en humanos, o algo peor.....

Miguel N4 dijo...

Ay, hombrecillo. La experiencia me dice que los videojuegos de Harry Potter son más malos que las películas. Seguro que estás todo el verano con los codos en hielo de tanto jugar, pero desde tu ordenador disimulas.

Related Posts with Thumbnails