3 de junio de 2007

Las 20 películas que deberías ver si eres lector de Cabronos Extraños [V]: Los Trotamúsicos

Sí. Habéis leído bien. Los Trotamúsicos.


Película de dibujos animados. Cuatro animales que tocan instrumentos de música, bailan, cantan y se enfrentan a unos bandidos. Se presentan a un concurso y lo ganan. ¿Hay mejor planteamiento para una película?

Cada uno de los miembros de esta orquestilla de pueblo tiene sus peculiaridades. Cada animal y cada instrumento hacen de esta película una de esas con las que crecimos cuando éramos niños (además, la transformaron en serie y había capítulos y todo).

Un gallo que toca la guitarra. El personaje preferido de muchos niños, el culpable de que el grupo se una miembro a miembro. Es un juerguista de cuidado que se dedica a liarlas a lo bestia en la granja, todas las gallinas están enamoradas de él (y algunos animales que no son gallinas también, para qué vamos a tapar la verdad, y si no... ¿qué hace una pata yendo detrás de él junto con la otra gallina?). Podría desafiar al mismísimo Walter Giardino, pero decidió formar parte de un grupete de amigos.

El burro Tonto. Y no es que fuera cortico el pobre, que se llamaba así. Los guionistas se partieron la cabeza a la hora de nombrar a los personajes. Tenemos ciertas sospechas de que Txus quería ser como él, porque más o menos tocan igual la batería... bueno, es cierto que Tonto la toca algo mejor, ¡pero es un dibujo animado! Además, tiene en su contra que no puede dar discursos en mitad de los conciertos y no puede tirar las baquetas por los aires a los fans (no las usa, vaya).

El perro es el trompetista. Aquí ya se trunca la idea de que el grupo podría ir encarado al rock, el sueño que tenía Escofil a medida que veía cómo avanzaba la película. Un perro que era maltratado en mitad de la calle... pero que sabe tocar la trompeta. Realismo puro. Y como es un perro y un animal que podía identificarse con los niños, pues lo nombran líder del grupo y se quedan tan anchos.

Queda el gato, Burlón. El saxofonista del grupo. Como si un gato azul no fuera suficientemente extraño, lo hacen amigo de un perro que toca una trompeta y lo dejan viviendo en una mansión en mitad del bosque. ¿Qué hubiera o hubiese pasado si en vez de llegar tres animales músicos hubiera sido una niña vestida de rojo? ¿Se la hubiese comido? ¿Cómo? ¿Malpensamos?

Aunque lo mejor son los enemigos que se encuentran en la película:



Lo dicho, unos cracks

Ficha de la película en la IMdB

Basado en una idea original de Volatilis

8 comentarios:

Escofil dijo...

Esa película es la hostia!!

Anónimo dijo...

trotamúsicos forever!!!
koki koki koki eres el rey del corral, koki koki koki vamos a bailarrrrrrrrr.

Miguel N4 dijo...

¡La mejor vacuna contra la melancolía, es llenar la vida de cancinoes y de amor!

chiri dijo...

canta con nosotros esta supermelodia"""" que recuerdos snif...

Miguel N4 dijo...

"... y verás la vida con bastante buen humor"

Anónimo dijo...

mi preferido era Tonto, que no le gustaba que le llamaran burro. Pobrecito, le maltraban sus dueños y por eso se escapó. qué recuerdos... creo que los trotamúsicos influyeron en nuestra generación, especialmente en escofil que le gustaban tanto que desde entonces quiso ser músico.
por cierto, nos olvidéis de los fruitis... también un hito en nuestra infancia...

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=Ndgo-ESRvaQ&mode=related&search=

Miguel N4 dijo...

Y la parte de Lupo, el perro, que se apiada de lo que le pasa a su amo antes de marcharse con Koki y Tonto. Aunque al final reconoce que se lo merecía.

Los Fruitis no tienen una película, desgraciadamente :(

Related Posts with Thumbnails