9 de septiembre de 2007

Las 20 películas que deberías ver si eres lector de Cabronos Extraños [XIX]: Spaceballs

Sí, amigos. Tenía que ser una versión de una de las mejores películas de la historia la que entrara dentro de nuestra lista de películas imprescindibles.


Algunos creerán que La Loca Historia de las Galaxias es un insulto para todos los fans de Star Wars. ¡Ni mucho menos! Es un homenaje en toda regla. Además, hace muy poco incluso empezaron a hacer la serie de dibujos animados de Spaceballs, que si la de La Guerra de los Clones era buena, prepárate con ésta. Lo que nos viene a decir es que cuidadito, que el director no se ha olvidado del proyecto, cualquier día nos saca El Loco Regreso de Lone Starr y todos irán a verla presumiendo de que ya vieron la primera y la conocían desde hace años (¿Quién dijo Clerks? Pues eso).

El caso es que el personaje-que-no-es-Yoda es en realidad ¡Yogurt! ¿Será el mismo que nos visita? ¿Será el del Diario de un ídem caducado? Echando una ojeada por la IMDb nos llevamos una tremenda decepción, pues el mismo guionista y director de la película es el encargado de dar vida al personaje. En efecto, hablamos de Mel Brooks (ese hombre nunca morirá, es perenne como las hojas de los pinos).

Una escena, porque también hay acción. Hay de todo.

Además, podemos establecer una especie de continuidad (muy forzada) de la vida del padre de la película Cariño, he encogido a los niños. Sí, tenemos serias sospechas de que antes de que ocurriera lo que vimos en dicha película, y en todas las demás secuelas (agrandan al niño, se hacen pequeños a sí mismos, hacen su propia serie de televisión, cambian a los actores...), Wayne Szalinski es en realidad aquél que está bajo el enorme caso negro. Es decir, que el villano de la película, audazmente llamado Casco Oscuro, al final logró establecerse en el planeta Tierra y crear una familia con perro, jardín y todo lo demás. Sus planes diabólicos nunca terminarion, tenía una cocina que te preparaba las tostadas con una amena banda sonora y un rayo que dio lugar a unas cuantas películas.

Luego tenemos a Lone Starr y a la princesa Vespa. Que son la pareja de protagonistas. Pero no sólo se homenajea Star Wars, también podemos ver guiños a Mago de Oz, El Planeta de los Simios (la buena, no la última, que era una castaña pilonga) y a Alien. Aquí es donde el fanático de turno se nos echa las manos a la cabeza porque han mezclado dos sagas diferentes en una especie de megacrossover taquillero. Como si Spaceballs hubiera o hubiese sido un éxito en taquilla. Vamos, que bien que se ironiza con el merchandising en algunas escenas. Y también a Vomito, que es una especie de perro-Kashyyyk, y además, compañero inseparable de Lone Starr.

Así pues, una película que no os podéis perder, aunque sólo sea por echaros unas risas que nunca viene mal.

Ficha de la película en la IMDb

2 comentarios:

Dr. Omar La Rosa dijo...

Jajaja... Una obra maestra de lo bizarro! XD Inolvidable: Casco oscuro en su versión "safari" cuando van por el desierto XDDDDDD

Nos estamos leyendo.

Miguel N4 dijo...

Y el sacarse el anillo de una caja de cereales. Hilarante.

Un saludo, compañero.

Related Posts with Thumbnails