25 de agosto de 2007

Greenpeace pone rostro a los 8 mayores responsables de incendios forestales en España

Greenpeace ha presentado el informe Incendiarios. El perfil de los que queman los montes en España, en el que denuncia que a pesar de las enormes pérdidas económicas y de vidas humanas que suponen los incendios forestales así como la factura ambiental que dejan sobre nuestros ecosistemas, todavía existen importantes dudas sobre algunas causas y motivaciones de los incendios forestales en nuestro país.

Greenpeace denuncia que sólo de detiene al 1% de los que queman los montes y que sólo un 20% de esos detenidos acaba siendo juzgado por delito de ncendio forestal.

Pese a ser un problema de primer orden y al que los españoles identifican como el principal problema ambiental del país, todavía se desconoce el origen del 47% de los 20.000 incendios forestales que se producen al año.

Greenpeace en España ha realizado un análisis para sacar del anonimato a los que están quemando los bosques españoles. Ha identificado 8 arquetipos y ha realizado un “retrato robot” de los mismos. Estos 8 personajes, causantes de los grandes incendios que han asolado los montes españoles en las últimas décadas, aparecen en las estadísticas de causalidad de incendios forestales del Ministerio de Medio Ambiente, en los análisis de detenidos por la Guardia Civil, en los perfiles que se deducen de las sentencias por incendio forestal a las que Greenpeace ha tenido acceso.

Con datos del Ministerio de Medio Ambiente para el periodo 1996-2005 y sobre el total de incendios con causa conocida y con datos, los personajes aludidos son:

  1. El Agricultor irresponsable, que con sus periódicas quemas de rastrojos ocasiona más del 31% de los incendios y el 13,9% de la superficie quemada.
  2. El ganadero inconsciente, que con sus quemas para la regeneración de pastos ocasiona el 21,5% de los incendios y produce el 26,5% de la superficie quemada.
  3. El mal cazador, que provoca fuegos para favorecer a determinadas especies cinegéticas, ocasionando el 2,1% de los fuegos y el 4,37% de la superficie quemada.
  4. El imprudente, que con sus hogueras y colillas mal apagadas ocasiona el 6,7% de los incendios y el 7,8% de la superficie quemada.
  5. El pirómano, persona trastornada sin intención de hacer daño pero que provoca el 7,5% de los incendios y el 4,9% de la superficie quemada.
  6. El asocial conflictivo, persona altamente conflictiva, con problemas de integración social y de drogodependencias que provoca el 3% de los incendios y el 4,6% de la superficie quemada.
  7. El interesado, ciudadanos que buscan aprovecharse de los efectos de los incendios forestales por diversos motivos y que generan el 0,6% de los incendios, 0,3% de la superficie quemada
  8. Don Importante, desde su despacho y con sus decisiones ha provocado el 2,6% de los incendios que han originado el 6,7% de la superficie quemada.

La actividad de estos 8 tipos de incendiarios representa una amenaza para los bosques españoles. Ellos representan al 60% de los incendiarios identificados, son responsables de 3 de cada 4 incendios con causa conocida (el 75,28%) y queman el 70% de la superficie forestal que arde cada año en España.

Greenpeace propone en su informe las siguientes medidas para acabar con la impunidad de los incendiarios:

Realizar mayores esfuerzos en el estudio de las causas de los incendios forestales; conseguir una eficaz y coordinada investigación policial; seguir apelando a la permanente colaboración ciudadana para identificar a los incendiarios y dotar a los fiscales de medios suficientes para realizar las investigaciones pertinentes.

Realizar un seguimiento de los procedimientos abiertos y crear un registro sobre la respuesta penal, en años de cárcel impuestos, por incendios de bosques y montes.Realizar una oportuna detección, seguimiento y control de la patología de piromanía, incluido el internamiento post delictivo en centros especializados en los periodos críticos.

Reformar el Código Penal para cambiar algunos tipos penales para considerar punible toda imprudencia relacionada con el incendio forestal sin exigir que ésta sea necesariamente grave y establecer sanciones directas, y dentro de ellas, una multa, para las personas jurídicas en aquellos casos en que fuera demostrada su intervención en un delito de incendio forestal. Sería esta una medida imprescindible para erradicar cualquier posible beneficio, propio o a terceros, que pudiese derivar de la acción incendiaria.

Para mas información: http://archivo.greenpeace.org/incendios-07/index2.htm


1 comentario:

Miguel N4 dijo...

Me hace gracia los nombres que les ponen. Don Importante xD

Si hubieras o hubieses sufrido lo que Sánchez y yo durane dos años seguidos en clases de bichología y piedrología, también te darían ganas de quemar el campo. Al menos, a mí me daban...

Related Posts with Thumbnails