13 de agosto de 2007

Así es un torneo de Heroclix

El pasado sábado día 11 de agosto finalizó en Hobby Game (Ciudad Real) el evento en el que, tras una serie de torneos en los que sólo por participar obtenías a cada uno de los cuatro heraldos de Galactus, optabas a ganar la colosal figura del Devorador de Mundos. No voy a hacer una crónica al uso del torneo, ni tampoco es plan de presumir de mis actuaciones (ya que me quedé en puertas de llevarme tan preciado trofeo a mi casa), pero sí quiero contar cómo es eso...

El premio...

En primer lugar, hay que saber qué es eso del Heroclix. Es un juego de mesa en el cual se utilizan figuras de plástico de unos dos o tres centímetros, que pueden estar subidos sobre una peana transparente (lo que significa que "vuelan") o ser mucho más altas, a las que astutamente se las ha denominado "gigantes". Se juega en un tablero de papel (pero no de un papel cualquiera, de un papel bueno, de ese satinado tan chulo, para que aguante más el sobeteo y el paso del tiempo) que está dividido en una cuadrícula que son las casillas por las que tienes que mover a los muñecos. Estos muñecos son de personajes de cómic, héroes, villanos y otras personas sin poderes (las famosas paramédicas o las prostitutas). Te tienes que formar un equipo y luchar contra el contrario.

Vale, hasta ahí todo bien. Un juego muy friki. Tanto que se organizan torneos (es que en el fondo, siempre estamos deseando saber quién es el mejor de todos). El desarollo de un torneo de Heroclix es lo más curioso del mundo:

En primer lugar, a la llegada a la tienda, te encuentras con los que serán tus rivales y con un señor serio que está muy ajetreado y nervioso y pide papeles, bolis y un montón de cosas. Dicho señor, lleva un control de quién participa, y apunta con mucho entusiasmo tu nombre en una hoja, junto con el resto de participantes. Al parecer, es el juez, y él tiene todas las respuestas a todas las preguntas posibles. Líneas de visión, poderes, colorines (porque ésa es otra, los tipos que manejan las impresoras de los diales no le cambian los cartuchos con asiduidad, y algunas veces tienes que echar mano de la web oficial para saber si un cuadradico es marrón, gris, rojo o naranja), e incluso sabe ¡de piedras! Quiero decir, de cuándo le tienes que poner una piedra y cuándo no a tu figurilla. Vamos, que igual te da llamarlo juez que geólogo.

Luego está la apertura de las cajas. Con lo que te sale juegas, y siempre está el afortunado de turno al que le sale un Namor o un Hulk y tú te tienes que contentar con tu Moonknight, muñeco que tienes repetido un porrón de veces porque sale hasta en la sopa. Así que te quedas como un tonto, decidiéndo con quién vas a ir a la guerra cuando el tipo que está enfrente de ti tiene un Iron Man, el de tu derecha un Spiderman y el de la izquierda un Capitán América, y tu mayor baza es un monigote que al dejar perpleja a la gente, se tiene que quitar un punto de vida. Lo mejor es que cuando te quedan cinco minutos, el señor geólogo te apura para que utilices tu cuartilla para apuntar todos los datos de tu equipo. "¡Aún no tengo equipo!" te atreves a exclamar, pero el señor geólogo ha vuelto a sus asuntos judiciales y no te hace ni caso.

Sanchís, buen defensa al corte, ex-capitán del Madrid y primo de Bruce Lee.

Siempre está el hombre amable de turno, que te recuerda que puedes usar uno de esos maravillosos heraldos que te has traído metidos en el estuche de Marvel (durante el curso llevo los bolígrafos y en verano figuras de Heroclix), con lo que dedicas tus últimos cinco minutos en poner a cada bicho en su peana en vez de a escribir los datos de tu equipo. El juez/geólogo te regaña porque eres un tardón.

Hay una cosa, que después de un mes me enteré de que se escribía "bye" y que todo el mundo llama "bai", que te da un montón de puntos sin jugar y tienes ventaja. Resulta que todos quieren saber si te lo vas a coger porque una vez ganaste un torneo. Yo, que soy un guerrero y que nunca evito enfrentarme a sus adversarios, me lo cojo, porque una cosa es ser un guerrero y luchar siempre que tengas oportunidad, y otra es desaprovechar un "bai". Se sabe de casos en que la gente por la calle ha señalado a otras personas por no coger el "bai". Justo cuando lo confirmas, todos pasan de ti y se ponen a jugar alegremente. Como nadie te hace caso, te marchas al mostrador, a hablar con tu Dependientus Comiquerus, que es el único que te entiende, que te da la razón, que te lee en tu blog y que te protege, porque eres el único que se compra cómics como los de Catwoman o "esas cosas raras que saca últimamente Norma".
El monigote que la gran mayoría nos metimos. Al final ganó uno que no lo llevaba. Natural.

Cuando los mayores se han cansado de jugar, te llaman porque ahora te toca a ti. "Qué te pensabas, que ibas a tener el 'bai' en todas las partidas" te dicen com mirada inquisitiva. Y tú agachas la cabeza y te sientas donde te dicen y juegas contra el que te dice el señor juez. A partir de ahí es cuando haces para lo que habías entrado hace hora y media en la tienda, jugar una partida con otra persona a un juego de tablero y muñecos de plástico (eso sí, durante las rondas que te manden, que jugar de más mata neuronas).

Y así es un torneo, para más información acerca de tan curiosos eventos, no dejéis de estar atentos al blog de Hobby Game.

4 comentarios:

Ares_90.60.90 dijo...

Pues aqui el dependientus comiquerus siempre al rescate.
Para quien lo quiera saber hay muchas más cosas detras de un torneo de heroclix. Desde el punto de vista de un dependientus comiquerus un torneo de heroclix son un monton de gente friki que se te agolpa en el mostrador a hors interpestivas, (las diez y media o así); y cuando tu sólo quieres echarte a dormir, ellos, ala ..., ahí...; que si cobrame las cajitas de muñecos; que si dame boli y papel que me traigo un estuche muy guapo de marvel, pero no se me ocurre meterle un boli; que si mira que bien me lo paso jugando mientra tu estas ahí currando como un triste; que si mira que bonito el decorador de mundos que ma tocao, ja ja ja.
Pero eso sí al que viene con un Bye hay que tratarlo bien, que baqstante tiene con la presión de decidir si lo usa o no.(se escribe en mayusculas que pa eso es un Bye, porque las mayusculas son signo de reafirmación )
Se cuenta un caso de uno que le dijo que no a un Bye y a la semana se murió...
Así que ya sabeis lo que es un torneo de Heroclix.

Carlos dijo...

Parece interesante. Mira que me llama la atención esto del Heroclix, pero nunca me he puesto. Quizá vaya siendo hora de empezar.

Eso sí, la de cosas que me estoy perdiendo por no pasarme mas asiduamente por Hobby Games...

chiri dijo...

LA GAMBA, LA GAMBA ES LA MEJOR, LA GAMBA SIEMPRE GANA

Miguel N4 dijo...

Hombre, lo difícil del Heroclix es empezar Carlos. Muchas reglas, con muchísimos superpoderes, muchas figuras... Y de repente te encuentras con la sorpresa de que hay bastante gente que juega tú vas de pringadillo (me pasó mucho en mi primera etapa).

Yo lo he tenido mucho tiempo abandonado, este verano me ha dado por jugar más porque estoy de vacaciones, pero ya veremos durante el curso el tiempo que tengo de sentarme a echar una partida.

(Ahí, Chiri, que se note que estás bien enseñado)

Related Posts with Thumbnails