7 de abril de 2009

Reseña: MAX Punisher #9

Tu tienda de cómics en Ciudad Real

Título en España: MAX Punisher #9: Larga y fría oscuridad
Título en EEUU: MAX: Punisher nº50 & MAX: Punisher nº51 & MAX: Punisher nº52 & MAX: Punisher nº53 & MAX: Punisher nº54
Formato: Tomo tapas rústicas, formato 100% Marvel, con sobrecubiertas, color, 136 páginas
Precio: 11.50 €
Editorial: Panini Cómics

Reseña:

Llegamos ya al noveno tomo de la serie de Punisher escrita por Garth Ennis en la línea de contenido adulto de Marvel Comics. Con este volumen se pasa la significativa cifra de los 50 números USA de la serie regular, y el Castigador tendrá que enfrentarse a una situación completamente nueva para él: el regreso de un enemigo que creía muerto, Barracuda.

Una de las cosas que más me están gustando de la larga etapa de Garth Ennis al frente de esta colección es que no deja ningún fleco suelto, no deja ninguna línea argumental colgada a la mitad, evitando de esta manera la sensación de que los delincuentes y enemigos que se van cruzando en el camino de Punisher parecen sólo inventados por el autor para la historia que le toca contar en ese momento. Esta práctica la lleva haciendo Ennis a lo largo de toda la serie y vuelve a verse con mucha más evidencia en este tomo número 9 en el que vuelve a cruzarse su camino con Barracuda, el villano que fue presentado en el sexto tomo (y que a mí me ha parecido el más flojo de todo lo que llevamos de colección hasta ahora) y que protagonizó hace poco un tomo en solitario titulado "MAX Punisher: Barracuda, el Regreso". El despiadado asesino que ya puso contra las cuerdas a Punisher ahora ha encontrado un punto débil en su némesis y parece completamente dispuesto a acabar con él sin ahorrarle el tener que pasar por uno de los momentos más tensos de toda su carrera.

El hecho de que Ennis esté constantemente recuperando temas de volúmenes anteriores hace que este número no pueda ser comprendido y disfrutado al cien por cien sin haber leído alguno de los anteriores. Ennis no sólo echa mano de Barracuda, sino que también hay que tener reciente la historia de amor que existió entre O´Brien y Frank en Afganistán en el séptimo tomo de la colección. No es que Ennis esté contando una historia bien entrelazada, sólo que es capaz de sacarle mucho juego al personaje sin necesidad de introducir nuevas tramas de mafiosos o villanos que desean matar a Punisher en un momento dado a cada número que saca al mercado. Además, la versión del Castigador que nos ofrece el norirlandés cada vez es más humano ahora que Ennis parece dispuesto a sacar los puntos flacos del letal asesino del Universo Marvel.

Por el resto, el cómic sigue la misma línea que todos los anteriores, aunque esta vez la violencia desmedida no es de Punisher hacia sus enemigos, sino que es un intercambio brutal de golpes entre Barracuda y Frank Castle intentándose destruir el uno al otro. Es un poco más corta de lo que estamos acostumbrados (5 números USA en vez de los 6 que venían siendo habituales), aunque se compensa con que en el octavo volumen teníamos un número USA más.

En cuanto a los dibujos, el nombre más destacado es Goran Parlov, el mismo que se hiciera cargo del apartado gráfico en el cómic en el que fue presentado Barracuda. Esta vez, el escenario no es la soleada Miami, sino que gran parte de la acción transcurre durante la noche en las calles de un lujoso barrio de San Diego. El estilo de Parlov combina mucho mejor con esta serie si los sucesos ocurren en un ambiente oscuro, con lo que esa sensación de que tenga un trazo un tanto cartoon que me dio la primera vez que lo vi, se desvanece para ofrecer la verdadera crueldad de las acciones y los golpes que se propinan los dos rivales. El punto negativo lo encontramos con la presencia del veteranísimo Howard Chaykin firmando el primer capítulo y demostrando (en esta serie igual que en la otra del Castigador, "Punisher: Diario de Guerra") que ya no es el artista de primera línea que en su día pudo llegar a ser, sino que está muy por debajo de ese nivel, con lo que la aparición de Parlov en el segundo capítulo se recibe con muchas más ganas que si lo hubiésemos tenido desde el principio.

En definitiva, un cómic muy en la línea del Punisher de Ennis en la Línea MAX. Tiene todos los ingredientes que caracterizan esta serie y ya no tiene opción a decepcionar a nadie. Es cierto que no es el mejor de toda la colección, pero sigue encontrándose dentro de la media (que, al menos en mi caso, se sitúa en una nota bastante alta).

8/10

(Espectacular)

Reseñas relacionadas:
MAX: Punisher #8
MAX: Punisher #7
MAX: Punisher #6
Wisdom: Los rudimentos de la sabiduría
El Encapuchado: El origen

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estupenda reseña, como siempre.

Sobre el número en sí, un brutal enfrentamiento a cara de perro entre entre punisher y esa brutalidad de persona llamada barracuda. No es un tomo con una trama excesivamente elaborada sino que va directo al grano: Hostias brutales y tintes gore, que no es ni más ni menos que como debía acabar el enfrentamiento entre estos dos sujetos.

El punto negativo: El número 50 dibujado por Chaykin. Horripilante, como viene siendo habitual en este autor. Mucho mejor el dibujo de Parlov por muy cartoon que parezca en algunos momentos. Yo personalmente solo asimilo a Barracuda dibujado por Parlov (Ese Barracuda casi famélico -en algunas viñetas- de Chaykin más que una barracuda parece una perca de agua dulce).

Odio a Chaykin.

Pd: Espero que publiqueis un post sobre Wrestlemania 25, a mi juicio un fiasco que se venía venir de antemano. Las predicciones de Nostrasanchus no fueron del todo acertadas jeje.

Miguel N4 dijo...

Jajajajaja me ha parecido magistral tu comentario del Barracuda de Chaykin. Creo que nadie podría haberlo resumido tan acertadamente con tan pocas palabras.

Y sobre el hecho de que esta entrega traiga mucho menos "contenido argumental" y esté plagada de violencia, la verdad es que se puede vislumbrar por mi reseña que no me ha parecido nada mal y que el resultado es muy bueno. Está más que claro que Ennis le ha cogido el truco no sólo al personaje en sí, sino que se ha sabido adaptar a la línea y está brindándonos una etapa francamente buena que sólo los detractores del escritor repudiarán.

Sobre Wrestlemania XXV, me quedé el domingo por la noche viendo el Money in the Bank y un poco de la batalla de las divas, pero perdí el stream y era demasiado tarde como para tener paciencia y buscar otro. Igual para esta tarde tengo descargado el PPV y ya me lo puedo ver tranquilamente.

En cuantico que lo vea entero, me escribo un post con crítica incluída y lo publico. Evidentemente, Sánchez aún no lo ha visto porque se lo tengo que pasar yo (je).

¡Un saludo!

Related Posts with Thumbnails