30 de marzo de 2009

Reseña: MAX Punisher #8

Tu tienda de cómics en Ciudad Real

Título en España: MAX Punisher #8: Las viudas
Título en EEUU: MAX: Punisher nº43 & MAX: Punisher nº44 & MAX: Punisher nº45 & MAX: Punisher nº46 & MAX: Punisher nº47 & MAX: Punisher nº48 & MAX: Punisher nº49
Formato: Tomo tapas rústicas, formato 100% Marvel, con sobrecubiertas, color, 160 páginas
Precio: 13.00 €
Editorial: Panini Cómics

Reseña:

Octavo número de la colección en tomos que recopila la serie americana dedicada al público adulto del Castigador. En esta ocasión, el volumen que toca reseñar sufre un notable aumento de páginas debido a que el arco argumental que contiene -"Las Viudas"- consta de siete números USA al contrario de los seis que nos tenía acostumbrados el autor de la serie, Garth Ennis.

El argumento es, de primeras, suficientemente llamativo como para que el lector quede enganchado nada más ver cómo Ennis le presenta la situación inicial. Una serie de mujeres de antiguos miembros importantes de la mafia (más concretamente, de la familia Cesare, a la cual Punisher ha atacado y mermado en tomos anteriores) y que han quedado viudas debido a la particular forma de impartir justicia que tiene Frank Castle, se alían para intentar tenderle una trampa al asesino de sus maridos y lograr, así, lo que no han sido capaces de conseguir los hombres jamás. De esta forma, nos encontramos un enemigo al que aún no se había enfrentado Punisher en los más de cuarenta números USA que tiene el personaje a sus espaldas si contamos sólo hasta este tomo. Curioso entuerto en el que coloca Ennis al protagonista de su serie después de todas las veces que nos lo ha mostrado como el caballero que protege a las mujeres de los hombres que abusan de ellas... aunque ahora son, precisamente ellas, las que intentan matarlo a él.

Hay que reconocer que estamos ante un gran cómic. Me ha parecido francamente entretenido y goza de una mayor profundidad que otros anteriores, pues no sólo Ennis se encarga de incluir un personaje más a la trama, como es el de cierta mujer que parece empeñada en convertirse en una versión femenina de Punisher (con la brutalidad en sus forma de impartir justicia que ello conlleva), sino que también ha metido una pequeña subtrama en la que interviene un policía que se ve atrapado en la trama entre las viudas y Punisher y que, debido a una forma de resovler un conflico en un colegio, cree que corre el peligro de convertirse, también él, en una especie de justiciero sanguinario. Si unimos a todo esto que la historia sigue cargada de todo aquello que ha caracterizado a la cabecera de Punisher de la Línea MAX, violencia sin tapujos, escenas de sexo, un protagonista con una fuertes convicciones que lleva hasta el final y unos personajes secundarios pasados de rosca cuyas acciones son más drásticas, violentas y hostiles con el resto del mundo que las del propio Castigador.

En cuanto al dibujo, Leandro Fernández, el dibujante del anterior tomo, deja paso al filipino Lan Medina, un hombre que recuerdo de haberlo visto en alguan colección de la Línea Vertigo de DC Comics como "Fábulas" o en la serie mutante de "Distrito-X". Un artista muy acorde con la estética gráfica que tiene esta serie, ya que Medina de desenvuelve perfectamente en los realistas y sangrientos plano que ha de mostrarnos, así como en dotar cada escena de la esfera adecuada que refleja y caracteriza todo lo que rodea a Frank Castle. Aunque hay que reconocer que supone un pequeño paso atrás con respecto a Fernández, en el dibujo tenemos un magnífico resultado final.

Sobre el formato, un único apunte, y es que el precio que Panini le da a los tomos en formato MAX/100% Marvel con siete números USA es el más ajustado de todos sus tomos en el mercado, pues salen más económico (y con mejor papel y tapas) que el haber comprado los números sueltos en grapas al precio actual por unidad de éstas. Un punto a favor a tener en cuenta ahora que nos toca mirar más nuestro bolsillo.

En definitiva, un nuevo acierto y un nuevo cómic excelente de Punisher obra de Garth Ennis. La lectura engancha desde el principio y avanza dando sorpresas y revelaciones que, si bien se espera que esto ocurra, no lo hace de una forma previsible. Personalmente he disfrutado mucho con este cómic y sigo convencido de que hay que recomendar todo lo que sea posible esta serie de Punisher por encima de la que se está publicando actualmente en grapa en nuestro país.

8.5/10

(A medio camino entre Chanante y Espectacular)

Reseñas relacionadas:
MAX: Punisher #7
MAX: Punisher #6
MAX: Punisher #5
Wisdom: Los rudimentos de la sabiduría
El Encapuchado: El origen

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con tu crítica, al igual que con todas las que has venido haciendo de los tomos de punisher hasta ahora.

Falta por saber ahora como le irá a esta línea después de la marcha de Ennis. Yo la verdad es que, a pesar de ser fan de punisher de toda la vida, no consigo imaginarme esta serie sin el bueno de Ennis, en mi opinión el mejor autor que ha tenido el personaje en toda su carrera.

Comparto plenamente tu opinión de recomendar esta línea. En mi opinión es uno de los mejores cómics que se pueden leer en la actualidad, aunque esta opinión no sea compartida por aquellos que denostan a Ennis o no les guste el personaje de punisher o bien las historias ambientadas en ambientes más tétricos y urbanos.

En conclusión, una serie muy recomendable, en contraste con la serie de grapa, con un dibujo deleznable de Chaykin y unos guiones aborrecibles de Fraction que desdibujan totalmente al personaje y que apenas tienen violencia siquiera. Y una serie de Punisher sin violencia es como X men sin mutantes, osease una puta mierda.

Saludos y a seguir con estas estupendas reseñas.

Miguel N4 dijo...

¡Hola, hola!

Me alegro de que haya más gente que coincida conmigo en mis impresiones con el Punisher de Ennis. Es que parece que somos una minoría pero tengo entendido que la colección se está vendiendo bastante bien. Al menos, los primeros tomos está complicado el hacerse con ellos a la espera de una reedición de Panini (je, sí que hace poco que estuve hablando de esto con mi Dependientus Comiquerus).

De Howard Chaykin sólo puedo decir que ese hombre va de mal en peor. Ya me quedé decepcionadísimo con su trabajo en la serie de Blade (que, quitando la parte del dibujo no está mal), pero su paso por Diario de Guerra está siendo pésimo a más no poder. Ahora bien, la culpa de que la serie en grapa del Castigador no tenga la violencia que sí que tiene la de la línea MAX es solamente del guionista y del editor de turno, que se equivocan al intentar que un lector equivocado compre esta serie.

Un saludo y gracias por lo de las reseñas, el sábado, la próxima.

Related Posts with Thumbnails