5 de mayo de 2008

TREINTA Y UNA

¡¡¡HALA MADRID!!!

Por segunda vez consecutiva, algo que no ocurría desde hace 18 años, el Real Madrid ganó ayer la Liga depsués de ganar, a la épica, igual que el año pasado, 1-2 al Osasuna. Con uno menos después de la expulsión de Cannavaro. Después de que nos pitaran un penalti y el Santo no lo atrapara (pero ya hizo sus milagros en el resto de las jornadas de esta maravillosa Liga).

¡Ay ese hombrecillo holandés que es Robben! La promesa cumplida de Ramón Calderón. Ése que decían que era de cristal pero que sobrevivió y venció en un campo tan complicado como es el bastión pamplonica del Reyno de Navarra. Se alzó en el área, esperando un rechace pero rematando de cabeza un increíble centro de Gonzalo Higuaín. Él fue el héroe que el año pasado aparecía cerca del minuto 90 y este año centró en el '86 para empatar el partido.

Se me saltaban las lágrimas en el momento en el que Diarra peleaba ese balón que le había llegado desde Sergio Ramos. Volvía para el sevillano que jugaba a su derecha donde surgía el Pipa Higuaín con el 20 a la espalda y controlando el esférico con el pecho. Balón abajo y chutazo con la derecha a la izquierda del portero. Imparable. Golazo. Segundo gol del partido para el Madrid y trigésimo primera Liga para el equipo blanco, para la afición, para todos nosotros, los madridistas que hemos sufrido un partido como éste. Pero hemos ganado. Y ahora todo se olvida. Ahora todo se celebra.

Hay que acordarse de los grandes. Hay que recordar que el pichichi y máximo goleador del equipo que ha ganado la Liga ha sido un hombre que tiene nombre y apellidos. Porta el brazalete de capitán. Ayer forzó para aportar su enésimo granito de arena para conseguir un título como éste. El Real Madrid ha dominado la Liga desde la jornada en el que cogió el liderato y ya no lo va a soltar porque son campeones. Raúl González Blanco consigue su segunda Liga consecutiva por primera vez en su carrera deportiva.

Y el Santo de Móstoles. San Iker Casillas. El que todo lo paró y que ha salvado uno a uno los 35 partidos que ha empleado el equipo para obtener la victoria final. Porque al Madrid le han sobrado nada más y nada menos que ¡tres partidos! Que se lo hagan mirar aquellos que hablan de loros...

De verdad, el que no sepa festejar un título de su equipo de fútbol, no sabe lo que es la felicidad realmente.

¡¡¡HALA MADRID!!!

4 comentarios:

JAVIER dijo...

Amunt valencia!
Y el Villareal segundo, directos a la championslí ;)

Miguel N4 dijo...

Y el Barcelona dos años a dos velas.

JAVIER dijo...

Amunt, me refiero, porque mes baix no pot ser (más bajo no puede ser: traducción simultánea)

Miguel N4 dijo...

Eso se le puede aplicar al Valencia y al Barcelona, porque todavía pueden quedar por detrás del Paté... Atlético.

Related Posts with Thumbnails