31 de mayo de 2008

ReseñaTV: The Unit (2ª temporada)

Creador: David Mamet
Canal EEUU: CBS
Canal España: La Sexta
Número de capítulos: 23
Duración aprox.: 40 minutos por episodio

Reseña:

El mismo creador que hizo posible la increíble serie The Shield, David Mamet, también puso en marcha otro proyecto con otro de los grupos de seguridad más famosos de Estados Unidos junto en la pequeña pantalla junto con los detectives: el ejército. Así, tenemos una vuelta más de tuerca en el género bélico con la suposición de la exitencia de un equipo de soldados plenamente preparados que se encargan de realizar misiones de alto secreto en el extranjero y son la primera línea ofensiva (y encubierta) contra los terroristas que amenazan la paz mundial y los intereses de Estados Unidos.

La fórmula de esta segunda temporada comienza siguiendo, más o menos, la misma línea que en la primera. Hay que tener en cuenta que la primera temporada simplemente constó de 13 capítulos en los cuales dio poco tiempo a familiarizarse con todo lo que suponía La Unidad en el contexto internacional. Los tres personajes más destacados de ésta, como son Jonas, Mac y el hombre que entra en el primer capítulo y que marca en cierto modo el devenir de la historia principal, Brawn, son presentados de forma minuciosa durante la primera temporada de forma que en la primera parte de esta segunda son ya viejos conocidos para el espectador. De esta forma, cada capítulo seguirá suponiendo una única misión para La Unidad (curiosamente al principio no suelen estar siempre los cinco miembros al completo sino que siempre suele haber uno no desplegado y que permanece en la base, lo que aumenta la sensación de riesgo en las misiones). De forma paralela seguiremos asistiendo a la relación entre las tres mujeres de los tres miembros casados, Kim, Tiffy y Molly, cuya aparición es a veces un buen modo de aumentar el suspense en la historia principal del capítulo (es decir, una situación de peligro a la que se están enfrentando sus maridos) o una verdadera carga pues muchas veces está demasiado forzada. Aunque ya se va notando que Molly ha bajado en protagonismo con respecto a la temporada anterior, que nos la pintaban como una mujer demasiado entrometida en la vida del resto de las personas en la base en una actitud completamente contrastada con el impresionante sentido del deber y de mantener la privacidad que tiene su marido el jefe de la unidad Jonas Blane. Afortunadamente, este marcado carácter se ha visto mucho más atenuado en esta segunda temporada.


Sin embargo, es a partir del comienzo de la segunda mitad de la temporada cuanto engancha de verdad, cuando The Unit da un paso adelante en la trama y el esquema se rompe para cobrar un poco más de profundidad. Lo más curioso de todo es que se hace gracias a ideas y conceptos que se han establecido en la primera mitad, lo que nos hace darnos cuenta de que realmente antes se han puesto los cimientos y ahora estamos disfrutando de una historia bien argumentada y tan bien formada que es difícil escapar a la adicción que despierta. Es cierto que se vuelve a echar mano de un recurso que ya se ha usado, la infidelidad en el matrimonio Tiffy-Mac, pero de un modo un tanto diferente que lo hace muchísimo más interesante ahora que en capítulos pasados. Pero el profundizar en el pasado de las costumbres de La Unidad, así como dotar los capítulos de relleno de historias realmente buenas (se me viene a la cabeza sobre todo ese en el que todos los equipos del estilo a nivel mundial celebran sus particulares juegos anuales en Alemania). En este sentido en muchas series debería cundir el ejemplo.

Sin duda, el personaje que más ha evolucionado desde que comenzara la serie ha sido Brawn. El que fuera el novato ha pasado a ser el protegido de Jonas y eso le ha influido en gran manera para poder acercarse un poco más al espectador. Al principio me pareció que se salía poco de los cánones de su personaje y no rompía con el cliché. Con la repentina aparición de la CIA y que La Unidad está en peligro de desaparición, Brawn se verá en dos frentes que tendrá que capear. Esto ocurre justo al final, Brawn se sigue postulando como el verdadero protagonista pero ahora parece que tendrá mucha más maniobra de acción. Los capítulos dedicados casi por completo a él como por ejemplo aquel en el que se relata cómo fue aceptado como miembro de pleno derecho en La Unidad, o en el que viaja junto con Williams a la selva y debe hacer todo lo posible por salvara a éste de una repentina enfermedad desconocida así como cumplir con la misión que se les ha ordenado, le dan minutos en pantalla que rivalizan con Jonas Blane, interpretado magníficamente bien por Dennis Haysbert, la cara más reconocible del reparto y en el que recae la mayor parte del peso argumental e interpretativo de la serie al completo.

En definitiva, The Unit es una serie que me ha conquistado por completo. No es habitual encontrarse con series sobre el ejército de esta factura tan buena pero cuando sale una supone un soplo de aire fresco entre tantos espías y superagentes que ya parecen hasta convencionales en el panorama televisivo. Recomendable para cualquiera al que le guste la acción (que la hay, y a raudales) y los fans de los dramas bélicos.

9/10

Enlaces relacionados:
Índice de reseñas de series de televisión

2 comentarios:

Yota dijo...

A mi está serie también me tiene completamente fascinado, pero claro David Mamet está detrás de todo el meollo.

Miguel N4 dijo...

Ahí está el tema: David Mamet.

De todas formas, no sólo es que la serie sea muy buena (que lo es), sino que va de menos a más de una forma espectacular. Por eso engancha tanto.

Related Posts with Thumbnails