27 de diciembre de 2010

Reseña: Nuevos Mutantes #1

Tu tienda de cómics en Ciudad Real

Título en España: Nuevos Mutantes #1: El Regreso de Legión
Título en USA: New Mutants vol.4 nº1-5 & X-Men Odd Men Out
Formato: Tomo, tapas rústicas, 160 páginas, color.
Precio: 10.75 €
Editorial: Panini

Reseña:


Después del fracaso que supuso Jóvenes X-Men, en Marvel decidieron volver a los orígenes del concepto de una serie protagonizada por los novatos de la Patrulla-X. El hecho de que los primeros en llevar el nombre de Nuevos Mutantes sean ya adultos con largas carreras a sus espaldas no impide que volvamos a ver de nuevo unido a este grupo de jóvenes amigos en la nueva andadura de los mutantes en Utopía.

Magik ha regresado del Limbo, y Sam Guthrie, le pide a Cíclope que le permita liderar un nuevo equipo en la nueva "organización", casi estatal, que se han convertido los mutantes ahora que viven en una isla enfrente de las costas de California. Como no podía ser de otra forma, Bala de Cañón decide contar con sus amigos de toda la vida, Mancha Solar y Magma, además de una Illyana que se apunta a la primera misión, la cual no será otra que rescatar a Karma y Espejismo, las cuales fueron en busca de una niña, supuesta mutante, en un pueblo de Colorado, y no han vuelto a dar señales de vida. A esto hay que sumarle el nombre del arco argumental que abre la colección: El Regreso de Legión, y tendremos un cómic con muchos toques clásicos, pero actualizando a sus protagonistas hasta tal punto, que ahora los Nuevos Mutantes son adultos, y no los adolescentes que vivían a la sombra de los mayores de la Patrulla-X.

El primer arco consta de cuatro números USA, y va de menos a más de una forma descarada. El comienzo es dubitativo, como si Zeb Wells (el guionsta que se hace cargo de esta nueva etapa, y que es un habitual dentro del equipo creativo de Asombroso Spiderman) no supiera cómo llevar a los personajes, exagerando demasiado el comportamiento de Illyana o Roberto. Esto ocurre hasta que la historia se centra en Legión, y los Nuevos Mutantes tienen que enfrentarse a un ser cuyo poder supera con creces a todos ellos juntos. Wells nos ofrece algo nuevo con personajes viejos, pero es una buena vuelta de tuerca al tema de Legión. Una buena historia que sirve tanto para presentar la nueva colección a los lectores, como para sentar las bases a raíz de las cuales avanzará toda la trama. Eso sí, con el caos que hay últimamente alrededor de la actualidad mutante, Wells deberá adaptar sus historias a casa acontecimiento que vaya surgiendo. Ya veremos qué papel juegan los Nuevos Mutantes a medio plazo.

El tomo en sí es bastante flojo. Es cierto que si nos centramos únicamente en los cuatro números usa que componen El Regreso de Legión, queda una historia bastante buena, con un dibujante como Diogenes Neves, muy correcto, del que hablaré más adelante. Sin embargo, el quinto número USA del cuarto volumen de New Mutants, que hace las veces de epílogo de todo el tema de Legión, y sirve para formalizar el grupo con Bala de Cañón como líder, corre a cargo del arte de Zachary Baldus, para mí, un auténtico desconocido que rompre completamente con el aspecto visual de la serie, buscando un realismo que no logra de ninguna de las formas, los personajes no son todos iguales y todo es demasiado estático. Lo peor ha sido llegar a las páginas de Baldus y encontrarme con esto. Ha bajado mucho mi impresión por el cómic. Y eso que, si nos ceñimos al guión, son 22 páginas muy interesantes, como ya he comentado.

Diogenes Neves, el dibujante brasileño que se hace cargo de los cuatro primeros números USA, sin ser un artista hot, sí que logra crear una atmósfera muy buena. Especialmente, me ha gustado cómo combina las splash-pages con el resto de páginas. Muchos personajes en algunas viñetas, pero con características contrastadas, con lo que me ha quedado un muy buen sabor de boca.

Para el final me he dejado el complemento que incluye el tomo. X-Men: Odd Men Out es un número unitario escrito por Michael Higgins y dibujado por el malogrado Dave Cockrum, que falleció en el año 2006, y cuyo trabajo se publica a título póstumo. La verdad es que ver unos dibujos tan clásicos como los de Cockrum rodeado de las técnicas de la actualidad me resulta muy extraño. No me cuadra demasiado, pero lo cierto es que hubiese mejorado mucho si la historia que se narra fuera algo mejor. El Pensador Loco descubre un laboratorio secreto bajo Central Park, con una base de datos de los mutantes, y se decide a crear un robot que acabe con ellos. Su creación se vuelve contra él y se enfrenta a una versión más antigua de los Nuevos Mutantes, donde aún están Ríctor, Loba Venenosa o Desliza. Un cómic muy de los años ochenta, que casi podría pasar por un simple especial de Navidad.

En definitiva, un tomo de luces y sombras. La parte importante, la de la historia principal de la colección, muy bien, apunta maneras, pero el complemento innecesario, más la mala elección de un dibujante como Zachary Baldus, hacen que descienda muy mucho el nivel del cómic. Esperemos que la situación se estabilice a partir del segundo tomo.

6.5/10
(A medio camino entre 'Tá bien y Chanante)
Reseñas relacionadas:
X-Men: Infernus
Jóvenes X-Men #3
Jóvenes X-Men #2
Jóvenes X-Men #1
Capitán Britania y el MI-13 #3

2 comentarios:

Goku_Junior dijo...

Una serie que tiene más números centrados en eventos que en historias propias pinta mal, muy mal, pero bueno, aun no he leído nada aparte de este primer tomo que se merece un 6 namás. A ver que tal va después...

Miguel N4 dijo...

Pues estás como yo. Aunque yo le pongo medio puntillo más que tú. No sé si habrá salido algún tomo más en España, pero yo no me lo he comprado, así que tardaré mucho en leérmelo :P

Related Posts with Thumbnails