8 de septiembre de 2009

Reseña: Los Vengadores - La Guerra Kree-Skrull

Tu tienda de cómics en Ciudad Real

Título en España: Los Vengadores: La Guerra Kree-Skrull
Título en EEUU: Avengers nº89 & Avengers nº90 & Avengers nº91 & Avengers nº92 & Avengers nº93 & Avengers nº94 & Avengers nº95 & Avengers nº96 & Avengers nº97
Formato: Tomo tapa rústica con solapas, formato 100% Marvel, línea Marvel Gold, color, 208 páginas
Precio: 15.00 €
Editorial: Panini Comics

Reseña:

Estamos ante una de las historias clásicas de los cómics Marvel. "La Guerrra Kree-Skrull" fue uno de los arcos argumentales más grandes por los que ha pasado la colección de Los Vengadores. Fue en 1971 cuando, de la mano de Roy Thomas, explotó una guerra entre los dos imperios más grandes de la galaxia, el Imperio Kree y el Imperio Skrull, y ambos se peleaban por el control del planeta Tierra, el cual suponía el punto medio exacto entre ambos territorios, y tanto krees como skrulls trataron de hacerse con el control de la Tierra, pero se tendrían que enfrentar a los defensores de ésta, a Los Poderosos Vengadores.

El grupo, en aquella época, lo formaban los mutantes hermanos la Bruja Escarlata y Mercurio, el androide conocido como la Visión y Clint Barton que, en ese momento, era Goliat. Ellos cuatro serían los primeros en encontrarse con Rick Jones y con el Capitán Marvel (los cuales se intercambiaban el uno por el otro entre la Tierra y la Zona Negativa cuando entrechocaban sus negabandas) e inmiscuirse dentro del enfrentamiento entre las dos razas dominantes del universo. Pronto, irán haciendo acto de presencia otros Vengadores más reconocibles e ilustres como el matrimonio formado por la Avispa y Hank Pym (en aquel momento como Chaqueta Amarilla, aunque también se pondrá el traje de Hombre Hormiga), y los tres héroes más representativos del grupo, Iron Man, Thor y el Capitán América. Un elenco de protagonistas de lujo para llevar a cabo una historia de proporciones galácticas en la que, poco a poco, la típica trama de superhéroes contra invasiones alienígenas iría dando paso a una verdadera batalla en el espacio al más puro estilo de películas de ciencia ficción. Lo que más me ha gustado es que en ningún momento se pierde la perspectiva y se niega la esencia de la serie, debiendo los Vengadores de enfrentarse a unos cuantos skrulls, al rechazo del pueblo, a una desconfianza cada vez mayor sobre el desconocido Mar-Vell, etcétera.

En cierto modo, creo que la historia se alarga demasiado. Da muchos rodeos explotando otras ideas que posiblemente podrían haber sido completamente prescindibles pero que, de igual forma, enriquecen un tanto más el relato que Thomas nos está haciendo llegar. Un punto a favor es que, si bien la historia está demasiado alargada, también es cierto que, en cada capítulo, ocurre algo y tiene un contenido suficientemente denso como para que la lectura de cada número USA contenido en este tomo (hay un total de nueve), una cosa que, en la actualidad, es raro que pase en historias de gran magnitud que tengan que ver, precisamente, con Los Vengadores y el resto de héroes Marvel. Eso sí, el estilo es completamente setentero, con los personajes informando al lector, mediante los bocadillos de qué es exactamente lo que les está sucediendo o qué es lo que están haciendo ellos. Se resta un poco en la velocidad de la obra, de tal forma que muchas veces se haga algo pesado, pero eso no es debido a que estemos ante un cómic flojo ni mucho menos, sino que hay cómics, como ocurre en esta ocasión, por los que el tiempo no pasa tan bien como nos gustaría y, aunque sí que estamos ante una obra muy entretenida, el paso de los años han hecho que, al leerlo en la actualidad, haya perdido mucha de la fuerza que le caracterizó varias décadas atrás.

En cuanto al dibujo, Neal Adams, Sal y John Buscema son las tres firmas que tienen las páginas del interior del tomo. La edición (al más puro estilo 100% Marvel) hace que luzcan mucho más y mejor los dibujos de estos tres fantásticos artistas, que pasan por ser algunos de los máximos referentes de la época, expléndidos narradores que, al igual que el cómic, con el paso de los años y habiendo visto la mejora de las técnicas de entintado y coloreado, han perdido mucho en cuanto a lo que podíamos ver hace casi cuarenta años. Sin embargo, la nota en la parte gráfica la pasa bastante bien la obra.

En definitiva, estamos ante un cómic que comienza siendo una historia más de superhéroes pero que va evolucionando hacia un relato de ciencia ficción y que acaba culminando en una larga batalla en el espacio en la que intervienen naves espaciales, extraterrestres y los Vengadores ahí por medio. La única pega es que el tiempo no pasa en balde y obras como ésta no se suelen librar. Aún así, no deja de ser recomendable.

7/10
(Chanante)

Reseñas relacionadas:
Los Nuevos Vengadores: Illuminati
Dinastía de M: Los Vengadores
Los Vengadores de los Grandes Lagos: Desunidos
El Capitán Britania y el MI-13 #1
Absolute Camelot 3000

2 comentarios:

Yota dijo...

Creo que de todo lo clásico de Marvel que he leído esto es lo que menos me gusta. Lo leí y me quedé con una extraña sensación de decepción.

Miguel N4 dijo...

Está bien, hombre. Sí que decepciona, pero porque se lo ha puesto en un pedestal y no es tanto como lo pintan. El problema está en que, aunque ahora estén muy de moda y salgan por todos lados, Los Vengadores es un grupo cuyos cómics clásicos no llegan a ser tan buenos como los clásicos de Spiderman en solitario o los mutantes.

Related Posts with Thumbnails