20 de septiembre de 2009

Las 20 series de dibujos animados que deberías ver si eres lector de Cabronos Extraños [XVI]: Spider-Man

Estamos ante una de las series de dibujos animados que más veces ha repetido Antena 3 a lo largo de su historia. ¿Qué tiene de destacable esta serie de Spiderman? Pues que fue la primera serie de superhéroes que yo seguí fielmente cuando era pequeño y fijaos en lo que he acabado, en un coleccionista de cómic empedernido.



La serie tenía 65 episodios y es una de las mejores adaptaciones de Spiderman que he visto jamás. En serio, incluso si añadimos sus apariciones en otras series, en videojuegos o en las películas. Tanto es así que yo recuerdo la primera vez que me leí un cómic de Spiderman (¡era una Biblioteca Marvel de Forum, nada más y nada menos!), que la voz de Peter Parker era igual en mi cabeza que la que le pusieron en el doblaje en español. Las adaptaciones a dibujos animados de los cómics de antes eran mucho mejores que las de ahora, dónde va a parar.

La serie iba, como su propio nombre indica, de Spiderman. Le podrían haber puesto, a lo mejor, "El Intrépido Trepamuros", pero ese título no tiene mensaje, vamos, que tú lees ese título en la revista de la programación de la televisión, y no sabes que ahí había un tipo vestido con una malla repretada pegándose palos contra un manco que se transforma en un lagarto gigante (y que, al igual que la serie, tiene un nombre que ayuda a identificarlo rápidamente, "Lagarto"), contra un señor viejuno que se vuelve joven y va por ahí volando, o contra un tipo gordo y grandote vestido con un traje blanco muy lujoso y que es más malo que Reiziger. Pero no era un Spiderman como el que todos conocemos, estaba ya talludito, vamos, que no pegaba ni con cola el decir que ése acababa de salir de la adolescencia, porque lo veías tan alto, con esa ropa tan seriota y con ese pecho-palomo que tenía que se veía a la legua que Peter Parker debería estar, en la serie de dibujos animados, cerca de la treintena (esos hombros cuadrados no engañaban a nadie, vamos, los compañeros del periódico serían idiotas para no darse cuenta que el "tirillas" de Parker tenía cuerpo de tío duro). ¿Y Mary Jane? Pues igual.

Gracias a la serie de televisión de Spiderman conocimos a toda la galería de villanos que acompañan al Hombre Araña en los cómics. No enteramos de todo el trajín que se traía Kingpin (el gordo malo, ya sabéis) para arreglárselas para acabar con Spiderman, que llega hasta a constuirse unos Megazords en plan arañas y escorpiones que, luego, se juntan los tres y se crea un pedazo de Megazord que casi se carga medio Nueva York, pero Spidey siempre logra salir airoso de esas situaciones, y sin metamorfosearse, que tiene mucho más valor el hacerlo así. También nos enteramos de lo de los Seis Siniestros, que estaban compuestos por el Doctor Octopus, Misterio, Rino, Escorpión, Camaleón y Shocker (que, en realidad, es Conmocionador, pero en la serie le pusieron el nombre en inglés, recordad que estábamos en los noventa y eso vende un montón). Estos seis eran una banda que se junta para intentar vencer a Spiderman, y cada uno tiene los poderes iguales a sus versiones de cómic, e incluso llegaron a explicar el origen de Misterio como especialista en efectos especiales de películas. Imaginaos a un técnico de efectos especiales, que se cabrea y se pone una pecera en la cabeza para luchar contra Spiderman. Muy bien, que me parece a mí.

Mención completamente a parte se merece la Tía May, que es fidelísima a la versión de los cómics, que era una vieja que le caía mal a todo el mundo (menos al Doctor Octopus, que se la intenta cepillar, algo que de pequeño no entendí y que ahora, pues sí, porque ser un tipo gordo que nose quita las gafas de sol ni cuando es noche cerrada, con un acento sospechoso y, además, está más tiempo metido en la cárcel que ningún otro villano de Spiderman... seguro que éste es de los que le dan un condón de sabores y lo echa a la leche), ¡y no se moría ni de casualidad! Ya desde pequeño yo apuntaba maneras a lector de "Amazing Spider-Man", yo ya le tenía cierto rencor a la Tía May.

Pero, con lo que se queda todo el mundo cuando recuerda la serie es con lo de "aquella vez en la que había un montón de Espidermanes", y es que había uno con una armadura plateada, otro con seis brazos, otro con los tentáculos del Doctor Octopus, otro no tenía poderes porque era Tobey Maguire (bueno, no se decía, pero se adelantaba en el futuro, ya que la serie era mucho anterior a la primera pelicula de Sam Raimi) y otro era Ben Reilly (¡el clon!). Y el lío este de haber seis tíos diferentes con las mallas de Spiderman viene justo después de la adaptación a la serie de televisión de las Secret Wars marvelitas. Por cierto, a mí me encantaba ver una y otra vez esta parte de la Guerras Secretas, donde Beyonder (otra reminiscencia de los noventa, que este es el Todopoderoso), coge a Spiderman y se lo lleva al planeta aquel para luchar contra una banda de supervillanos y le pide que reclute un ejército en el que estarán Tormenta (la de X-Men), Los 4 Fantásticos, el Capitán América, Gata Negra y un equipazo de superhéroes que acaban luchando contra el Doctor Doom (más conocido como el Doctor Muerte por todos nosotros). Era divertido ver cómo el Capi le juraba fidelidad a un Spidey que comandaba a todo el mundo contra los malosos. Y no voy a hacer ninguna rajada por no respetar la continuidad (aunque debería, sí), pero es que la serie esta llevaba su propio sub-universo al margen del Universo Marvel tradicional que, de alguna manera, era capaz de combinarse con el de la serie de los X-Men y con la de Iron Man de la misma época las dos. De hecho, gracias a esta versión de Spiderman, muchos de los chavales de mi generación (y cercanos), conocimos al elenco de personajes de la Marvel como Blade, Morbius, Daredevil, los simbiontes, el Doctor Extraño... estoy por decir que los de Disney compraron Marvel porque se vieron esta serie y les gustó tanto que quisieron continuarla y sacar nuevas versiones. Sí, eso va a ser. Pues ya tenéis toda la respuesta al lío Disney-Marvel, hombrecillos extraños, para que luego digáis que entrar en este blog no os reporta una sabidiría asombrosa.

De lo que no me enteré nunca fue del final, que fue algo así como: "Voy a buscar a Mary Jane y seguiré defendiendo a los ciudadanos de Nueva York, Madame Web, espérate aquí, que enseguida vuelvo...". ¡Y no volvió! Recuerdo la primera vez que lo vi, al día siguiente, ya estábamos otra vez con el primer capítulo, que lo tenía más visto que a algunos miembros de mi familia.

Tenéis que ver la serie, si no lo habéis hecho ya. ¡Vamos!

6 comentarios:

Yota dijo...

Como mola la imagen de las Spider-Wars!!!

Miguel N4 dijo...

Mola un montón. Es una pena que no haya sido capaz de encontrar una foto más grande.

¡Un saludo!

Anónimo dijo...

HALAAAAAA!!!! yo veía esta serie,y me encantaba!!,creo que en la primera "televisaron" una versión de spiderman mas moderna(con adolescentes con las hormonas revolucionadas) pero no tenía nada que ver con esta,vamos! que fué un fracaso y para colmo creo que el doblaje era en versión "español latino" POR DIOSSS ESO SI QUE JODE LOS DIBUJOS!!!

Miguel N4 dijo...

Buenísima, sin duda, la serie. Y no, no se hacen series como las de antes. Aunque yo salvaría un par (que no me atrevo a desvelar porque igual doy la sorpresa y las pongo en esta Gran Saga, quién sabe).

No sé a qué serie te referirás, pero yo tengo la primera temporada de "Espectacular Spiderman", que es lo más reciente de dibujos Marvel actualmente, y está en castellano de España. Búscalo, que seguro que lo encuentras ;)

Anónimo dijo...

Uy!!me he equivocado, perdón!jeje, creo que la que sí estaba doblada en latino-amaricano era una serie de la liga de la justicia, era insoportable escuchar a batman hablando como "Pancho Villa"!!!.

Miguel N4 dijo...

Liga de la Justicia Ilimitada, me parece que era. Yo también probé a bajármela, pero no podía con cosas como "Bruno Díaz" y acabé desestimándola, y no tenía mala pinta.

¡Un saludo!

Related Posts with Thumbnails