12 de septiembre de 2009

Reseña: Invasión Secreta - X-Men

Tu tienda de cómics en Ciudad Real

Título en España: Invasión Secreta: X-Men
Título en EEUU: Secret Invasion nº1 & Secret Invasion nº2 & Secret Invasion nº3 & Secret Invasion nº4
Formato: Tomo, tapas rústicas, 96 páginas, color.
Precio: 7.75 €
Editorial: Panini Cómics

Reseña:

Recogida en un único tomo aquí encontramos la serie limitada de cuatro números en la cual podemos leer el cruce entre la mayoría de las series de la Franquicia Mutante con el gran evento Marvel del año, "Invasión Secreta". Esto es algo que ya se hizo, por ejemplo, con "Civil War" o "World War Hulk", y parece que será algo habitual en Marvel siempre y cuando el crossover en cuestión no tenga sus raíces en los mutantes de la editorial, algo que sí ocurrió con "Dinastía de M".

La acción se desarrolla, por completo, en San Francisco, nueva ciudad-sede de la Patrulla-X. Un ejército de skrulls con sus naves de combate y los Super Skrull correspondientes atacará la ciudad que defienden los mutantes, con lo que la gran parte de la historia consistirá en los movimientos que van realizando un bando y otro buscando el lograr la victoria. Los mutantes, liderados por Cíclope, buscan acabar con la invasión de los alienígenas a la ciudad que les ha acogido recientemente. Mientras, los extraterrestres, pretenden acabar con toda resistencia superpoderosa que se encuentre a su paso. La ciudad californiana se convertirá en un campo de batalla sacando, una vez más, a relucir las dotes de liderazgo sobre el terreno que tiene Scott Summers, el cual, desde la marcha de Charles Xavier, es uno de los personajes que más ha evolucionado dentro de las colecciones de la Línea Mutante.

El guión lo escribe el mismo que se encarga de "X-Men Legado", Mike Carey. Un hombre que conoce bastante bien a los personajes y que ya tiene experiencia en cruces con grandes eventos desde que llegó a La Casa de las Ideas hace unos añitos. Además, puede contar con todos los mutantes de la editorial, pues esta miniserie sirve de nexo de unión de las colecciones "Patrulla-X", "Jóvenes X-Men" y "X-Force". Lobezno está luchando en la primera línea de batalla junto con sus compañeros Vengadores, X-Factor ya han tenido su cruce conjuntamente con Hulka en la colección de los investigadores y la serie de la que se encarga el propio Carey continúa paralela a "Invasión Secreta" centrándose única y exclusivamente en el personaje del Profesor X. A pesar de las ausencias, en el tomo podremos ver a todos los personajes, protagonistas, secundarios e, incluso, ocasionales, que se han pasado por las páginas de las tres colecciones mencionadas, por lo que Cíclope y Carey cuentan con un numeroso equipo con el que jugar sus bazas.

Centrándome más en la historia y el argumento, la verdad es que esperaba algo mucho más espectacular de lo que ha resultado al final. Mucha acción con skrulls y mutantes enfrentándose de decenas de formas diferentes, unos atacándose a otros y con los líderes de ambos bandos tomando posiciones y ejecutando tácticas buscando derrotar al contrario. Carey mete el tema de la fe y las motiviaciones de los skrulls ("Él te ama") para ocasionar una crisis religiosa en el más espiritual de los miembros de la Patrulla-X, Rondador Nocturno. Me parece que se centra demasiado en ese tema o, al menos, debería haber metido alguna historia más que se desarrolle paralela a la batalla para no aburrir al lector con el transcurso de la defensa de San Francisco que, no nos engañemos, ya sabíamos todos cómo iba a acabar este asunto. Carey utiliza las típicas técnicas de reforzar la personalidad de algunos personajes dentro de la trama para conducirla hacia donde él quiere apoyándose en pequeños avances que cambian el discurrir del enfrentamiento, pero me queda la duda de si no hubiese sido mucho mejor el contar con muchos menos personajes y hacer un encuentro más directo, pues al final todo parece reducirse a un movimiento de fichas sobre el tablero y un juego táctico entre Cíclope y el comandante skrull.

En cuanto al dibujo, la verdad es que es uno de los principales puntos en contra del cómic. Cary Nord no da la talla en el que es el trabajo más notable en su trayectoria como dibujante de cómics. Parte de la fuerza del dibujo queda en manos del colorista y se echa de menos que el dibujante explote la espectacularidad de un cómic en el que prima, ante todo, las peleas entre super skrulls y mutantes, haciendo, todos ellos, gala de numerosos poderes. Demasiado simple y oscuro para una historia de este estilo.

En definitiva, un cómic más que sale para cumplir la papeleta de tebeos que tienen el sello de "Invasión Secreta" en la portada. La historia tiene poca profundidad salvo pequeños detalles en personajes puntuales y el derroche de acción que se produce no es bien aprovechado por los autores para sacar un cómic en el que se crucen golpes constantemente. Lo dicho, sirve para completar el número de salidas cruzándose con el evento anual que toque y, además, no aporta nada a la historia central.

5.75/10
(Casi 'Tá bien)

Reseñas relacionadas:
El Capitán Britania y el MI-13 #1
Jóvenes X-Men #1
Capitán Marvel: Invasión Secreta
Los Nuevos Vengadores: Illuminati
Los Vengadores: La Guerra Kree-Skrull

2 comentarios:

Goku_Junior dijo...

Pues a mi me gustó un rato, comparado con lo coñazo que está ahora Uncanny xmen/patrullax entre el dibujo "fotocopio tias de revistas warras" y la historia lenta*10 este tomo ha sido un golpe de aire fresco, una aventura sin más pretensión que la de entretener.

Almenos no es tan mierda como el cruce hulka/xfactor, menudo mojon más gordo. Sería el peor comic del año sino fuera por Ultimatum.

Miguel N4 dijo...

No, es que para mí lo que está pasando actualmente en X-Men y Patrulla-X es una bacalá infame. Por lo menos este tomo aprueba, pero tampoco me ha parecid gran cosa, como puedes comprobar.

Del cruce entre Hulka y X-Factor... mejor no hablar, qué cosa más maaaaalaaaa. Menos mal que ya nos hemos librado de Stroman.

Related Posts with Thumbnails