29 de julio de 2007

Las 20 películas que deberías ver si eres lector de Cabronos Extraños [XIII]: El Show de Truman

Es cierto que en Cabronos Extraños somos unos fieles defensores del merecimiento de Will Smith por ganar un Oscar al mejor actor en cualquiera de sus películas. Sin embargo, hay otro hombrecillo olvidado por la mayoría de los lectores que también es digno de ese galardón: Jim Carrey.


Preguntémosle a un visitante cualquiera:

- ¿Y cuál es una de las películas referentes de Jim Carrey?
- Ace Ventura.
- No, prueba otra vez
- La Máscara
- Casi, te vas acercando.
- Batman Forever
- ¿Estás de broma?
- Bueno, sale con mallas ajustadas y como estáis con lo de los Village People y Sánchez.
- Eso ya es viejo, estás más atrasado en la historia extraña del blog...
Bueno, está visto que hemos ido a escoger mal. Estamos hablando del Show de Truman. Una de esas películas que una vez que terminas de verla, lo primero que haces es ir a tu habitación y registrarla por si hay una de esas cámaras con infrarrojos que se ven en la oscuridad. Miras detrás del espejo del baño; te vas al parque y te revuelcas por el césped buscando alguna minicámara aunque sea entre los setos; incluso pruebas a dar volantazos intentando variar tu rumbo habitual con el coche (creedme, una vez, casi sin querer, inconscientemente, lo hicimos Sánchez y yo y acabamos atravesados en un camino rural debajo de todo el solazo, os recomiendo que sigáis buscando y no hagáis el ridículo en la carretera).

Podría decirse que es una película inspirada en la idea de 1984 llevada a reality show, qué risa, lo mismo que se le ocurrió a un tipo que estará ahora forrado porque hizo el programa, pero en versión cutre.

Imaginaos vivir una vida totalmente falsa, preparada por una panda de productores, que esas personas que has conocido son actores y que tu mejor amigo es uno de los actores de más éxito en algunas teleseries. Pues eso le pasa al pobre Truman. Vive una farsa. Incluso su mujer es una actriz. Una escena para la posteridad de la historia del cine es la del anuncio de los cereales en el desayuno. Nosotros hemos intentado hacerlo en varias ocasiones con gente que hemos cogido por la calle, pero dice nuestro abogado que es ilegal y quen os pueden meter en la cárcel. Claro, no nos da miedo que nos metan en la cárcel si vamos con Escofil, el miedo nos lo provoca que en la cárcel nos podamos encontrar un T-Bag...

Volviendo al tema principal para la conclusión: Esta película es una de las pocas en las que Jim Carrey no figura por su faceta cómica, más que explotada en otras películas. De hecho, las exageraciones de sus gestos y su actuación, más que expresivas, son un claro ejemplo de lo que nos podría pasar a muchos de nosotros si al final descubriéramos una verdad como la que se le puso a él delante de las narices. ¡An Oscar for Carrey!

Ficha de la película en IMDb

Basado en una idea original de Volatilis

2 comentarios:

JAVIER dijo...

mala, mala de narices y con unos agujeros en la rama y/o guión por los que se escurre de mala manera el asunto
Mejor tratada EDTV

Miguel N4 dijo...

Le echaré un vistazo a EDTV.

Y la película está en la lista principalmente porque sale Jim Carrey... Y porque nosotros somos asíN.

Related Posts with Thumbnails