26 de octubre de 2009

Cocina con Cabronos

Alguno de vosotros ya lo sabrá, pero desde hace un tiempo, este redactor extraño ha movido su residencia de domingo a jueves aprox. de nuestro pueblo natal, Daimiel, a Capital City (Ziumba Real, Ciudad Real).

Claro, una de las cosas más divertidas de estar viviendo lejos de las comidas de la abuela no es otra que... ¡tener que cocinar por ti mismo! Como seguramente habrá más de uno que tenga tan poca idea como tenía yo en cuanto a artes culinarias se refiere... ¡vamos a poner aquí los apuntes y recetas que he ido adaptando a un lenguaje para inútiles para que lo podáis entender incluso los que no habéis tocado un fogón en vuestra vida!

Antes de nada, seguid unos cuantos consejos:

- Es recomendable tener a mano siempre una bolsa de "Combinado D" de marca Hacendaño, porque una de las principales características de un Cocinero Extraño es que pasa hambre mientras cocina, por lo que tiene que tener algo que picar mientras está ahí con el fuego y demás.
- No intentéis inventaros vuestras propias reglas. Si las cajas de las cosas que vais a hacer ponen que hay que utilizar un líquido en concreto (leche, por ejemplo), ¡no uséis lo que a vosotros os salga de los nakasones!
- La banda sonora de un Cocinero Extraño debe contener a los siguiente grupos: Platero y Tú, Poison, Los Gandules y Extreme. En la variedad está el gusto, y el modo de "reproducir todo aleatoriamente" de mi Zen es así de caprichoso.
- Si debéis abrir un bote de pepinillos en vinagre, no sucumbáis a la tentación de llamar al Hombre Más Fuerte del Mundo (Christian Benoit o Mark Henry, según la fuente que consultéis). Persistid e intentadlo todos los días, al menos, tres veces.

- No hay una hora predilecta para el Cocinero Extraño. Si hay que hacer el desayuno o el postre del día siguiente un jueves a las 4:00 de la mañana, se hace y punto.
- Fregar los cacharros es un coñazo. Pero es pero el no utilizar todos los utensilios a tu alcance. Cuantas más cosas utilices, mejor apariencia darás a un observador en tercera persona.
- Si tenéis dudas, preguntadlas en el blog o a vuestras abuelas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Joder!!! lo de fregar los platos es un coñazo!! si quieres un consejo, has como yo, platos de plástico y después de comer a tomar por culo a la basura!!! ahorras mucho tiempo!!

Miguel N4 dijo...

Esa es una de las grandes ideas que tenemos todos pero que sólo unos poquitos llevan a cabo. Me reconforta pensar que hay gente coherente aún en el mundo (en cuanto a lo de fregar los cacharros se refiere).

¡¡¡Felicidades!!!

Related Posts with Thumbnails