11 de junio de 2009

Reseña: Los Exiliados #16

Tu tienda de cómics en Ciudad Real

Título en España: Los Exiliados #16: Heroes Reborn
Título en EEUU: Exilies nº79 & Exilies nº80 & Exilies nº81 & Exilies nº82 & Exilies nº83 & Exilies nº84
Formato: Tomo, tapas rústicas, 144 páginas, color.
Precio: 9.25 €
Editorial: Panini Cómics

Reseña:

Segunda tanda de los viajes de Los Exiliados por el Multiverso marvelita en el arco titulado "Gira Mundial" en su persecución de Proteus. Una saga en la que el grupo de viajeros del tiempo está recordando algunas de las realidades Marvel más icónicas de la editorial, con un Tony Bedard muy inspirado que ha sabido lavarle la cara al equipo y continuar manteniendo la esencia que tenía la serie ya en sus inicios.

Proteus, con el cuerpo del Hulk de 2099, va, en primer lugar, a la Tierra de "Futuro Imperfecto" (aquella que se sacó Peter David de la manga en su larga etapa al frente de la colección del Coloso Verde en la cual un Hulk superinteligente y casi indestructible conocido como el Maestro dominaba un planeta post-apocalíptico). Afortunadamente, Bedard no sólo introdujo a los nuevos miembros en el grupo para cubrir bajas y darle un nuevo aspecto a la serie, sino que el escritor juega desde el principio con los poderes y las personalidades de los nuevos miembros: Longshot es capaz de saltarse los poderes de Proteus, mientras que la Princesa Zarda rivaliza con Destello por el liderazgo del grupo. La verdad es que es algo que se agradece, y es un factor que se iba haciendo presente a lo largo del anterior tomo pero que es mucho mejor desarrollado en éste.

Cada aventura consta de dos números USA hasta los seis que tiene este tomo. Historias cortas que simpre siguen la misma estructura de guión: presentación del problema, movilización de los buenos para intentar detener al malo y batalla con éste con el resultado predeterminado por si es el final de la saga o no. De "Futuro Imperfecto" (donde Bedard nos da la sorpresa con el nuevo cambio de cuerpo por parte del villano Proteus), pasamos a la infame Tierra de "Heroes Reborn", una a la que, extrañamente, en las altas esferas de Marvel siempre se tiende a volver a pesar de los desastrosos resultados que dio en su época. No sé si hay alguien que recuerde esos cómics con añoranza, la verdad, lo dudo. Ahí, una vez más habrá un encuentro Exiliados (ayudados por los héroes de la Tierra en cuestión) contra Proteus, aunque es aquí donde, por fin, asisitremos al final de la persecución del mutante más poderoso de todos los tiempos, y donde la subtrama de los bookers temporales empieza a ganar fuerza, pues la relación entre Los Exiliados y estos es algo que aún no había sido atendido con la importancia merecida por parte del propio Bedard.

Los dos últimos capítulos del tomo son dos historias cortas autoconclusivas que valen de interludio para resituar al lector de cara a un nuevo giro en la colección. En el primero (titulado "Es tu funeral"), Los Exiliados se dedican a devolver a todos los héroes y villanos que los bookers tienen atrapados en su fortaleza, tanto a los vivos como a los muertos, con lo que Destello deberá volver a enfrentarse a la muerte de su amado Mímico, así como el resto de Exiliados tendrán que devolver a alguno de los personajes que más problemas les han dado en otras etapas del grupo con distintas formaciones. Es un episodio nostálgico y emotivo en el que vemos la reacción de los viejos amigos de los caídos recibir los cuerpos de los suyos conociendo dónde han estado todo el tiempo que han permanecido desaparecidos. Justo el final de esa historia enlaza con el inicio de la siguiente donde son los propios miembros de Los Exiliados los que viajan a sus mundos originarios para reencontrarse con algunos de sus compañeros y familiares e informarles de en qué están participando. Destello llevará el cuerpo de Calvin en persona a la Patrulla-X de su mundo, y Heather visitará a su antiguo grupo, Alpha Flight, en la Canadá de su Tierra (además de las visitas de otros miembros como la de Dientes de Sable a la Era de Apocalipsis y Spiderman a la Tierra de 2099). Una batalla inesperada hará que Bedard introduzca un verdadero cliffhanger en las páginas finales del volumen para que tengamos que esperar a comprobar qué pasará a partir de ahora.

En cuanto a los dibujos, tenemos tres nombres en el tomo. Abre el fuego Paul Pelletier, el cual sólo firma los dos primeros números con Los Exiliados en la Tierra de "Futuro Imperfecto". El trabajo de Pelletier es mi preferido, pues tiene un trazo mucho más detallado y real, ademásde que sabe combinar perfectamente las páginas de 5-6 viñetas con las splash-pages a lo largo de una batalla, con lo que ver en acción a los protagonistas contra el enemigo de turno es una gozada. El testigo lo recoge Jim Calafiore, un dibujante mucho más simplista que Pelletier pero que, aún así, cumple con lo exigido. Calafiore no enfatiza demasiado en las facciones de los personajes y sus viñetas suelen carecer de fuerza, con lo que mucha veces parece que la lectura se nos hace un tanto insustancial. Sin embargo, es difícil no relacionar a Calafiore con esta colección, con lo que ha aportado con su trabajo y estilo demasiado como para que ya sea uno de los principales partícipes de la situación actual de la serie. No quiero que se me quede en el tintero Casey Jones, el cual dibuja el penúltimo de los capítuos, en una curiosa mezcla de su estilo próximo al cartoon con la emotividad que ya he comentado que tiene "Es tu funeral". Por supuesto, mejora mucho el cómic cuando vemos a Morfo y Longshot peleando que en el resto de partes, pero creo que Jones hace un buen uso de las viñetas pequeñas mostrando trípticamente cómo se vive cada funeral y cada regreso en cada realidad alternativa.

En definitva, parece mentira que una serie de tercera fila como es ésta sea capaz de haber mantenido la frescura y el nivel durante tantos números. Al menos, mientras Tony Bedard siga en la cabecera, creo que tenemos asegurada una muy entretenida colección de superhéroes viajando por el tiempo y las realidades (ya veremos cuando desembarque Claremont). A mí se me ha hecho hasta corto, aunque hubiera estado bien que se introdujera, ahora que la formación del grupo es más estable, un poco más de interacción entre los miembros, pero parece que habrá tiempo para todo. Una buena lectura, sí señor.

7/10
(Chanante)

Reseñas relacionadas:
Los Exiliados #15
Los Exiliados #14
Los Exiliados #13
What If?: X-Men
Capitán Marvel: Invasión Secreta

2 comentarios:

YOGUR dijo...

Yo sólo he leído los tres primeros tomos de la serie y me pareció entretenida, con algún personaje memorable (Morfo y Destello principalmente). No sé, demasiadas series mutantes para el gusto de mi bolsillo. Puede que le dé uan oportunidad cuando aparezca por aquí la nueva etapa que acaba de empezar en los USA (Con Polaris, Forja y demás) porque ponerme ahora a recuperar los muchos tomos que me faltan se me hace muy duro (Y costoso).

Saaaaludetes! ;P

Miguel N4 dijo...

Desde luego, Destello y Morfo son los dos iconos de la colección sin lugar a dudas. Panini ya ha anunciado que a partir del 18º tomo empieza la "Era Claremont" y no he leído muy buenas críticas a propósito de eso, aunque seguiré con la serie porque posiblemente sea una de las colecciones más largas que he hecho de cómic americano en tomo de toda mi vida (junto con alguna de Batman de Norma y los numerosos tomitos mensuales de Planeta y Panini de Spiderman).

Recuerdo que yo me hice con el primer y tercer tomo de la serie (editados por Forum) y me costó carros y carretas encontrar el segundo, pero hay que reconocer que ese arranque prácticamente no ha sido superado en todos los números que llevamos de la serie regular. De todas formas, a mí me gusta más que la muchas de las colecciones en tomo que hay ahora mismo en el mercado.

¡Un saludo!

Related Posts with Thumbnails