8 de septiembre de 2010

Los fichajes del Madrid desde el verano de 2000 (II)

Segunda parte del repaso a los fichajes que ha hecho el Real Madrid desde el verano del año 2000. En el anterior post llegamos hasta la temporada 2005/06, la última de la primera etapa de Florentino Pérez como presidente del conjunto blanco. Ese verano hubo elecciones (una vez más, con polémica), y las ganó Ramón Calderón, que llevaba a Pedja Mijatovic como brazo ejectur de compra y venta de futbolistas.

Vamos a continuar con el repaso:

Temporada 2006/07

Mahamadou Diarra. El fichaje más caro de la temporada fue una petición expresa del entrenador, Fabio Capello, que se vio en la obligación de formar una especie de "guardia pretoriana personal", y el de Mali fue el centrocampista que más partidos de Liga disputó en una temporada en la que el Madrid consiguió alzar ese título. Fichaje caro visto con perspectiva, que ha acabado siendo un descarte más para José Mourinho, y que permanecerá este año en el equipo porque no le han logrado encontrar salida.

Fernando Gago. La eterna necesidad del Real Madrid de encontrar al "nuevo Fernando Redondo", unida a la obligación que se autoimpuso Calderón de fichar refuerzos jóvenes hicieron que el argentino Gago recalara en el Madrid en el mercado de invierno procedente de Boca Juniors. Prometía muchísimo pero se ha quedado en un jugador fallón que depende demasiado de sus estado anímico. Con confianza es un buen futbolista, pero no un titular en el Madrid.

Emerson. El hombre de máxima confianza de Fabio Capello que resultó ser una de las grandes decepciones de los últimos años en el Madrid. Lento, viejo y fuera de forma, nunca demostró ser apto para jugar en el Real Madrid. Acabó siendo pitado por el Bernabéu y se fue de vuelta a Italia para jugar en el Milán con la consecuente pérdida de dinero en su inversión.

Ruud Van Nistelrooy. Una de las medallas más importantes que se han colgado Mijatovic y Calderón. El delantero neerlandés llegó con edad de veterano pero demostrando que es uno de los mejores killers de la historia del fútbol moderno. Pichichi del equipo tuvo que marcharse después de una larga lesión en la temporada pasada que lo dejó sin sitio en el once ante la llegada de la "nueva oleada de galácticos".

Gonzalo Higuaín. El único jugador que fichó el Real Madrid con proyección y ha acabado explotando y cuadruplicando su precio, por lo menos. El "Pipa" venía prometiendo ser un buen futbolista, los entrenadores lo han utilizado de revulsivo hasta el año pasado, con Pellegrini, que Higuaín explotó definitivamente convirtiéndose en uno de los mejores atacantes en Europa.

Marcelo. Caso parecido al de Higuaín, pero en menor grado, eso sí. Marcelo ha logrado hacerse un hueco en el equipo titular del Madrid, en la posición del lateral izquierdo, donde siempre se añora a otro brasileño como Roberto Carlos. Ha tenido una gran progresión, aunque aún tiene notorios fallos defensivos que comprometen a la defensa. Con Mourinho, puede ser su año.

Fabio Cannavaro. El descenso de la Juventus hizo que los italianos tuvieran que vender a sus estrellas. Junto a Emerson, también vino el campeón del mundo y mejor jugador del Muntial de 2006. El central sería más tarde Balón de Oro, pero en España nunca demostró ser uno de los mejores centrales de Europa. Un nuevo batacazo más de un central que venía de Italia y se estrella en España, donde no se defiende con tanta gente y los centrales deben aprender a cubrir una parcela del campo mayor.

Reyes. El fichaje estrella nacional de Ramón Calderón que entró y salió del once titular con Capello y recaló en el club blanco como cedido a cambio del préstamo de Baptista por un año al Arsenal. Mucha clase pero poca cabeza, lo único reseñable que hizo el sevillano con la camiseta del Madrid fue marcar el gol al Mallorca que significó media Liga de aquella temporada.

Temporada 2007/08

Robben. La única promesa cumplida de Ramón Calderón (Kaka' vino con Florentino y de Cesc nada se supo). El neerlandés acabó siendo sacrificado por Florentino Pérez para intentar recuperar el enorme gasto en fichajes que se realizó el verano pasado. Uno de los jugadores más determinantes de Europa en el Madrid demostró ser un jugador de cristal, además de pecar de demasiado chupón. En el Bayern está triunfando pese a las lesiones.

Pepe. Fichaje sorprendente de Mijatovic por el que se pagó un auténtico dineral al Oporto. Sin embargo, el tiempo le ha acabado dando la razón en cuanto a que era "uno de los mejores centrales del mundo" y siempre que ha faltado Pepe en la zaga blanca, el equipo lo ha notado y ha sufrido. Con Mourinho tiene más competencia en su posición que nunca, pero no cabe duda que es un jugador importantísimo para el Madrid.


Wesley Sneijder. Llegó del Ajax como el centrocampista llamado a adueñarse de la creación del juego del Real Madrid. Su primera época fue muy buena y demostró que tenía potencial para ser el jugador que ha acabado siendo en su selección y en el Inter de Milán, pero los dos últimos años de Sneijder en el Madrid sólo vimos a un futbolista bajo de forma de cuya valía nadie duda. Vendido por Florentino por la llegada de Kaka'.

Royston Drenthe. El jugador más destacado del Europeo Sub-21 de aquel año que nos vendió la prensa como una auténtica estrella es uno de los jugadores más cómicso qeu ha pisado el césped del Bernabéu. Debutó en la Casa Blanca marcándole un golazo al Sevilla en la Supercopa de España, pero sus caídas, sus malísimos controles y su incoherencia táctica son incompatibles para jugar en un grande. A ver qué hace este año cedido en el Hércules.

Gabriel Heinze. En la eterna búsqueda del defensa central definitivo, Calerón fichó al veteranísimo Gabriel "el Gringo" Heinze, que estaba en el Manchester United. Un jugador canchero con una personalidad muy fuerte que ha dado más de un quebradero de cabeza a sus compañeros, ya que disimulaba sus carencias técnicas con marrullas. Cuando la edad le impidió estar bien físicamente y su posición en el vestuario dejó de ser privilegiada, se marchó.

Jerzy Dudek. El veterano ex portero del Liverpool recaló en el Madrid para ser el suplente de lujo de Iker Casillas. Un portero con mucha experiencia y que hace mucho bueno en el vestuario. Siempre lo recordaremos como el guardameta al que le cascó cuatro goles el Alcorcón. Algún portero del filial debería quitarle el puesto. Renovado año a año.

Metzelder. El central alemán terminó contrato con el Borussia de Dórtmund y recaló en el Madrid gratis. Fue el primer fichaje confirmado de Ramón Calderón para la temporada 2007/08 y nucna se ganó el puesto en el once titular pese a venir con la vitola de ser uno de los defensas más competentes del continente. Se marchó gratis al Schalke 04 y es el primero que recomendó al club alemán el fichaje de Raúl.

Javier Saviola. Un descarte del Barcelona donde no rascó bola, vino como apuesta personal de Pedja Mijatovic, que le pagó un sueldazo al argentino, pero que fracasó estrepitosamente en el club blanco. Se marchó al Benfica sin honores.

Temporada 2008/09

Huntelaar. Incomprensible fichaje que aguantó medio año en el Real Madrid y que casi no disputó de minutos a pesar de llegar como un fantástico goleador. El "Cazador" no pudo ni llegar a adaptarse al club, y una oferta del Milán posibilitó que dejara algo de dinero en caja para los carísimos de fichajes de Florentino Pérez al comienzo de su segunda etapa en el Madrid. Un error de Mijatovic impidió que pudiera ser inscrito en la lista de la Champions League.

Lass Diarra. La revelación del mercado de invierno de aquella temporada. Llegó junto a Huntelaar, pero su aportación al equipo fue mucho mayor que la del neerlandés. El medio centro que más ha recordado a Claude Makélélé, y que Mourinho ha aprovechado por su polivalencia pudiendo jugar en el lateral derecho. Si está comprometido, gracias a su despliegue físico, es un jugador de peso en el campo.

Van der Vaart. Llegó al final del verano cuando Calderón fue incapaz de firmar al prometido Cristiano Ronaldo. El neerlandés que militaba en Alemania es un jugador con gol y clase que puede formar en el centro del campo o en la media punta. Su comportamiento denota una gran profesionalidad al asumir su rol de reserva, aunque el año pasado le comió la tostada a un irreconocible Kaka'. Se ha marchado este año por algo menos de lo que costó ante los numerosos futbolistas en su posición con los que cuenta Mourinho.

Faubert. Un caso parecido al de Cassano, aunque el francés, por lo menos, llegó cedido por el West Ham y no traspasado. Llegó en el mercado de invierno gordo y muy bajo de forma. Su incomprensible incorporación al equipo se le atribuyó a Miguel Ángel Portugal. Sólo disputó unos minutos y pasará a la historia su imagen dormitando en el banquillo del Bernabéu.

Temporada 2009/10

Cristiano Ronaldo. El fichaje más caro de la historia del fútbol hasta el día de hoy. El United tenía un acuerdo con el Madrid por esa cifra y Florentino no dudó en ejecutarlo en cuanto pudo. En mi opinión, Cristiano es el hombre con más facultades para la práctica del fútbol del mundo, y el más determinante sobre un terreno de juego que nos podamos encontrar. Rodeado de un equipo (lo que aún no tiene el Madrid), aunque sea normalito, es letal.

Kaka'. El gran fiasco deportivo y económico del Real Madrid. Llegó como el ídolo deseado durante muchos años por la afición y no ha demostrado el jugador que vimos que fue en Italia. Lesionado hasta diciembre, algunos ya ni lo esperamos. Nadie niega que sea un auténtico crack mundial, pero es de recibo que aún hablemos de "recuperar" a un jugador así.

Benzema. Esperanza y decepción al mismo tiempo. El año pasado no se llegó a adaptar al equipo y Pellegrini acabó prefiriendo a Higuaín. Este año parece que Mourinho alternará al "Pipa" y al francés en punta para afrontar las tres competiciones. Cuando salga el pedazo de jugador que vimos apuntar maneras en el Olympique de Lyon, podremos decir que se ha rentabilizado el dinero pagado por él.

Xabi Alonso. El centrocampista vasco es uno de los mejores fichajes de la última década del Real Madrid. Cada vez que no está en el campo, el Madrid sufre y en una temporada ya se ha hecho con la manija del juego merengue. Forma parte de la columna vertebral del once tipo, y eso es de lo poco que se ha concretado hasta ahora en el Madrid de esta temporada.

Raúl Albiol. Fichado del Valencia, ha sido el único futbolista del conjunto ché que ha acabado recalando en el Santiago Bernabéu. Defensa muy rápido que el año pasado jugó muchísimos partidos junto a Pepe o Garay. Este año parece que no tiene asegurada la titurlaridad.

Garay. Defensa joven argentino con mucha proyección que fichó Ramón Calderón haciendo pública su contratación la noche que ganó la Liga el Madrid. Se quedó un año cedido en el Racing de Santander y llegó con Florentino ya en el cargo de presidente. Defensa correcto que podría crecer mucho con continuidad al lado de algún central consagrado. Difícil en el Madrid esto último.

Esteban Granero. Recuperado después de dos temproadas en el Getafe por el doble por lo que fue vendido. El año pasado tuvo algunos malos gestos y no tenía buena relación con el técnico. Esta temporada tiene más competencia en su posición de la que esperaba y se le ve sin hueco más que para las rotaciones. Tendrá que mejorar muchísimo.

Arbeloa. Para mí, la gran revelación. Salió de la cantera blanca y ha vuelto como el comodín ideal para cualquier lado de la defensa e, incluso, en el centro de la zaga. De los jugadores más madridistas del vestuario es todo un ejemplo de profesionalidad. El año pasado fue titular por la izquierda.

Temporada 2010/11

Di María. Sorprendente petición de José Mourinho cuando llegó al cargo. Es un extremo puro con mucho regate y velocidad. Joven que va a tener que demostrar su valía en un equipo grande con mucha competencia. Ha demostrado algunas cosas y tiene pinta de ser un auténtico acierto del entrenador luso.

Özil. Es el crack más parecido a un galáctico que se ha fichado este año. A pesar de que ocupa el puesto de media punta, Mourinho se las tendrá que apañar para aprovechar su polivalencia jugando en cualquier lado por destrás de los delanteros centros. Si saca su mejor juego, puede ser titular indiscutible en cualqueir equipo grande de Europa igual que lo ha sido en la selección alemana en el Mundial.

Khedira. Medio centro defensivo con mucha envergadura y velocidad. Es el centrocampista de área a área que le gusta a Mourinho y que, además, puede ejercer las labores de robo de balón. Otro jugador que tendrá que tener un tiempo de adaptación que no dispone, pero vista su actuación en el Mundial, promete mucho.

Pedro León. El jugador eternamente comparado con Míchel. Me sorprendió este fichaje, pero parece que es un complemento para la plantilla y para poder mantener las plazas mínimas de fubolistas nacionales que exige la UEFA en las plantillas. Si no le pierde su forma de ser, puede aportar.

Ricardo Carvalho. El enésimo defensa central que compra el Madrid. Todos los años suele llegar uno, y esta vez es un escudero para Mourinho, a las órdenes de quien ha jugado en Oporto y Chelsea. Es veterano, pero si se acostumbra a la liga española, es un pedazo de central con criterio para sacar el balón jugado. Rotará con los más jóvenes.

Sergio Canales. La gran promesa madridista. Mucha proyección. Está llamado a ser el crack de la futura generación de futbolistas y Mouriho parece que lo va a mimar y formarlo. Voluntarioso con mucha clase juega por detrás del punta pero también puede ocupar un puesto en el centro del campo donde aprovechar su toque.

2 comentarios:

Anwar dijo...

Interesante análisis de los fichajes, de los de esta temporada se echa de menos un delantero centro puro.

Saludos

Miguel N4 dijo...

Yo, sobre todo, echo de menos un lateral izquierdo de garantías.

Y no echo de menos el fichaje de un delatero centro puro, yo echo de menos a Raúl, que es mejor delantero centro que todos los que han sonado para diciembre juntos

Un saludo :)

Related Posts with Thumbnails