7 de septiembre de 2010

Reseña: MAX Punisher #11

Tu    tienda de cómics en Ciudad Real
Título en España: MAX Punisher #11: Niñas vestidas de blanco
Título en EEUU: MAX: Punisher nº61 & MAX: Punisher nº62 & MAX: Punisher nº63 & MAX: Punisher nº64 & MAX: Punisher nº65
Formato: Tomo tapas rústicas, formato 100% Marvel, con sobrecubiertas, color, 120 páginas
Precio: 10.75 €
Editorial: Panini Cómics

Reseña:

En el tomo anterior ya se produjo la despedida de Garth Ennis como guionista regular de la serie para la línea de adultos de Punisher. El testigo lo recoge Gregg Hurwitz, un escritor de novelas de crimen que firma su trabajo más importante dentro de La Casa de las Ideas con este arco argumental titulado Niñas vestidas de blanco.

La verdad es que a Quesada no le suelen salir demasiado mal los autores que recoge del mundo de la literatura, del cine o de la televisión cuando de breves encargos se trata. Gregg Hurwitz cumple muy bien a los guiones de un cómic que se presta a la temática negra que tiñe el tipo de novelas que escribe este autor. Si alguno creía que el ser alguien casi completamente ajeno al Universo Marvel iba a ocasionar que la figura de Punisher no fuera fielmente representada, se equivoca de pleno. Hurwitz retrata a la perfección a un Frank Castle que no acepta dinero por hacer lo que él considera que debe hacer, y que está dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias para ello.

Niñas vestidas de blanco es uno de los tomos de esta colección más crudos, violentos y arriesgados que he podido leer hasta el momento. Hurwitz se aleja del humor irlandés de Ennis y nos da un concepto totalmente diferente de la violencia mostrada por el Castigador en sus actos. Ahora estamos ante una historia cruda, brutal, desagradable y sangrienta, que se desarrolla en Tierra Rota, al otro lado de la frontera con Estados Unidos, en México. Punisher viaja hasta allí para investigar la desaparición de las mujeres de la zona fruto de una serie de secuestros por parte de un grupo de enmascarados en furgoneta. Al cabo del tiempo, las secuestradas vuelven a aparecer mutiladas en mitad de la calle como si nada. La atmósfera está cargada de tensión, Punisher no se mueve en un barrio rico de California, ni en las sombras de los callejones neoyorkinos, sino que ahora va a matar a unos asesinos despiadados de mujeres y va a averiguar por qué hacen eso.

En el desarrollo de la historia, Hurwitz, un autor de best-sellers, acostumbrado a meter pequeñas sorpresas en sus tramas para alargar la historia, va haciendo que Punisher tenga serias dudas sobre su actuación. El Frank Castle que protagoniza este tomo recuerda constantemente a su familia asesinada, carga con el peso de sus muertes, y los relaciona con casi cada paso que da. Está más humanizado, digamos que es más protagonista de la historia, más que un factor importante dentro de ella como nos lo pintaba Ennis. Ambas fórmulas funcionan perfectamente y son distintas la una de la otra.

El dibujante sí que es un nombre conocido por muchos de nosotros: Laurence Campbell. A Campbell ya lo he visto alguna vez anterior al cargo de algún cómic de Punisher, por lo que no se me hace nada extraño el estilo de este artista. Es frío, casi lúgubre. Nos muestra muy bien las partes en las que el justiciero de la calavera en el pecho se encuentra a las puertas de la locura (son mis páginas preferidas del cómic), y no peca de ser demasiado explícito a la hora de enseñar alguna escena macabra. Admito que sí es un pequeño paso atrás después de otros autores que han funcionado muy bien en MAX: Punisher, pero tiene un buen nivel.

En definitiva, la marcha de Ennis no ha hecho que baje mi interés por esta serie. Esta colección en tomos de Punisher sigue siendo un buen referente a la hora de probar cómic americano mainstream de temática no-superheroica. Muy recomendable.

8.5/10

Reseñas relacionadas:
MAX: Punisher #10
MAX: Punisher #9
MAX: Punisher #8
MAX Punisher: El renacimiento de Ma Gnucci
X-Men Magneto: Testamento

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Gran tomo, gran reseña y espléndido Laurence Campbell. Ojala le den más arcos argumentales a este dibujante, al margen de annuals y demás.

P.D- El siguiente tomo a mi me pareció un bajón de calidad acojonante.

Miguel N4 dijo...

Sí, es buenísimo, y el cambio de registro para el perosnaje me ha encantado.

El siguiente tomo, he de reconocer que lo tengo comprado casi desde que salió, pero tengo una cola de lectura taaaan larga que se retrasará su lectura y reseña un tiempo.

Anónimo dijo...

pues la verdad...este tomo me ha sorprendido gratamente y me ha gustado más que muchos de los de Ennis

Related Posts with Thumbnails