14 de agosto de 2010

Reseña: MAX Punisher #10

Tu     tienda de cómics en Ciudad Real
Título en España: MAX Punisher #10: Valley Forge, Valley Forge
Título en EEUU: MAX: Punisher nº55 & MAX: Punisher nº56 & MAX: Punisher nº57 & MAX: Punisher nº58 & MAX: Punisher nº59 & MAX: Punisher nº60
Formato: Tomo tapas rústicas, formato 100% Marvel, con sobrecubiertas, color, 136 páginas
Precio: 12.00 €
Editorial: Panini Cómics

Reseña:

"Todo llega en esta vida". Es lo que parece que diría Garth Ennis si le preguntara un señor mayor por qué deja los guiones de la serie regular de la línea adulta dedicada al Castigador. Han sido diez tomos (once, si contamos aquel "MAX Punisher: Nacimiento"; o doce, si también añadimos el especial dedicado a Barracuda) y, para mí, ha sido la mejor etapa jamás publicada dedicada al mortal vigilante de La Casa de las Ideas.

El final del paso de Ennis por "MAX: Punisher" cumple exactamente con todo lo que hemos visto a lo largo de la colección. Desde el principio, Ennis nos ofrecía un arco argumental, soltaba a Punisher como si de una bomba se tratara, aunque luego siempre tenía algún cabo suelto que le servía para retomar la historia de aquel arco y darle una nueva vuelta de tuerca. Podría tratarse de uno de los pocos personajes que sobrevivía, de algún detalle de alguna injusticia que aún no hubiera sido castigada por Frank Castle, del regreso de algún personaje que se suponía desaparecido o, simplemente, de la continuación directa de la historia. Es evidente que esta colección tiene un público objetivo muy bien definido y los compradores han permanecido fieles a Garth Ennis desde el principio, por lo que hacer eso le ha resultado bastante fácil al escritor norirlandés.

Así pues, "Valley Forge, Valley Forge", toma elementos de varios tomos ya pasados, desde detalles sobre el origen en la guerra de Vietnam, hasta el grupo de militares que se encontraban detrás de Barracuda, el último hombre capaz de meter en un auténtico aprieto al mismísimo Frank Castle. También, por fin se cierra el tema que se trató en el cuarto tomo, titulado "Madre Rusia", y Ennis se puede marchar de la colección con la sensación de habernos contado, en unos sesenta números, una bizarra etapa de Punisher.

Sin embargo, "Valley Forge, Valley Forge" tiene algo diferente con respecto al resto de historias, y es que Ennis combina el arte secuencial con una serie de extractos de un libro ficticio dedicado al Castigador y que podemos ir leyendo en paralelo a la historia principal del cómic. Este libro, cuyo título también da nombre al arco argumental que contiene el volumen que tenemos entre manos, está escrito por Michael Goodwin, un soldado que estuvo al servicio de Estados Unidos en Vietnam y que relata una serie de sucesos ocurridos en esa guerra en la Base Valley Forge, donde también estuvo un tal Frank Castle. Más detalles sobre el origen de uno de los más letales personajes del Noveno Arte, pero ahora desde un punto de vista mucho más humano, frío, crudo. Punisher es un soldado, y su origen místico no es lo realmente importante. Lástima que hayan hecho falta diez tomos para que Ennis dejara esto bien claro.

Por otro lado, la historia principal nos enseñará a un equipo Delta como el nuevo enemigo de Punisher. El grupo de militares-empresarios que llevan queriendo acabar con él desde que se interpuso en su camino cuando pretendían hacerse con el veneno en el cuerpo de aquella niña en el búnker de Siberia ha contactado con un general del ejército estadounidense para que Castle se enfrente a lo único a lo que no se atreve a matar: a los chicos buenos, sobre todo si son militares americanos, igual que él. La verdad es que, con todo el tema de las páginas del libro entre la historia, la parte del cómic se hace cortísima, las dos historias son muy densas como para que nos satisfagan por separado, aunque la combinación de ambas nos deja un tomo a la altura de todo lo anterior de Ennis.

El dibujante de este tomo no es otor que Goran Parlov, un viejo conocido que ya ha participado en muchos números anteriores de la colección y que parece que mejora entrega a entrega. Recuerdo que no me causó muy buena impresión la primera vez que vi a Parlov al frente de los dibujos de "MAX: Punisher", pero el artista ha adaptado su particular estilo narrativo a una colección como ésta, y su simplista y descuidado trazo se ha vuelto un poco más detallado, llegando incluso a ofrecernos una splash-page que habla por sí misma con Punisher en el cementerio rodeado de explosivos. Muy bueno también el aspecto gráfico.

En resumidas cuentas, una pena que tengamos que despedirnos de Ennis, que ha hecho grande esta serie. El tomo, por sí mismo, es bueno, pero tiene muchas referencias al pasado que hacen obligatorio el estar enterado de todo lo ocurrido a lo largo de la colección hasta el momento. Si ya eres seguidor, altamente recomendable, como siempre.

8.5/10
(A medio camino entre Espectacular y Cojonudo)

Reseñas relacionadas:
MAX: Punisher #9
MAX: Punisher #8
MAX: Punisher #7
MAX Punisher: La resurrección de Ma Gnucci
El Inmortal Puño de Hierro #3

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena reseña. Como bien dices esta es una etapa unitaria y desde el principio Ennis ha establecido vínculos de cohesión entre unos volumenes y otros, lo que hacía indispensable el tener que degustar la colección siguiendo estrictamente el orden establecido (Cavella, Rawlins, los generales, Barracuda... todos han sido conectados de una manera u otra desde el principio).

Una etapa excelente narrada por el mejor autor que ha tenido el personaje en toda su historia (Con todos mis respetos a Mike Baron, Chuck Dixon, etc). No comparto tu opinión cuando dices al final del tercer párrafo que es una bizarra etapa del personaje. Para mí si por algo se ha caracterizado esta etapa es por estar desprovista de los elementos bizarros y grotescos que tanto le gustan a Ennis y que pudimos ver en todo su esplendor en la anterior -y también excelente- etapa de Marvel Knights. Si que es cierto que siempre quedan algunos resquicios de ese tipo (El propio Barracuda, Maginty, la hermana de Pittsy), pero el tono de este volumen es tan serio que apenas sirven para aligerar un poco lo escabroso de la historia.

Vamos a echar de menos a Ennis. Y si bien el siguiente tomo (Niñas vestidas de blanco) no esta nada mal (Entre otras cosas porque me encanta el dibujo de Laurence Campbell), en el siguiente arco "6 horas para matar" si que me pego un bajón haciendome desear que Ennis no se hubiera ido nunca.
Ahora solo queda depositar las esperanzas en Aaron.

Miguel N4 dijo...

Aunque esta serie del Castigador sea la menos bizarra que ha guionizado Garth Ennis, hay que reconocer que este hombre siempre se saca de la manga alguna idea retorcida para sus cómics, por eso comento lo de "etapa bizarra".

Eso sí, estoy totalmente de acuerdo contigo en que todo lo que ha hecho de Punisher en esta línea Max debería ser considerado como un todo y disfrutarse aparte. También comparto tu opinión de que hemos leído la mejor etapa del personaje sin ninguna duda. Ya he leído el siguiente tomo (la reseña saldrá antes de fin de mes, supongo, al tengo guardada en los borradores del blog), y te puedo confirmar que me ha encantado. El 13 no, así que no puedo opinar de él.

Gracias por comentar.

Related Posts with Thumbnails