8 de agosto de 2010

Las 20 series de televisión que deberías ver si eres lector de Cabronos Extraños [II]: Prison Break

¿Qué os creíais? ¿Que no íbamos a meter esta serie? Estaba más que cantado que esta serie entraría dentro de nuestra selección, lo de tener un redactor (polémico cuanto cabe) con el nick de Escofil en el blog (os propongo que le pidáis cómo se tatuó un mapa en el culo para intentar sacar a su hermano de la cárcel y cómo se lo tuvieron que borrar meses después, ni su madre conoce la historia completa).



Si sé lo que estáis pensando, hombrecillos extraños, que se os ve venir desde lejos: "Prison Break empezó bien pero acabó siendo una mierdaca". Hombre, claro, gente como vosotros habéis conseguido que el pobre Escofil salga a la calle con navaja para defenderse de los anti-Prison Break porque una vez dijo que las dos últimas temporadas de Prison Break eran sus favoritas (porque es por eso por lo que le criticáis tanto, ¿verdad?).

Prison Break parte de una idea buenísima. El caso es que ahí está Michael Scofield, que es un tipo inteligentísimo que se deja arrestar y que lo lleven a la misma cárcel donde está su hermano Lincoln condenado a pena de muerte por un delito que no había cometido. ¿Os suenan estas palabras? A ver si Prison Break va a ser una continuación apócrifa del Equipo A, esto habría que estudiarlo. Si algún día hay un becario en el blog, lo vamos a poner a verse todos los capítulos de Prison Break y todos los del Equipo A para que nos saque una lista de todas las coincidencias. Si se me olvida, recordádmelo.

El caso es que Lincoln es un tipo duro que ha ido al gimnasio todas las mañanas en los últimos cinco años, y su hermano Michael lo va a rescatar como sea. Entre todo este mogollón, es imposible que Michael no se eche amiguetes, aliados y enemigos en la cárcel. Lo típico, que empiezas con un plan de fuga y acabas rodeado de diversos delincuentes, buenos y malos, de los que te haces amigo o te odian a muerte. Que te lían, que te lían. Y a ver cómo les dices a todos ellos que no se pueden ir contigo en tu plan maestro de fuga y que no se chiven al alcaide o a los guardias y te la monten bien gorda. Al final, acabas escapándote con la mitad de los presos con los que podrías montar un equipo de fútbol-7 muy apañado.

La primera temporada de la serie le gustó a todo el mundo, pero claro, si la gracia estaba en ver cómo se fugaban de la cárcel y se iban en el último capítulo, en la segunda tuvieron que inventarse otra cosa, y los pusieron a huir por todo Estados Unidos de las autoridades. Por supuesto, no hay mejor forma de finiquitar el contrato a muchos actores que cargándose a su personaje, así que recortaron la plantilla lo suficiente como para quedarse con otro grupete apañado para que en la tercera se tuvieran que escapar de otra cárcel. La originalidad de los guionistas me asombra a veces, ¡giro de guión chichinabista!

El caso es que Michael Scofield es capaz de escaparse de todas las cárceles habidas y por haber (yo quiero un Prison Break Guantánamo con Michael Scofield por ahí, debe ser un locurón), pero si tenemos a un tipo muy listo, a otro muy duro, a un grupo de malos-pero-buenos rondando por alrededor, al final acaba siendo un rollo, así que ¡metieron a la chica! La joven dama en apuros es Sara Tancredi, la médico de la primera prisión donde meten a Lincoln y Michael, y a la que se quiere beneficiar este último. La chica tiene ciertos superpoderes que le permiten volver a la vida aunque hayan dicho que está muerta. Se conoce que pidió que le subieran el sueldo, se lo denegaron, dejaron la negociación en standby, y acabaron por llegar a un acuerdo. Mientras tanto, Sara Tancredi estaba oficialmente muerta. Qué vivos.

Es una serie que tenéis que ver sí o sí, que lo tiene todo. ¡Y afeitaos la cabeza, y tatuaos un mapa por todo el dorso, copón! Eso es lo que se lleva, que sois una banda de cutres.

Ah, y chicas que visitáis el blog, abandonad toda esperanza, el actor que hace de Michael es gayer, no tenéis ninguna oportunidad con él. Que Escofil (el nuestro, no el otro) está cansado de explicároslo y el pobre está preparándose las oposiciones y no puede estar siempre pendiente de vosotras.

2 comentarios:

Tokky dijo...

Prison break no merece estar en ningun top. Tras una primera temporada cojonudisima, una segunda un poco mas floja. Las dos últimas son una puta mierda. Rozando el ridiculo, la verguenza ajena o el pitorreo hacia el espectador. Ese final dios mio. Y el ultimo cap/peli que sirve de epilogo no pasa de broma pesada

Miguel N4 dijo...

Teniendo un tío en el blog que se llama "Escofil", ¿cómo no íbamos a poner esta serie como una de las que deberías ver si eres lector nuestro?

Yo soy ombliguista, pero sobre todo, amante de la Sacrosanta Continuidad.

Related Posts with Thumbnails