13 de febrero de 2010

ReseñaDS: Final Fantasy Tactics Advance II

Tu tienda de cómics en Ciudad Real

Nombre completo: Final Fantasy Tactics Advance II: Grimoire of the Rift
Plataforma:
Nintendo DS
Desarrolladora: Square-Enix
Fecha de salida: 27 de enero de 2008
Precio: 39,95 €

Reseña:

En mi opinión, la saga de juegos RPG de "Final Fantasy" fue decayendo a medida que avanzaron los años, de la trilogía de PlayStation, con las partes séptima, octava y novena, se pasó a la PlayStation 2 en la que se bajó el listón de forma alarmante comenzando por un penoso y decepcionante "Final Fantasy X". Sin embargo, la saga paralela de estrategia por turnos ambientada en los universos de los Final Fantasy ha conseguido mantener el listón con el paso de los años, y en esta entrega para Nintendo DS, Square-Enix vuelven a ofrecer un videojuego para una portátil de Nintendo.

Si os gustó el primer "Final Fantasy Tactics Advance", este segundo seguramente también lo haga. De hecho, esta segunda entrega supera a la primera en todos los aspectos técnicos y de jugabilidad hasta tal punto que he llegado a encontrar muy pocos contras a un juego que explota una fórmula ya inventada ofreciéndola en las consolas de la actual generación. Con "Final Fantasy Tactics Advance II: Grimoire of the Rift" se mejoran los gráficos y el sonido, se aprovechan las dos pantallas de la portátil de Nintendo, se logra dar de sí el cartucho lo suficiente como para ofrecer una enorme cantidad de misiones distintas que nos mantendrán atados al videojuego un número increíble de horas, pues la vida del cartucha triplica, más o menos, la de la anterior versión. Además, el equipo de desarrollo incluye dos nuevas razas con respecto a la entrega de la Game Boy Advance, las grías y los seeqs, los cuales también tendrán cuatro oficios cada uno que aportarán un poco más de variedad a las batallas del juego.

El modo de juego no ha cambiado en absoluto con respecto a cualquiera de las dos entregas anteriores. El jugador debe posicionar sobre el "tablero" (o "campo de batalla") a los personajes de su clan que desee emplear en cada batalla (hasta un máximo de 6) y, a partir de ahí, la pelea se desarrollará por turnos pasando del enemigo controlado por la máquina al jugador una vez que ha hecho todos los movimientos que cualquiera de los dos haya estimado oportuno. La inteligencia artificial del juego no es gran cosa, y muchas veces la verdadera complicación vendrá en encontrar rivales de niveles demasiado altos o ataques tan poderosos que nos veamos obligados a diseñar una estrategia (o, simplemente, marcharnos a pelear para conseguir ganar más experiencia y niveles) para poder eliminarlos. Este es un gran fallo, pues en alguna ocasión me he encontrado en una situación en la que mi equipo es ligeramente peor que el rival pero me ha resultado demasiado fácil ganar. Sin embargo, a medida que vayamos avanzando en la aventura y el nivel de los enemigos también ascienda, la dificultad también lo hará, pero un dominio más o menos alto del sistema de turnos y de nuestros personajes nos permitirá pasar sin muchos apuros de la gran mayoría de las peleas.

La variedad de opciones que nuestros personajes pueden realizar siguen siendo, básicamente, las mismas, introduciendo una única novedad, que son los Totema, unas invocaciones mucho más poderosas que las "normales" que se consiguen mediante la posesión de objetos que podremos obtener a medida que completemos la historia y la enorme cantidad de misiones secundarias (y, a priori, prescindibles) que tiene el juego. Por todo lo demás, tendremos los oficios de toda la vida en los Final Fantasy como luchadores, soldados, ladrones, arqueros, invocadores, paladines, magos de todos los colores, y algunas un poco más exóticas como los geomantes, trileros, furias, chamanes o yojimbos. Nuestros personajes siguen manteniendo la capacidad de poseer dos oficios diferentes y la capacidad de ganar habilidades de cada uno se conseguirá portando armas de las que "aprenden" dichas habilidades y ganan experiencia equipados con ellas.

Quizá, el mayor punto en contra que he encontrado en el juego (que, repito, me parece de lo mejor que se pueda encontrar de este género en Nintendo DS) es la historia principal. Vuelve a repetirse la historia del chaval joven que se sumerge en el mundo de Ivalice y que pasa a formar parte de un clan con el que vivirá diversas aventuras afrontando una misión detrás de otra e investigando el modo que le permita volver a su mundo y a su hogar. A través de esta búsqueda encontraremos conspiraciones y seres extremadamente poderosos que nos entretendrán en nuestro camino, pero la historia no me ha llegado a enganchar realmente en ningún momento. Como en los anteriores "Final Fantasy Tactics", veremos multitud de cameos y guiños a otras versiones de la saga, especialmente a "Final Fantasy XII", del cual algunos de los protagonistas pueden llegar a ser aliados tuyos en este juego o hasta personajes manejables.

Por contra, uno de los más importantes puntos a favor es el del enorme número de misiones secundarias y cosas que hacer al margen de la historia principal, desde afrontar torres en las cuales deberemos enfrentarnos a rivales con mayor nivel del que encontraremos fuera de ellas, competir en torneo o, simplemente, atender a los trabajos que encontraremos en la posada. Este juego es extremadamente adictivo para los fans de los videojuegos de estrategia por turnos, sobre todo para los que les gusten los de transfondo fantástico, como a mí, pues encontrarán innumerables retos e historias alternativas que se irán desbloqueando según vayamos centrando nuestra atención en esas misiones secundarias.

En cuanto a gráficos, pues de más está decir que esta versión de DS supera con creces a la de GBA. Alterna los diseños al más puro estilo manga de los personajes con un modelado a medio camino entre las tres y las dos dimensiones del mapa del terreno de batalla. Las dos pantallas tienen sus usos, pues en la táctil tendremos el juego per se, mientras que la de arriba serivirá para que podamos llevar el control de los turnos y qué personajes hemos perdido, así como la ley vigente en cada combate. Para acceder a los detalles de cada unidad hay que hacerlo mediante el menú individual de cada uno, algo que sí que se podía haber incluído, aunque en menor medida, en la pantalla de arriba. Lo que más me ha gustado es que no es necesario usar el stylus en ningún momento, y te puedes manejar moviendo el cursor con la cruceta y usando el resto de botones para las diferentes acciones.

Sobre el sonido, pues explota al máximo la calidad sonora que ofrece la Nintendo DS. Las -pocas- melodías y los -pocos- efectos que contiene se oyen nítidos y están bastante bien logrados... pero son demasiado pocos. En un juego que pasa con creces de las 200 horas no se puede aguantar que resulte tan monótono todo, y deberían haber ofrecido una variedad mucho más amplia que la que nos ha llegado por últimas a los jugones.

En definitiva, si tienes la consola y eres un seguidor de juegos de este género, cómpratelo porque no te va a defraudar (y más ahora que ha bajado de precio y se puede conseguir de forma muy asequible). No es necesario haber jugado a ninguna versión anterior porque la curva de aprendizaje es muy buena. Yo lo recomiendo teniendo en cuenta los pros y contras que he encontrado.

9.25/10
(Algo más que Cojonudo)

Otras reseñas de Nintendo DS:
Trackmania DS
Exit DS
Actionloop

2 comentarios:

Alec White dijo...

No llego a pasarme la mision de las perlas.....

Miguel N4 dijo...

No recuerdo cuál es la de las perlas, porque me lo pasé hace ya un tiempecejo y los últimos días acabé viciándome de lo lindo para pasarme las malditas torres que eran jodías de verdad.

Related Posts with Thumbnails