10 de julio de 2010

Reseña: Batman - Condado de Gotham

Tu      tienda de cómics en Ciudad Real
Título en España: Batman: Condado de Gotham
Título en EEUU: Batman Gotham County nº1 & Batman Gotham County nº2 & Batman Gotham County nº3
Formato: Tomo tapas cartoné, color, 160 páginas
Precio: 15.95 €
Editorial: Planeta DeAgostini

Reseña:

La verdad es que ya tenía muchas ganas de hincarle el diente a este cómic. Es una de esas compras que te llevas de la librería y que permanecen en la pila de lecturas pendientes sin motivo alguno hasta que te decides a leerlo. Y eso que, una vez lo tuve en mis manos justo antes de comenzar a leérmelo, tenía la misma curiosidad por él que el día que me lo compré: un cómic de Batman escrito por Steve Niles con temática zombi. Parecía una buena fórmula.

En primer lugar, he de reconocer que soy muy fan del fenómeno zombi. A pesar de que, en la mayoría de los casos, se trate de un fenómeno más bien anticuado, o casposo, pero que a veces nos da una sorpresa agradable que continúa alimentando mi afición por este subgénero. Por eso, cuando vi la idea de relacionar al Caballero Oscuro con la temática de los muertos vivientes, y que el guión fuese escrito por un autor con experiencia en el tema como es Steve Niles, me sentí muy interesado. Ahora bien, una vez me he leído el tomo, me arrepiento profundamente haberme dejado el dinero en esto.

Esta historia de Batman perfectamente podría considerarse fuera de la continuidad oficial del personaje. O en un pasado en el cual James Gordon ha dejado su puesto como comisario de Gotham pero aun así continúa contactando con el Hombre Murciélago cuando es necesaria la intervención del principar defensor de Gotham City. De cualquier forma, la historia comienza con Gordon pidiéndole a su viejo amigo el que investigue una serie de asesinatos en las afueras, ayudando a la oficina del sheriff en la investigación. Es un recurso habitual de los autores ajenos al personaje de Batman el sacarlo de su ambiente natural de las calles de Gotham para llevarlo a un escenario en el que puedan desarrollar la historia que tienen entre manos. Aunque ello no sirva como excusa para no mostrar la Batcueva, a Alfred y demás elementos relacionados con la iconografía del personaje. Niles quiere que tengamos siempre presente que su Batman es el Batman que todos conocemos, eso sí, en una historia en la que está metido con calzador.

Después de ver a Batman yendo de un lado para otro de la geografía gothamita volando gracias a un cohete que lleva justo debajo de la capa (¿va a las afueras en el cohete ése en vez de en coche pero se mueve por una ciudad atestada de coches con el enorme Batmóvil?), de que Scott Hampton (el dibujante de esta miniserie) utilice splash-pages para cualquier encuentro entre Batman y un grupo de no-muertos, y de que Deadman vaya y venga de la trama sin ton ni son, ya me iba yo dando cuenta de que Niles no había dado en el clavo con su idea.

Y eso que la historia no va mal, pues Batman ayuda a la oficina del sheriff con el caso, ejerciendo su papel y habilidades como el Mejor Detective del Mundo, tiene encontronazos con los representantes de la ley que recelan de su persona, y pronto la parte esotérica de la historia sale a la luz. Sin embargo, parece como si Niles metiera todos esos elementos a la fuerza, como si se viera obligado a utilizar personajes del Universo DC para mantener al lector de superhéroes enganchado en la trama y no hacer que duden de si se trata de un cómic de Batman o de una historia más sobre magia y otros mundos aderezada con muertos vivientes. No me encaja la imagen que nos muestra el guionista de un Batman que se vuelve débil de repente, o que nada más empezar la historia comienza a tener dudas acerca del sentido de la vida. Todo está demasiado dirigido, y eso le resta impacto a los momentos en los que Niles pretende dar un giro para sorpender al lector.

El apartado gráfico la verdad es que me ha gustado bastante en líneas generales. A Scott Hampton se le puede echar en cara, como he comentado, que abuse tanto de las viñetas de una página o a doble página, pero su estilo es completamente acorde con la temática. Los zombis de Hampton sin auténticos cadáveres en movimiento, con huesos rotos, partes de su anatomía desprendidas o putrefactas, expresiones mortuorias. Ése es su mayor mérito, porque las partes de acción son muy sosas, y no me acaba de transmitir el drama y la oscuridad que pretende con sus dibujos en las partes en las que el Caballero Oscuro está en aprietos.

En definitiva, un cómic editado en un formato caro y casi me atrevería a decir que de lujo, pero cuyo contenido no acompaña a la calidad de su continente. Una historia muy anodina, que cuenta con Batman de la misma forma que podría contar con cualquier otro personaje DC sin superpoderes. Lectura ligera que va al grano y avanza sin muchas pretensiones. No lo recomiendo a nadie, quizá sólo a los muy fans de Niles.

4.5/10
(A medio camino entre Regulero y Aceptable)
Reseñas relacionadas:
Joker
All Star: Batman y Robin
Batman: Año 100
JSA: Los Archivos Libertad
Los Muertos Vivientes #8

3 comentarios:

Yota dijo...

Me lo leí en el pc hace unos años y no me gustó nada, Creo que Niles es un escritor sobre valorado en demasia.

Hampton me gusta, pero aquí tampoco está muy acertado.

Miguel N4 dijo...

No creo que Niles esté tan sobrevalorado. No es un autor que mucha gente conozca, y tampoco cuenta con una legión de seguidores. Se ganó su fama gracias a los cómics y adaptaciones al Noveno Arte de zombis, pero ya está.

Eso no quita que sea un cómic decepcionante. Niles naufraga porque no se encuentra en su salsa.

Anónimo dijo...

wowj ijoan Porn afluqv k vo w uip

Related Posts with Thumbnails