2 de noviembre de 2009

Crónica del Mundo Idiota

Sí, hombrecillos extraños, un servidor se fue uno de los muchos que asistieron el pasado sábado día 31 de octubre al festival Mundo Idiota en La Riviera, la sala de conciertos de Madrid. Y hasta allí me fui con el BatCorsa, estuve acompañado de Víctor Mutenroshi, que no se pierde una el chaval y dos amiguetes suyos de Toledo, el Chino y Yesuscraist.

Al festival le teníamos echado el ojo desde hacía un montón de meses, y la entrada estaba comprada desde hacía también unas cuantas semanas, así que no podíamos permitirnos el faltar a la cita, y la verdad es que toda la espectación que nosotros mismos generamos en torno a ese acontecimiento, se vio compensada de pleno después de visto lo visto.

Abrió la tarde a las 18:00 en punto El Hombre Linterna, de una forma tan puntual que la cola era tan larga y los de la puerta se lo tomaron con tanta tranquilidad que fuimos capaces de entrar cuando ya habían empezado y estaban cantando la canción de Vicky el Vikingo (que, con todos mis respetos, yo siempre he creído que, o es una niña o es un poco sarasa así como Tintín). La verdad es que no me decepcionó la actuación de este grupo que se ha ganado la fama a base de cantar canciones de openings de series de dibujos animados y estar compuesto por parte de los de la plantila de El Hormiguero, programa de Cuatro. Más que decepcionarme, me llevé una grata sorpresa al comprobar que en directo son mejores de lo que cabía esperar y que su estilo concuerda perfectamente con las canciones originales. Se portaron bastante bien con el público, dándole mucha bola al público hasta tal punto que el cantante hubo un momento en el que se bajó con los de la primera fila en plan colegueo.

Cantaron, que yo sepa, todo su disco, Cartoon Rock!, incluyendo la canción de Dragon Ball, aspirando a la nota de Legendario en este blog (algo que sólo pueden decir ellos y Animetal, pues para aspirar a un Legendario en Cabronos Extraños es obligatorio tocar la mejor canción de la historia, la del opening de Bola de Dragón, evidentemente). Durante toda la segunda mitad de la actuación se dedicaron a darle un poco más de protagonismo a cada uno de los miembros de la banda, pero tuvieron un pequeño error y es que hicieron una "broma" haciendo el amago de tocar una canción del puto reguetón y la verdad es que a mí me cabrea el mero hecho de oír un poquito de eso. Estuvieron bien salvo ese detalle. Tuvieron que luchar con un público un tanto frío al ser el primer grupo en tocar pero al que despertaron enseguida gracias a temazos como el de Sílbame (de Willy Fog) o el opening de Campeones. Cerraron con la fantática Fraggle Rock. ¡Tocaron Dragon Ball!

- 6/10 -

Los segundos en actuar fueron El Reno Renardo, a los cuales tenía muchísimas ganas de poder ver en directo. Me llamaba mucho la atención el ver cómo sería el proyecto de una única persona transformado en un grupo con canciones originales y versiones de rock y letras frikis. En general, estuvieron muy, muy bien. Tocaron sus temas más sonados, como Camino Moria, Hasta la Polla, Ctrl+Alt+Supr o Crecí en los Ochenta. Siempre hay alguna que te pueda faltar, pero la verdad es que la selección fue muy buena y cogieron temas de sus dos álbumes, lo cual me pareció un acierto completo y absoluto.

La puesta en escena del Reno está muy bien, salen los cuatro con sus camisas hawaianas de colorines y se mueven por todo el escenario, pero la calidad del sonido fue decepcionante. Supongo que la culpa fue de los técnicos de sonido o algo así, pero la voz de Jevo no se escuchaba nada bien mientras que las guitarras atronaban por encima de la batería, el bajo y la propia voz. Por otro lado, el cambio de escuchar las canciones "adornadas" con el teclado a ser interpretadas en directo con los solos de guitarra y demás hace que suenen un tanto más fuertes, más rockeras, y eso es algo que se agradece. Si quien tuviera la culpa del mal sonido no hubiera fallado ahí, habrían superado con creces a los siguientes.

En cuanto al trato con el público, salió un tipo vestido de reno tirando caramelos, Jevo se marcó algunas bromas muy brutas como la "Hola, Alcorcón" o "Así no vais a conseguir los Juegos Olímpicos nunca". Eso sí, creo que se pasó de la raya con tanta vuelta de repetir el estribillo de mil formas diferntes de Espera Farru Que Me Quito, que nos hizo cantarlo con todas las vocales del abecedario y gritando cada vez más. Se agradecería en un concierto largo, pero en un festival en el que estás deseando escuchar las canciones del grupo en directo, deberían haber reducido un poco el relleno.

- 7/10 -

En tercer lugar vinieron Mamá Ladilla, a los cuales era la segunda vez que los veía en directo en ocho días después de que actuaran en el Intercampus, aquí al lado, en Ciudad Real. E hicieron el mismo concierto que yo vi, exactamente el mismo pero un poquito más rápido, a lo mejor iban mal de tiempo. No coincido en absoluto con Víctor Mutenroshi en que Juan Abarca es un soso en el escenario, porque a mí me parece un tío cachondísimo, los gestos que hace con la cabeza, con la cara, la forma de moverse tras el micrófono mientras tocaba, su coordinación con el bajista, muy bien, me gustó mucho.

La verdad es que, de los cuatro grupos que actuaban, Mamá Ladilla es el que más te inspira a moverte y a bailar, nos fuimos un poco más adelante pero lo agobiante que se estaba nos fue echando poco a poco hacia atrás. Las mejores partes eran aquellas en las que enlazaban una canción detrás de otra de forma que mantenían al público siempre metido. Eso sí, fue un concierto que disfrutaron muchísimo más los fans del grupo que los que estábamos allí "porque nos gustaban todos". Aún así, se nota que Mamá Ladilla es el grupo con más tiempo en los escenarios de los cuatro, las tablas se notaron y las canciones se disfrutaron todas ellas.

- 8'25/10 -

Por último, lo mejor de toda la noche, Los Gandules hicieron acto de aparición después de la actuación de Escafandra (vamos, ellos mismos disfrazados ya haciendo el payaso haciendo que me partiera de la risa). Esperábamos ver a los dos sentados en el sillón tocando las guitarras y cantando, pero llenaron el escenario de gente, pues nada más empezar presentaron al teclista, al baterista y al bajista que les acompañarían, también a la mujer que les hace los coros y, un par de canciones más tarde, a Los Artistas del Gremio, una charanga que puso un puntito musical más a una actuación que, ya de por sí iba para ser fantástica.

No sólo las canciones de Los Gandules son perfectas para arrancarte una carcajada (en directo, mucho mejor, eso ya os lo digo yo), sino que ellos son unos cracks que se ponen a hablar y a soltar chascarillos y se meten al público en el bolsillo. Bromas sobre Guti y Ramoncín (sobre todo de Ramoncín), y coñas improvisadas cada vez que había una pausa entre canciones. Tocaron los temas más sonados y les dio para presentar uno nuevo con la música de la película de Mary Poppins (Supercalifragilisticoespialidoso). Sonaron genial, con la charanga detrás de ellos siguiendo las bromas de la pareja que llevaba la voz cantante y dejándose llevar por la guasa y el buen rollo que tienen Los Gandules en directo. Francamente quedé encantado, es cierto que no es un concierto de ir a pegarte empujones en las primeras filas, pero sí para corear las canciones, reírse y disfrutar del espectáculo. De los mejores que yo haya visto en directo.

- 9'75/10 -

En general, un espectáculo total y absoluto, el viaje mereció la pena.

2 comentarios:

Las Entidades dijo...

Dios, que festival, madre ... sólo el cartel ya es orgásmico.

Un concierto de Los Gandules... que suerte tienen algunos, señor. A ver cuándo narices sacan nuevo disco, que estamos expectantes.

Miguel N4 dijo...

Como en el último disco metan la canción que dije que presentaron en el concierto, promete, y mucho.

El festival, genial, y de suerte nada, que la entrada era barata, pero bien que me lo tuve que currar para ir desde mi pueblo hasta Madrid y volver XD

Related Posts with Thumbnails