17 de julio de 2011

Las 20 películas que deberían ver Cabronos Extraños [II]: El Fuego de la Venganza

La segunda pelícua de esta Gran Saga Extraña fue una propuesta de parte de Goku Junior, el cual tiene un blog muy chulo, y un tumbilir de esos que están ahora de moda y que tanto daño han hecho al humor del usuario medio de Internet con las estupideces esas de los memes hechos en el Paint.El caso es que el amigo Sebas me vendió la película como un drama del que poco más y saldría emocionadísimo de mi habitación a abrazarme a la pata de la mesa camilla del salón para llorar desconsoladamente por lo bonito de la historia. Por supuesto, la película es una mierda como un castillo de grande, porque todo gira en torno a una ninia repelente como ella sola, hija de una familia de gente con el dinero por castigo en México, y que tiene como guardaespaldas al fuerte y responsable, a la par que torpe y pateable, Denzel Washington.

La película va de que un mexicano ricachón contrata a Denzel Washington como el protector de su hija rubia, molestosa, preguntona y odiosa, porque el tío tiene más dinero que pesan él y la mujer (también rubia y norteamericana, esto de los clichés es un no parar) juntos. Pero claro, no todo es color de rosa, porque Denzel Washington es un señor al que le gusta mucho el alpiste desde que estuvo haciendo la Ruta del Quijote, y se aficionó a irse de botellón al INEM de Ciudad Real y a beber como si no hubiese un mañana el vino malo de las garrafas que venden en las cooperativas de Valdepeñas. Eso sí, como es un poco hombre blandengue (esta película, por tanto, no podría haber contado con los amigos del Fary en la BSO, que hacen una canción totalmente ridícula que se repite una y otra vez durante el último cuarto de hora de película, así como en los créditos de esta), al final le acaba cogiendo cariño a la ninia, e intenta que se haga nadadora, porque el Gobierno de México se ve que quería nacionalizar a alguna chica para ver si rascaban alguna medalla en los Juegos Olímpicos en natación contra Estados Unidos y Australia.

Por supuesto, como a Denzel Washington le gusta más empinar el codo que al entrenador borracho de Mark Lenders, al final le acaban secuestrando a la ninia, y se coge un cabreo que no puede con él, y cuando se entera que el inútil del padre no fue capaz de pagar el rescate, descubre que él para lo que realmente vale es para matar gente. Pues oye, no sé qué haces aguantando niñosmierda, pudiendo irte a matar todo tipo de masillas a cualquier película decente, y no a esta pastelada aburrida en las calles de México (¿y por qué cuando se graba en México usan cámaras diez años más viejas de lo que deberían y salen unos colores tan feos?).

La segunda mitad de la película va de ver al llorón de Denzel Washington matar gente (y lamentarse porque le quitaron a la ninia), y no darle "por mala, por mala" a la madre de esta, aunque la tenía en el bote desde el minuto uno, hay que ser ceporro. Un tostón, porque cuando se enrabieta, y empieza con el trajín, sabes de sobra cómo acabará todo, porque los guionistas no han presentado muchos personajes, y a alguno se tendrá que cargar Denzel Washington (hermano adoptivo de Belinda Washington, afamada presentadora de televisión española) que impacte en el público.

Conclusión, huid de ella como de la peste.


2 comentarios:

GokuJunior dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con esta reseña peliculera que he leído entera, esta es un peliculón que todo el mundo tiene que ver.

Miguel N4 dijo...

¿Peliculón? Es un mierdolo, macho...

Related Posts with Thumbnails