15 de abril de 2011

Guía de supervivencia para los Real Madrid-Barcelona que se avecinan


¡Hombrecillos extraños! A la vista de la -esperada- clasificación del Real Madrid para las semifinales de la Champions League, y de que los ucranianos no eran ni la cuarta parte de la burra que nos vendió Guardiola durante la semana anterior, ya podemos afirmar que se nos vienen encima 4 Real Madrid-Barcelona.

El señor Nacho Nebot, se puso en contacto conmigo para ver si podíamos hacer una guía de supervivencia para estos días, y ya sabéis que en este blog hay cabida para todo, así que vamos a darle paso al grannnnnde donde los haya Nacho Nebot.

Salud camaradas extraños (¡extraños!), vuelvo a hacer aparición en este reducto merengón y heavy para dar un poco de fuste al mismo, y de paso tocar un tema que ahora mismo preocupa a cualquier hombre de bien en este país.


Y es que, a no ser que hayas pasado los últimos 2 meses en Marte (y ni aun así) sabrás que desde el próximo día 16 de abril hasta el 3 de mayo, van a jugarse 4 “partidos del siglo” lo que, a parte de demostrar que los siglos ya no son lo que eran, puede acabar con la paciencia y/o el saber estar de cualquier aficionado, por muy preparado que se crea,

Pero en Cabronos, siempre pendientes de la actualidad más rabiosa (!no os riais, bastardos¡) hemos decidido publicar una “Guía de Supervivencia” para uso y disfrute de la muchachada, y encima la vamos a dividir en dos, para que haya un poco de todo, sí, os queremos demasiado que le vamos a hacer. Y sí, el concepto está fusilado de Gravina82, ¿y qué? seguro que ellos también se lo copiaron a alguien y además, puestos a copiar, mejor copiar a alguien con gracia y desparpajo que no a cualquier advenedizo sin criterio ni referencias, como por ejemplo Regular Tirando a Mal... vamos, digo yo.

Al turrón :

Acumula papas, ganchitos, cola, papel higiénico y demás productos de primera necesidad, vamos, lo necesario para poder subsistir durante unas 3 semanas, porque como al Madrid le de por hacer la gracia, igual está bastante jodido ir al Mercadona a comprar. Hay que prevenir, chatos.

En realidad, todas las amas de casa que se encarguen de las compras domésticas deben estar deseando que gane el Real Madrid, porque los culés, en cuanto ganan cualquier partidillo, les da por tirar petardos a todas horas del día. Es la primera vez en la historia que parece que se ponen a la altura del club con más palmarés de España, no me extraña tanta histeria en las celebraciones.

Empieza a crearte cuentas nuevas de Facebook y Twitter (¡si usas Tuenti que te den!) más que nada para poder entrar sin exponerte a las burlas del equipo rival, que la gente va siempre a hacer daño.

Y apaga el móvil desde la previa del partido hasta un buen rato después de que acabe. Hay gente que cree que es más importante contactar contigo para hablarte del Clásico y de las tres Copas de Europa que han ganado, que centrarse en disfrutar del fútbol.

En la parte de la acumulación de víveres, es muy importante que compres varios bidones de Almax, te hará falta para poder soportar Punto Farlopa, Futboleros, y demás caspa de pseudebate que puebla la noche deportiva, así como para poder ver (sin vomitar) las imaginativas portadas con que nos deleitará ese señor tan Indacente que dice que se va pero que todavía no se ha ido, amén del enésimo editorial de Relaño diciendo lo malo que es el Villarato, el Platinato, los Illuminati y el Club Bildenberg.

Además, están las trolas totalmente parciales de la prensa mamadora del movimiento de la falsa modestia guardiolista encabezadas por el Sport y el Moco Deportivo. Por supuesto, entre tanto vívere, deberás añadir un saco de 100 kg de pipas, porque todo el mundo sabe que los que comen pipas saben más del deporte rey.

Tema parienta(s). Complicado, dado que la técnica de la clonación todavía no está lo suficientemente avanzada (solo funciona con ovejas, y no siempre) aquí sí que podemos tener un problema. Desde ya te digo que desistas de hacerle entender la importancia de cada uno de los 4 partidos, porque ella solo oirá “...bla, bla, bla...este es OTRO partido de fútbol... bla, bla, bla...”, así que tendremos que apelar al sigilo y a las técnicas “undercover”. Otra opción, es trincarle el móvil a la susodicha y llamar a sus amigas en plan “pues aquí Mari Nieves está un poco 'plof', así entre tú y yo, llámala para quedar y tal a ver si le subes el ánimo, pero NO le digas que te lo he dicho yo, ¿eh?” es una técnica rastrera en grado sumo, pero oye, igual funciona.

Descarta también la huida de la casa en un momento de descuido, cuando vuelvas, es probable que no vivas el siguiente partido, y no me refiero al sentido de “disfrutar”, ya me entiendes. Si aún no vives con tu parienta como Gentleman Nebot, intenta mirar sus contactos en redes sociales para ver si alguna amiga cumple años en estas fechas e intenta que no se le pase ese evento por alto, para que pueda tener una “noche de chicas” y tú veas el partido más importante del siglo... cuatro veces. El chantaje es el método de pagafanteo más rastrero que existe, solo recomendado para los menos hábiles en la técnica del escaqueo o visitarás demasiado a menudo esos bares tan horrorosos donde no han oído hablar de Lemmy en su vida, ni ponen pinchos con las cañas.
Pasemos ahora a una parte muy importante del tema, ¿con quién ver el (los) partido(s)?. Hay que tener cuidado, ya que una mala elección del personal te puede hacer lo mismo que poner a Milito de central, piensas "total, ¿qué puede salir mal?" y a los 5 minutos ya has pensado 15 maneras diferentes a la par que dolorosamente imaginativas de matarlo. Es FUNDAMENTAL, permíteme que te lo repita FUNDAMENTAL ver los partidos con alguien al que le interese mínimamente el fútbol, desgraciadamente (o no) esto último descarta a buena parte de las novias y/o al típico amigo fucker que tenemos todos al que no le interesa el fútbol porque son “22 tíos en calzonas detrás de un balón” , y si crees que exagero prueba a intentar ver el partido con comentarios del tipo “¿pero estos no habían jugado ya?” , “¿y ahora por qué juegan otra vez?” , “pues no lo entiendo, ¿siempre juegan estos dos o qué?, ¿es que no hay más equipos?”. Por mucho menos que esto se han roto matrimonios, no digo más.

En realidad, solamente tienes dos opciones para ver un partido de fútbol. Como todo el mundo sabe, el fútbol no es una cuestión de vida o muerte, es algo mucho más importante que eso. Vale, eso lo dijo Bill Shankly, pero refleja claramente cuál es la idea que os quiero transmitir. Así que os quedan dos salidas. La primera, la más socorrida, es la de irte al bar con tus amiguetes a ver el partido. El gran problema es que últimamente en los bares dejan entrar a cualquier tipo de individuos, sobre todo a esas molestas personas que animan al equipo contrario, ¡y se meten con el tuyo! ¿Quién les ha dado derecho a tocarte las narices? Para evitar tener que aguantar a tanto sínsolo que existe en este mundo, te queda la segunda opción, y es que, ya que has hecho acopio de patatillas, frutos secos, pipas y demás galguerías de la sección de salados del supermercado, quédate en casa, enciérrate delante de la tele con el Tiempo de Juego puesto a todo trapo y disfruta del cambio de ciclo y los últimos pasos a la Décima.

Tema apuestas. Si aparte de futbolero, eres de los que les gusta apostarse algo siempre puedes probar en cualquiera de las webs esas tan bonicas que hay por ahí, que hay una en la que sale Maldini (el calvo, no el italiano) y todo. Y también está el tema de hacer apuestas absurdas con tus amigos merengones. ¡Ah!, apuestas, fútbol y amigos, multitud de grandes momentos del humor han salido de esa combinación, sé imaginativo que lo de disfrazarse de mujer o correr en bolas por la plaza del pueblo está muy visto.

Obliga a los culés a pagar sus apuestas. Todo el mundo sabe que el hincha madridista es una persona de palabra, que las pocas veces que ha perdido, ha pagado lo que ha debido. Eso sí, parece que la horrorosa combinación de colores azulgranas que lleva en la camiseta el equipo rival los acobarda hasta tal punto de morir por la boca (¡demasiado Dani Alves suelto hay por ahí!). Eso sí, si eres aficionado al Barcelona, te aconsejo que apuestes por el Madrid, que se paga más, y así cuando os explote el merengue en la cara no os va a doler tanto si os habéis llenado de billetacos los bolsillos. Avisados estáis.

Bueno, pues hasta aquí, si seguís mínimamente los consejos anteriores es muy posibles que salgáis del maratón con la salud mental intacta (bueno, o por lo menos no peor de lo que la teníais antes) y hay muchas posibilidades que vuestra novia y/o amigos os sigan hablando.

Y si no os hablan, es porque son culés y están llorando y rumiando que la Supercopa de España también cuenta como título importante a ver si este año empatan con el Madrid en eso. Pasad de ellos y buscaos otros amigos y una novia buena gente, madridista, y con una foto de Raúl González encima del cabecero de la cama en vez de al Cristo apaleao ese que les da por sacar en estas fechas.

2 comentarios:

Ignacio dijo...

Prosigo con mi plan (lento pero seguro) de trepar en Cabronos Extraños, a pesar de la burda manipulación de apartado gráfico del post, que sale hasta Don Raúl González Blanco, al que TIRARON del Madrid (sí Miguel, lo tiraron, la verdad jode pero curte) y demás parafernalia merengona...xD..

Miguel N4 dijo...

El señor Sánchez ha sido comunicado ya acerca de este hecho. Tomaremos medidas.

Related Posts with Thumbnails