3 de septiembre de 2008

Se merece una serie: Julian Sark

Seguimos con las buenas costumbres de pasar personajes del mundo de la televisión al cómic. Nada funciona mejor que esto. Mirad todo lo que vende el cómic de Buffy en Estados Unidos. Pues el nuevo bombazo también debería ser un spin off de una serie que llegó a durar hasta 5 temporadas. Desde Alias tenemos a... ¡Julian Sark!

EL PERSONAJE

Un tipo mezquino, chaquetero, con mala baba, y nunca con buenas ideas. En todo lo que duró la serie de Alias cambió de bando cada dos por tres y traicionó a todo el que se puso por delante. Eso sí, el tío era de los que estaban completamente convencidos de los inventos que hacía el tal Rambaldi, así que no perdía oportunidad siempre que podía ir a investigar algo relacionado con el "profeta". Además, es un buen luchador y tirador, vamos, un espía bien entrenado, de estos que te roba la cartera, la caja fuerte, a la novia o a la mujer y no te das ni cuenta (o no quieres darte cuenta con lo último). Un poco machista con eso de que tan pronto se ponía a pegarse empleando un arte marcial que sólo conocía él con una espía que con un tío que le doblaba en estatura. Los tenía bien puestos el rubito.

Malo como él solo.

Porque a eso es a lo que se dedicaba Julian Sark en la serie de Alias y eso es lo que se supone que haría en la serie que protagonizaría él en solitario. Un espía como de los que ya no quedan en la televisión (aunque sí en el mundo del cómic). Una suerte de mercenario que servía al país que mejor le pagara y cumplía las órdenes del más malo de todos los jefes que se iba cruzando por su camino. ¿Y si alguno le mandaba algo que no cuadraba con sus planes? Lo traicionaba y, a veces, se lo cargaba. También hay que reconocerle el mérito a Sark que se pasa por la piedra a una de las tías más jamelguísimas de toda la televisión: la sustituta de Sydney en la serie cuando ésta se queda embarazada, Rachel.

AUTORES

Como guionista está más que claro a quién hay que escoger, a Ed Brubaker, especialista en este tipo de cómics. Si Joe Quesada, el editor jefe de Marvel, le ha dejado sacar "Criminal" en el sello "para autores" de La Casa de las Ideas, de igual forma le podría dejar sacar este spin off de Alias. Incluso en el mismo sello, si tampoco pedimos tanto ni somos tan exigentes. Porque Brubaker es el hombre que ha sido capaz de llevar una serie durante una barbaridad de meses después de que muriera el protagonista y no camiarle el nombre a la cabecera ("Capitán América" debería haber pasado a llamarse "Los amigos del Capi y otros"). El bueno de Ed incluso cumple con el requisito de ser un escritor que vende con sólo figurar su nombre en la portada. Y eso no es todo, echad un vistazo, pero siempre que se han unido tramas de espías y demás conspiraciones con Ed Brubaker, el cómic que ha salido siempre ha sido bastante bueno. Imaginaos todo lo que podría llegar a hacer con el juego que dan los inventos de Rambaldi.

A mí se me cae la baba con los dibujos de Aja.

El dibujante puede ser lo que ya os haga ir a las oficinas de Marvel en Nueva York para pedir que empiecen a negociar ya con la tenedora de los derechos de los personajes de Alias. El autor patrio David Aja sería el hombre perfecto para dibujar los guiones de Ed Brubaker. Sólo hay que ver los resultados en ese número suelto de Lobezno y el pedazo de tomo que -espero- todos tengáis en vuestras estanterías de un personaje, a priori, sin mucho tirón como es Puño de Hierro. Pues ahora imaginad la calidad que puede tener un "Julian Sark by David Aja". Tremendo.

ARGUMENTO

Pues un cómic de espías en el cual se pueden ir intercalando poco a poco los secretos de las investigaciones de Rambaldi. Una idea buena a explotar sería que el propio Sark descubriera la existencia de un alumno aventajado del propio Rambaldi que fue un poco más allá con las investigaciones de su tutor y que consiguió inventar una máquina que permitía desplazarse entre mundos. No en el tiempo, sino entre mundos. Sark nunca dejaría pasar la oportunidad de hacerse con ese objeto tan poderoso. Por supuesto, siempre trabajando para una agencia de malos que se quieren cargar el mundo y enfrentarse a la CIA (que serían los buenos del cómic igual que en la serie, para no perder las costumbres).

Es más chulo que un ocho verde pistacho. Eso deja abierta la puerta a miniseries a parte de la serie regular con gente como Mark Millar.

Con un Brubaker inspirado en los guiones, se podría sacar una serie con muchos números y una duración de años, con lo que daría lugar a que se pudieran meter guiños a la vida de Sydney retirada del mundo del espionaje. O viajes accidentales al Universo Marvel, con los prototipos que fueran apareciendo a lo largo de la serie de la máquina original. No quiero ni pensar qué haría Reed Richards si el maloso de Sark se presenta en su salón. Yo no lo dejaría a solas con Sue, después de ver los resultados que obtiene con las rubias. O una visita al Universo Ultimate. Eso sí que sería digno de ver. Por lo menos habría un hombre de verdad (aunque sólo fuera de visita) en ese universo.

3 comentarios:

UltimateY dijo...

Hombre, yo creo que de alias, el secundario que realmente merece una serie es... MARSHAL! XD

Molaria mil :)

Nos leemos!

P.D.: Miguel, te acuerdas de lo de La semana de Batman?, no se me ha olvidado :p. Ya estoy trabajando en ello. Pronto, noticias.

Anónimo dijo...

...una agencia de malos inmortales que pueden regenerarse??

Miguel N4 dijo...

Estuve pensando en poner a Marshal, pero es que Sark es un chungo. Eso sí que es un espía y lo demás son tontunas.

Ah, y a mí el tema samurái que le han puesto en Héroes no me gusta en absoluto. Pero, en fin... No es que Héroes sea gran cosa (sobre todo esa castaña que es la segunda temporada)

Related Posts with Thumbnails