3 de abril de 2012

WrestleMania XXVIII, así lo vi yo

La noche del domingo al lunes se celebró el mayor evento de wrestling del año, el PPV más importante de WWE, y por supuesto, no pude evitar vérmelo. Vamos a hacer un repaso de todo lo sucedido, y os cuento mi opinión.

Daniel Bryan (w/ AJ Lee) vs. Sheamus

Combate por el World Heavyweight Championship. Por segunda vez consecutiva en la historia de WrestleMania, el ganador de Royal Rumble lucha en el opener del evento en vez de en el Main Event como era habitual en el modo clásico. Muchos pensábamos que iba a ser el combate que nos evitaron ver el año pasado por el United States Championship entre estos dos luchadores, ¡pero cómo nos equivocábamos!

Es tan habitual este final ya en WWE, que ni sorpren
de cuando lo hacen. Ridiculizar a un campeón heel haciéndole perder el combate en un movimiento. El árbitro decreta el comienzo del combate, Bryan le da la espalda a Sheamus para besar a su novia (ficticia) AJ, y Sheamus lo recibe con un Bycicle Kick para lograr la cuenta de tres. Lo dicho, ni sorprendió (porque no es algo raro), ni me gustó que trataran así a un campeón al que no han permitido mostrar su auténtica valía en el ring como es Daniel Bryan.



Kane vs. Randy Orton

Un combate prácticamente sin historia, que en WWE
se sacaron de la manga para poder tener al Kane enmascarado y a un ME como Orton en un combate en solitario. La verdad es que hubiera deseado que tuviera alguna estipulación especial para que el gimmick maligno de Kane hubiera lucido más contra Randy Orton (muy ovacionado, incluso sin llegr muy over al combate).

Falsos finales, movimientos personales de uno y
otro, y la completa incertidumbre sobre quién vencería, derivado de haberse sacado el combate, casi de la manga en las semanas previas a WrestleMania. Por el resto, me ha gustado que ganara el heel, sobre todo aplicando un Chokeslam distinto al habitual, haciendo notar que Orton no es tan fácil de vencer.



Cody Rhodes vs. Big Show

Combate por el Intercontinental Championship. Tras la salida de Rhodes al cuadrilátero, se nos mostró un vídeo en el que aparecen todos los combates ridículos que ha tenido Big Show a lo largo de todas las ediciones de WrestleMania, así
que hizo prever que el gigante podría alzarse con el título al final, haciendo justo lo contrario en el combate de esta noche.

Cody Rhodes debe subir ya al ME de SmackDown!, ya no tiene el cinturón del IC Title, y en la empresa deben ser consicentes de que este luchador n
o puede estar en combates secundarios, sobre todo porque ahora mismo está en una forma envidiable, y ha vendido un combate contra Big Show bastante bien (algo nada fácil, por cierto). Por lo menos, Rhodes sabe dar combates distintos adaptándose al rival. Aun así, un combate cortísimo.



Beth Phoenix & Eve vs. Kelly Kelly & Maria Menounos

Combate por parejas entre dos Divas heels de la em
presa, y la top babyface acompañada de una famosa de turno. La presentadora griega Maria Menounos hizo lo que pudo en el combate, y se la notó muy sobreactuada, intentando imitar algunos gestos típicos del wrestling.

Kelly Kelly y Beth intentaron algunos movimientos e
speciales, pero el final era extremadamente previsible, habiendo una famosa no-luchadora en el combate. Por cierto, a mí la Menounos me vale, incluso más que Kelly Kelly (que se ha puesto musculosa de más).



Triple H vs. Undertaker

En la primera hora del show, WWE ya había finiquitado casi todos los combates al margen de los tres más esperados de la noche. Está claro que McM
ahon sabía qué era lo que pedía el público, y en qué tenía que cargar las tintas a la hora de generar espectación.

La primera sorpresa fue el tener a Jim Ross comentan
do el Hell in a Cell. Sumando la estipulación, a la presencia de Shawn Michaels como árbitro invitado, y a la emoción de la racha de 'Taker, ponían el combate muy, muy over. La entrada de Triple H, ni de lejos tan sorprendente como la del año, pasado, pero esta vez, lo que nos interesaba era volver a ver a Dead Man entrando a un cuadrilátero. Aunque a mí me costó muchísimo acostumbrarme a su nuevo aspecto. Por cierto, tuvo entrada hasta la jaula, con The Memory Remains, de Metallica, una banda que ya es muy habitual escuchar en WrestleMania.

El combate fue de menos a más. Comenzó como un combate típico de Hell in a Cell, pero las dos bestias que estaban dentro de la jaula comenzaron a golpearse con todo lo que tenían. Es increíble cómo Triple H y Undertaker son capaces de sacar una crueldad especial cada vez que se lo proponen. Por supuesto, el papel de Shawn Michaels, intentando parar todo, y Undertaker negándose. Aún no entiendo por qué el papel de HB
K intentando que uno y otro no se destrozasen, cuando Michaels siempre ha estado al servicio del espectáculo, pero me ha gustado muchísimo que sufra con cada falso final que provocaban ambos sobre la lona.

Tal y como se preveía, épico enfrentamiento, e inclu
so me sorprendió porque dieron mucho más de sí de lo que yo esperaba. Sin duda, hasta el mo mento fue lo mejor de la noche. No era muy complicado, pero sí que me puso los pelos de punta el ver cómo Undertaker conseguía el 20-0 tras un



Team Johnny vs. Team Teddy

El combate de marcas. Un Elimination Tag Team Match es lo que me hubiera gustado de verdad, aunque me sorprendió por su duración, porque la verdad es que no esperaba que estuviera tanto tiempo en pantalla. Parece que WWE se ha tomado más enserio todo el tema de los dos General Managers que yo, y la verdad es que uno de estos combates siempre es bastante atractivo, con muchos luchadores metiéndose por medio, combinando jobbers, midcarders y uppercarders.

El típico momento en el que salen todos los faces a dar cuenta de los heels en ringside en esta ocasión ha sido una de las mejores, y también el inesperado momento de protagonismo para Zack Ryder (atuendo conmemorativo incluid
o). Eso sí, nada quita que el final fuera muy fácil de anticipar, ya que en las diversas webs especializadas han estado anunciando diversas novedades relacionadas con John Laurinaitis, con lo que iba a ser bastante extraño que no se llevara la victoria.

Pobre Zack Ryder, es un pringado, pero mola.



Chris Jericho vs. CM Punk

El combate más prometedor, en cuanto a wrestling, de la noche. El WWE Championship en juego, con el auténtico portador del espectáculo y del wrestling, Chris Jericho, y el nuevo favorito de los aficionados, CM Punk. Un Dream Match en toda regla.

Si en el combate entre Undertaker y Triple H tuvimos a ambos luchadores gritando y hablando, en este, con Jericho siendo el auténtico héroe de las provocaciones, tuvo un comienzo de combate espectacular, sacando de sus casillas a Punk. Aunque, claro, cuando la cosas se empezó a poner seria, Y2J demostró que no es, ni mucho menos, manco en esto del wrestling. El combate no fue entre dos colosos y dos leyendas, sino entre d
os de los mejores luchadores de la historia de WWE. Uno ha escrito ya gran parte de la historia, el otro la esta escribiendo.

Lo mejor es que los dos supieron mantener al público en vilo, y era obvio que uno podría vencer al otro, y sus técnicas podrían hacer que el otro cayera rendido. Pero en el último minuto, uno y otro se recuperaban, o evitaban qu se acabar
a el combate.



John Cena vs. The Rock


Comienza tras una actuación vergonzosa de una banda de cuyo nombre prefiero no enterarme, porque vaya castaña pilonga para empezar un combate que debería ser por todo lo alto. Por lo menos, Cena sabe llamar suficiente la atención sobre sí mismo como para superar el bajón del principio. Me llamó especialmente la atención la división casi exacta al cincuenta por ciento de opiniones entre aplausos y pitos contra John Cena.

Por lo menos, la entrada de The Rock sí vino precedida de una actuación musical acorde con el show y con su personaje. Aun así, demasiado largo en ambos casos.

El combate estuvo espectacular. Es cierto que The Rock ya no es aquel capaz de levantar un show como antes, porque su físico no es el mismo de hace unos años cuando podría derrochar fuerza para un par de movimientos clave en el momento en el que decayera todo. En cierto modo, el combate nos mostró a un The Rock demostrando que es capaz de derrotar a Cena, y luego las cosas se equilibraron hasta que del intercambio de movimientos de firma de cada uno, acabó en un "yo te pego, descansamos, y ya me pegarás tú".

Hacia el final, con un The Rock derrotado anticipando su posible derrota fue un poco decepcionante. Todo consistía en ver cómo Cena se sacaba de la manga un golpe suficientemente fuerte como para que el otro se rindiera, y The Rock aprovechando los momentos de debilidad de su rival para intentar venirse arriba. ¡Era el momento perfecto para el turn heel de Cena! Justo en ese momento. Yo creo que, por fin, lo tendremos. Instantes de suficiencia de John Cena, intentando imitar a The Rock, resurgir de Rocky, y Rock Bottom para acabar el combate.

En definitiva, un Main Event con pequeños momentos que arrancaban algo de esperanza, pero en el que los dos fortachones se pasaron largos minutos parados, tumbados en el suelo, o esperando a ver a quién le animaban más. Pero claro, era un The Rock contra Cena.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Y vuelve Brock!
Para WM29 Austin vs CM Punk.
La corrición.

DRJ dijo...

A mi me parece muy bien que hagan shows de wrestling low cost, pero que no los llamen Wrestlemania. Las historias (si es que las hay) son mierda porque no se sostienen y en cuanto a puesta en escena no se hizo nada salvo la tontada de los aviones del principio, unos cohetes y las dos vergonzosas actuaciones musicales del main event que fueron lo más patético que le he visto hacer a la WWE en un PPV. No hubo ninguna entrada espectacular, sorpresas mínimas y lo del opener fue una puta vergüenza. No puede ser que un combate de relleno, o incluso las propias entradas de los luchadores duren más que un combate por un titulo.

Related Posts with Thumbnails