15 de octubre de 2008

Se merece una serie: Elijah Price (El Hombre de Cristal)

Muchos de vosotros, hombrecillos extraños, estabais ya echando de menos quevolviéramos al cine. Y lo hemos hecho acordándonos de una de las mejores películas acerca del cómic que jamás se hayan hecho: El Protegido. Antes de que os lo preguntéis, la respuesta es "no", no vamos a pedir una serie para el personaje de Bruce Willis, ¡nosotros queremos una serie dedicada al villano de la historia, Elijah Price!

EL PERSONAJE

El Protegido es una película que trata sobre un hombre que descubre poco a poco sus poderes y acaba convirtiéndose en un defensor (o superhéroe). Como todo héroe, tiene que tener una némesis, y la némesis perfecta de Bruce Willis es Samuel L. Jackson... quiero decir, Elijah Price. Un tipo que se rompe un hueso cada vez que se da un golpecillo de nada. Un señor medio viejuno que tiene que va con un bastón o con una silla de ruedas ahí haciendo sus villanías y que se busca el hobby de hacer que un tipo superfuerte se enfrente a él. Las cabezas de los supervillanos nunca se han caracterizado por estar muy bien puestas sobre los hombros de estos, de nunca, vamos. Y, en un alarde de originalidad, Elijah se considera a sí mismo como "El Hombre de Cristal". Que digo yo, ya que te pones un nombre de villano de cómic, búscate algo que meta miedo, o que por lo menos deje entrever que eres peligroso y que te gusta matar gente, extorsionar, robar bancos y todas esas cosas a las que se dedican los villanos cuando no están haciendo un plan maestro para matar al bueno de turno. Pues no, él va y se pone una mierda de nombre.

Un friki al que le gustaban leer cómics y se vuelve villano. El pan nuestro de cada día, oiga.

Elijah Price no se ríe casi nunca. Digo "casi" porque los villanos sólo se rien con su risa malvada cuando han engañado al héroe de turno o cuando están seguros de que su plan maligno de conquista mundial va a surtir efecto con total seguridad y ya no tienen otra cosa de que preocuparse más que de ensayar su risa maquiavélica para cuando tengan que salir en las televisiones de todo el mundo (donde aún quede televisión después de haber acabado con toda la tecnología que puede evitar que lleves a cabo tu plan) partiéndose el pecho. Normalmente, este Elijah, también le gusta estar metido entre las sombras, porque a los villanos les gustó mucho la optativa de "Fotografía" en el Instituto de Malosos y así se sacan unos planos con la mitad de la cara iluminada, o sólo los ojos con su mirada asesina, que bien vale la portada de alguna revista especializada en el género.

AUTORES

Hay que considerar que el cliché de Elijah Price es el de un villano clásico, así que habrá que buscar un guionista que sea capaz de hacer unos cómics un poco chapados a la antigua para que, de buenas a primeras, no se dé el cante y nos saque al bueno de Elijah haciendo tratos con diablos para romper el matrimonio del protagonista. Por eso, me he decantado por Mark Waid, que hace unos meses le quitaron el nuevo volumen de "The Brave and The Bold" para dárselo a Straczinski y segurmanete podrá compaginar su labor en la serie de Flash antes de que también lo echen de allí. Waid es uno de los hombre que mayor conocimiento tiene del Universo DC y nos e me ocurre nadie mejor que él para condensar, en un mismo personaje, las personalidades de Lex Luthor, Brainiac, Dos Caras o el Capitán Frío (que es un poco cutre-villano, pero aún así algo debería aportar de él, porque luego sale un megalómano insoportable y lo que se busca es vender).

Dibujo de Michael Lark a su paso por la serie regular Gotham Central.

Para hacer los dibujos, no hay que escatimar en gastos. La serie de Elijah Price tiene un público bien definido al que hay que darle un dibujante con solera y con experiencia en otra serie regular de renombre al que todo el mundo conozca, como por ejemplo... ¡Michael Lark! El mismo tío que dibuja Daredevil en Marvel. Imaginaos el dúo que formaría con Mark Waid. Y además es alguien acostumbrado a sacar planos chungos de los villanos de Matt Murdock y compañía. Un dibujante al que le salen muy bien los cómics en los que hay tipos dándose de tortazos pero que tiene una narración capaz de sumirnos en la historia a los lectores. Ya oigo la risa del Hombre de Cristal con sólo imaginarlo.

ARGUMENTO

En los dos apartados anteriores casi ya he explicado de qué podría ir el cómic. Una gran idea sería la de empezar por "Los años que jamás fueron contados en la película" o algo así, con un nombre que enganche a la gente como lo fue "Sin past" y cosas así. El caso es ver cómo Elijah Price ha ido evolucionando como un malvado villano, llevando a cabo un montón de planes que han surtido efecto, hasta que se ha aburrido y se ha buscado una némesis como lo fue, en la película, Bruce Willis. A lo mejor, lo primero que hizo fue no estudiar para un examen de las tablas de multiplicar e ideó un plan para copiárselas al empollón de la clase, vete tú a saber lo que haga Waid con tanto potencial.

"Soy mu maaaaloooo"

Una posibilidad más sería la de resucitarlo en una especie de historia de "Cien años después" en la que Price ha sido capaz de hacerse un cuerpo semi-mecanizado que necesita de revisión técnica cada dos por tres y con el que es capaz de poner en un brete a la nueva generación de héroes de la ciudad. Ahí podríamos ver al nieto, o bisnieto, de Bruce Willis luchando contra él. Además, que Waid está acostumbrado a tratar con Flash, aquél que, a la menor oportunidad, le da por echar a correr y viajar en el tiempo. Pues mucho más divertido si se monta un par de viajes al pasado y al futuro para encontrarse con varias versiones de sí mismo (igual que hizo Moore con Tom Strong).

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails