13 de agosto de 2011

Reseña: Masacre, el mercenario zombi #1

Tu tienda de cómics en Ciudad Real
Título en España: Masacre el mercenario zombi #1: Cabeza viajera
Título en EEUU: Deadpool: Merc With a Mouth nº1-6
Formato: Tomo tapas rústicas, formato 100% Marvel, con sobrecubiertas, color, 192 páginas
Precio: 12.00 €
Editorial: Panini Cómics

Reseña:

Prácticamente, Marvel Zombies se ha convertido más en una línea editorial de La Casa de las Ideas que en un universo paralelo más del que se compone todo el conglomerado Marvel. Tanto es así que no solo tenemos multitud de miniseries y spin-off basadas en Marvel Zombies, sino que también uno de sus personajes, la cabeza zombi de Masacre, también ha dado el salto a tener su propia cabecera, eso sí, acompañado del Masacre de la Tierra 616, el Masacre original.

La última vez que vimos a la cabeza zombi de Masacre fue en Marvel Zombies 4, huyendo en una balsa adentrándose en mar abierto, con un futuro incierto por delante. Pues bien, las corrientes marinas hicieron que diera con su calavera en la Tierra Salvaje. Masacre -el original- es contratado por I.M.A. para intentar hacerse con la cabeza zombi, y que la agencia terrorista pueda utilizarla como un arma biológica, pero tiene que hacerlo antes de que se hagan con ella los agentes de Hydra (sí, en Marvel tan pronto están aliadas estas dos agencias, como son enemigas acérrimas). Así pues, Wade Wilson será enviado desde una estación espacial en órbita terrestre hasta la misma Tierra Salvaje donde se encontrará con Ka-Zar, con indígenas que le rinden culto a la cabeza zombi pensando que es una deidad, dinosaurios, agentes de Hydra y, por supuesto, una agente científica de I.M.A. infiltrada en Hydra, y que será tanto su enlace allí en la Tierra Salvaje como el objeto de la mayoría de los chistes verdes que se cuentan en este cómic.

De este tomo no cabe esperar otra cosa que se siga la misma línea que en las distintas series regulares que ha protagonizado Masacre a lo largo de los últimos años. Constantes conversaciones internas consigo mismo, situaciones absurdas, meteduras de pata cada dos por tres que harán que tanto el mercenario como el resto de los que lo acompañan vayan de lío en lío, una historia sencilla que se enreda a cada capítulo alargándose en el tiempo, etcétera. Es más de lo mismo pero, digamos, con una ración doble de Masacre, ya que no solo será el original el que vaya haciendo sus acostumbrados chistes de la cultura pop, sino que también tendremos los macabros chascarrillos de la cabeza zombi del Masacre del Universo de Marvel Zombies haciendo sus propios comentarios. Si a eso le sumáis la presencia de la exuberante rubia enseñando carne en cada viñeta, provocando las insinuaciones de ambos protagonistas, tendréis la fórmula completa de este cómic.

El guionista es Victor Gischler, el cual está muy al día en lo que a Masacre se refiere, ya que ha escrito varios cómics protagonizados por el mercenario marvelita anteriormente. El año pasado dio el salto a la primera línea de atención siendo el guionista designado para el relanzamiento de X-Men, con lo cual es uno de los más prometedores escritores con los que cuenta Marvel en la actualidad. De hecho, el tono general de este primer arco argumental demuestra que Gischler está más que acostumbrado a escribir sobre Masacre, ya que las alusiones al pasado reciente del personaje son más que abundantes.

A los lápices tenemos a Bong Dazo, un dibujante que hemos visto en breves arcos argumentales, o números sueltos, en las series de cómic de Star Wars o en Marvel. La única referencia que tengo de él en mi comicteca es la de su participación en algún tomo del evento galáctico Guerra de Reyes, y la verdad es que su trabajo me ha dejado muy contento. El dibujante filipino tiene un estilo plástico, muy cartoon y desenfadado, pero que le viene genial al tono de la serie en la que las muertes es algo completamente habitual. La verdad es que es uno de los puntos fuertes del tomo, ya que me esperaba que, al elegir un artista más o menos desconocido, en la editorial no buscasen nada más que cubrir expediente, pero les ha salido la jugada bastante bien.

Ahora bien, mi impresión final del tomo es que se está abusando demasiado de un personaje completamente cómico como es Masacre. En algún momento en Marvel descubrieron que el humor marvelita era muy del agrado de los aficionados y empezaron a plagar las estanterías de las librerías especializadas con cómics protagonizados por este antihéroe mercenario casi inmortal, y la frescura y la sorpresa que acompañaba a las apariciones de Wade Wilson se ha perdido por completo. Este primer arco de la serie cuyo nombre en Estados Unidos es Deadpool: Merc With a Mouth es bastante flojo y repetitivo con lo que se viene haciendo con el personaje en los últimos tiempos, lo cual es una pena, ya que si no tuviésemos en las tiendas una presencia tan fuerte de Masacre, este sería un cómic casi imprescindible para todo aquel que busque algo desenfadado y cómico.

Hay demasiados título por el estilo, y casi no hay emoción alguna en lo que sucede en las páginas interiores de este tomo. Si es tu primer cómic de Masacre (o si eres muy, muy fan del personaje), la nota se te hará bastante corta; en caso contrario, un aprobado le viene al pelo.

5.5/10
(A medio camino entre Aceptable y 'Tá bien)

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails